Vive con integridad cada día

Es importante evidenciar la integridad donde quiera que nos encontremos.

1.- Lectura Bíblica: Salmos 15:1, 2

2.- Versículo para memorizar:

"Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, y habla verdad en su corazón”. (Salmos 15:1,2)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

¿Debemos vivir en integridad? La respuesta a este interrogante que sin duda te habrás formulado con frecuencia, es definitivamente sí. La integridad identifica a los seguidores del Señor Jesús. Es como su sombra. Una actitud que está estrechamente ligada a su existencia. ¿Cuánto tiempo? Todos los días, en toda circunstancia. La integridad debe estar presente en todos los pensamientos y acciones de quienes somos seguidores del Señor Jesucristo.

Como lo podemos aprender en las Escrituras, constituye una actitud de vida que honra y glorifica al Padre celestial, como lo describe el salmista: “Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, y habla verdad en su corazón” (Salmos 15:1, 2. Ver Salmos 26:2).

Observa con detenimiento que andando rectamente, Dios se sentirá reconocido de ti, su hijo a quien Él ama.

Sin duda razonarás: “¿Qué hacer con mi naturaleza humana?” pensarás incluso que eres proclive a fallar. Sin embargo, no puedes justificarte en absoluto.

El hecho de que tu condición de persona sujeta a la condición de pecado, te quiera arrastrar constantemente, no puede llevarte a la resignación con una actitud similar a la que asume la mundanalidad. ¡Tú fuiste llamado a ser diferente! Jamás olvides que ahora eres cristiano y, como tal, llamado a ser íntegro. Es lo que se espera de ti en todo momento y bajo toda circunstancia.

Nuestras actitudes como cristianos se construyen a partir de asimilar las enseñanzas y ponerlas en práctica.

Recordemos lo que leemos en la Biblia: “La integridad de los rectos los encaminará; pero destruirá a los pecadores la perversidad de ellos” (Proverbios 11:3). Como es fácil deducir, ser íntegro guía al andar de hombres y mujeres. Por tanto, te guiará a ti.

Si algo debemos evidenciar es que la integridad tiene aplicabilidad en todo lo que hacemos, en lo personal y en la dimensión espiritual. Es posible, paso a paso, prendidos de la mano del Señor Jesús. Y si aún no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que no se arrepentirá.

4.- Puntos para el crecimiento personal y espiritual:

1.- Meditaré en la importancia que tiene asumir la integridad en mi vida como cristiano.

2.- Examinaré mi vida para determinar hasta qué punto la integridad está presente en mis pensamientos y acciones.

3.- Revisaré los textos bíblicos para evaluar de qué manera tienen aplicación para mi vida.

4.- Asumiré la actitud cristiana de caminar en el sendero de la integridad.

5.- Dependeré de Dios en todo momento con el propósito de experimentar crecimiento personal y espiritual.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1957


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | |








Los artículos más leídos

Si nos atrevemos a creer, Dios obrará Una de los principios más comunes en nuestro tiempo se fundamenta en ver para creer como fundamento para el desarrollo de su fe. Tales personas en muchas [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
oración, poder,
Que nada ni nadie nos roben el privilegio de orar Cuando pensamos en el Señor Jesús sin duda lo vemos muy distante a nuestra realidad. Hoy le invito para que piense en Él como un líder de nuestro tiempo. [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar