Una ruta bíblica para los milagros

Permita que Dios obre milagros en su vida

Base Bíblica: Lucas 17: 11-19

Introducción:

Millares de personas en todo el mundo se ven ahogadas por la falta de un milagro. Han luchado en sus fuerzas y han comprobado que es imposible alcanzar que lo imposible se haga posible.

Justamente cuando estamos atravesando por una situación así, desesperada, es cuando debemos volver la mirada a Dios. Él tiene ese milagro que usted está necesitando. ¡No levante barreras a ese mover poderoso del Señor en su vida y en la de su familia!

I.- ¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LOS MILAGROS? (vv.11-13)

1.- Un milagro comienza cuando hay una necesidad (v. 12)

2.- El milagro ocurre cuando aquello que necesitamos, humanamente es imposible de resolver.

3.- El milagro ocurre cuando renunciamos a luchar en nuestras fuerzas (v. 13)

4.- El milagro ocurre cuando reconocemos y nos rendimientos a un poder superior, el de Dios (v. 13)

II.- LA FE EN DIOS, EL ORIGEN DE LOS MILAGROS (vv. 13, 14)

1.- Dios es el autor de los milagros (vv. 13, 14)

2.- Dios es quien nos guía en el paso a paso de un milagro (v. 14 a)

“ (Jesús) les dijo: “Id, mostraos a los sacerdotes.”

3.- El milagro se produce en nuestras vidas cuando damos paso a la fe (v. 14 b)

“Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados.”

4.- Los milagros de Dios no se sujetan a la lógica humana.

5.- Prepararnos para un milagro demanda creer en un poder sobrenatural inexplicable.

III.- DIOS VALORA NUESTRA GRATITUD POR LOS MILAGROS (vv. 15-19)

1.- No podemos perder ni la gratitud ni la capacidad de asombro frente a los milagros.

2.- Dios no está obligado a hacer milagros. Los hace por su amor y gracia hacia nosotros.

3.- Ante los milagros, debemos ser gratos a Dios (v. 15)

4.- Es necesario reconocer a Dios quien hace posible lo imposible (v. 16)

5.- Si bien Dios no espera gratitud, porque Él sí conoce el corazón del hombre (Cf. Jeremías 17: 9), valora nuestra gratitud (vv. 17, 18)

6.- La fe en lo sobrenatural es el dinamizador de los milagros que produce Dios (v. 19)

Conclusión:

El Dios en quien hemos creído, es un Dios de poder y de milagros. Jamás podemos cansarnos de repetirlo.

Piense por un instante que muchas veces estamos en una situación crítica y a quien no recurrimos, aun sabiendo que tiene la solución, es a nuestro amado Padre celestial. Es fruto de nuestra actitud autosuficiente. Queremos resolver las cosas a nuestra manera.

Con base en el texto de hoy, hemos aprendido unos principios sencillos que consideramos, resultan infalibles si de milagros se trata. ¡Decídase hoy a creerla Dios!

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=10485


Publicado en: Sermones

Etiquetas: |









Los artículos más leídos

familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
Cinco actitudes para permanecer firmes en la fe Es el único atleta del mundo que siempre llega último, pero lo hace con una enorme sonrisa en su rostro. ¿La razón? Rick Van Beek ha participado en 50 [...]
Se deja dominar por sus emociones negativas “Cada vez que enfurezco, reacciono de tal manera que mi familia y todos cuantos me rodean, terminan pagando las consecuencias. Es como si mi mente quedara en [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar