Una oración que transforma todas las circunstancias

Cuando oramos, los milagros ocurre y se transforma nuestra vida personal y familia.

1.- Lectura Bíblica: Santiago 5:13-15

2.- Versículos para memorizar:

"Una oración ofrecida con fe sanará al enfermo, y el Señor hará que se recupere; y si ha cometido pecados, será perdonado.” (Santiago 5: 15. NTV)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

La historia de todos y cada uno de nosotros puede cambiar. De problemas a soluciones, de dificultades a bendiciones, de estancamiento hacia nuevos niveles. ¿De qué manera? A través de la oración.

A Sonia la sorprendió el médico cuando, al entregarle las placas radiográficas y otros análisis, le confirmó que padecía cáncer.

David recibió una llamada del banco. En la mañana, recién llegaba a la oficina. “No hay más plazo, señor Rodríguez. Ya que no podrá cancelar el crédito hipotecario, si apartamento irá a remate jurídico”. El hombre colgó el auricular y se sentó con el mismo peso de quien recibe el mundo entero sobre sus hombros.

A María Elena el esposo la abordó después de ver el noticiero de televisión en la noche. Estaba muy serio. Ni siquiera le tomó la mano, como siempre. Simplemente le dijo: “No hay necesidad de causarnos más daño. El único camino es la separación”.

Débora recibió notificación de su jefe inmediato sobre la imposibilidad de un aumento de sueldo. “Creería que es mejor que busque trabajo en otro lugar", decía la carta. Ella se quedó de una sola pieza. ¡No tenía otra posibilidad de empleo!

Cuatro casos aislados con un común denominador: Parece imposible resolver una situación particular. No hay mayores posibilidades salvo resignarse al curso de los hechos. ¿Debería ser así? Sin duda que no.

La transformación de las circunstancias adversas comienza y termina con la oración. Dirigirnos al Padre celestial, en clamor, puede marcar la diferencia.

El apóstol Santiago hizo en el primer siglo una apreciación que cobra especial vigencia en nuestro tiempo:

"¿Alguno de ustedes está pasando por dificultades? Que ore. ¿Alguno está feliz? Que cante alabanzas. ¿Alguno está enfermo? Que llame a los ancianos de la iglesia, para que vengan y oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. Una oración ofrecida con fe sanará al enfermo, y el Señor hará que se recupere; y si ha cometido pecados, será perdonado.” (Santiago 5:13-15. NTV)

Esas líneas encierran una profunda enseñanza. Nos muestran que todo el panorama puede cambiar, por ensombrecido que luzca hoy. La oración desencadena el poder de Dios y abre puertas que jamás imaginamos, en un nivel de poder que quizá hasta el momento no hemos utilizado. Comprensible, porque tal vez lo desconocíamos.

Cuando oramos, entramos en la dimensión de Poder de Dios. Entramos en comunión con Él. Orar produce transformación en las personas, hace que se produzcan milagros y trae avivamientos a nivel personal y colectivo.

El evangelista internacional, Carlos Annacondia, al respecto enseña:

“La oración nos lleva a esa comunión con el Padre y que nos permite ver la necesidad que tiene la gente de volverse a Dios. En Él las personas encontrarán paz, felicidad, esperanza, trabajo, salud, etc. ¡Todo está en las manos del Señor! Si aún anhelamos ver un cambio en nuestra vida, nuestra familia, nuestra ciudad y nuestro país, es necesario orar, ya que la oración es la llave que Dios nos dejó y nos enseñó a usar por medio de Jesús.” (Carlos Annacondia. Citado en el libro “Cuarenta días de ayuno, oración y renovación personal - Argentina 2014”. Ghione Impresores. Pg. 9)

Decídase a que las circunstancias en su vida y la de otras personas experimenten transformación. ¿De qué manera? A través de la oración. Hoy es el día para tomar esa decisión, en la certeza de que el curso de la historia cambiará.

Si no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que le abra las puertas de su corazón. Puedo asegurarle que es la mejor decisión que jamás podamos tomar, como también puedo decirle que su vida entera experimentará transformación en los niveles personal, espiritual y familiar como siempre lo ha anhelado. ¡Ábrale hoy las puertas de su corazón a Cristo!

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Por qué podemos afirmar que la oración puede cambiar el curso de la historia?

b.- ¿Qué lugar ocupa la oración en su vida?

c.- ¿Qué enseñanza trae a su vida el pasaje de Santiago 5:13-15 ?

d.- ¿Por qué afirmamos que la oración produce transformación en la vida de las personas?

e.- ¿Podría mencionar un caso específico en el que haya visto el poder de Dios en acción?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6980


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | |









Los artículos más leídos

Milagros
Siete leyes espirituales que desencadenan el poder de Dios Usted quizá anhela experimentar el poder de Dios. Desea que ocurran milagros. Tal vez las circunstancias le resultan adversas y desea que se produzca una [...]
casa roca
Una vida cristiana edificada sobre la roca La vida cristiana es una experiencia maravillosa que se edifica cada día. Es un aspecto en el que coincidimos todos. No obstante, esa construcción implica [...]
Las madres, una bendición de Dios para la familia (Día de las Madres) En una ocasión tan especial como la Celebración del Día de la Madre, elevamos una oración a Dios por la enorme bendición de tener a nuestro lado esposas y [...]
liberación
Jesucristo vino a traer libertad a los cautivos El mundo yace en tinieblas porque el enemigo espiritual ha tomado fuerza y progresivamente, gracias al pecado del género humano, ha ido ganando terreno. Ese [...]
El amor de Dios transforma nuestra familia El amor debe comenzar en el hogar. Es allí, en casa, donde recibimos amor y aprendemos a amar. Los padres tenemos sobre nuestros hombros la enorme [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar