Un buen testimonio de vida impacta a quienes le rodean

Nuestro testimonio de vida genera impacto entre quienes nos rodean

Invariablemente terminaba sus jornadas en los talleres de pintura, formulando una recomendación a sus alumnos o exaltando la calidad de los trazos, la combinación de los colores o la creatividad de las obras. Esos tres elementos tornaron diferentes las clases de pintura que por años impartió el artista colombiano Juan Antonio Roda.

Fueron más de ochenta años enseñando, puliendo, animando y forjando en sus estudiantes la búsqueda de la perfección en todo lo que hacían.

Dejó una huella que jamás lograron olvidar, además de su figura inconfundible de papá Noel después de unas buenas sesiones de aeróbicos. Sus discípulos aprendieron de la práctica, porque si bien es cierto era agradable al impartir la cátedra, era amigo de llevar a los hechos todo lo que exponía sobre la pizarra.

Juan Antonio partió a la eternidad tan tranquilo como vino. Lo que marcó la diferencia fueron las decenas de artistas que instruyó a lo largo de su existencia y que son el vivo reflejo de las técnicas, enseñanzas y secretos que recibieron.

Ejemplo con hechos… ése es el secreto

Ejemplo. Una palabra clave. Fundamental si queremos impactar con nuestras enseñanzas. Los demás aprenderán si ven en nosotros, no al maestro que todo lo sabe y no aplica todo cuanto proclama, sino a la persona dispuesta a llevar a los hechos aquello que expresa con palabras.

Llevar una Biblia bajo el brazo no significa nada, y menos memorizar una buena cantidad de versículos, si quedan sólo en nuestra memoria pero no los tornamos realidad en lo que hacemos.

A la necesidad de brindar ejemplo se refería el apóstol Pablo cuando le escribió a Timoteo, uno de sus discípulos: ” Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.” (1 Timoteo 4:12).

En adelante, una de sus prioridades será vivir aquello que predica o lo que aprende diariamente en el libro de los triunfadores que es la Biblia. No solo memorizar sino vivenciar. Es un principio transformador que impacta a la sociedad en la que nos desenvolvemos. Esa es la mejor forma de enseñar, con la práctica.

Por favor, no deje que pase este día sin que tome la mejor decisión de su vida: recibir a Jesucristo como su Señor y Salvador. Es la mejor decisión que pueda tomar...

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=149


Publicado en: Estudios Bíblicos

Etiquetas: | | | |









Los artículos más leídos

Tres pasos para romper las cadenas de opresión en su mente (Lección 9 – Nivel 3) No podía explicarse por qué todavía seguía escuchando voces en la intimidad de su ser. “No sirves para ser cristiano. Dios no te aceptará con tu [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El ángel de los necesitados… Las imágenes de la televisión le hicieron comprender la magnitud del drama que vivían decenas de personas desplazadas de sus campos a raíz de la violencia [...]
Siete estrategias para vencer el estrés Las preocupaciones matan más que las enfermedades. Millares de personas terminan cediendo al estrés y dejan de lado la vida maravillosa que Dios tiene para [...]
camino
Los verdaderos protagonistas pasan inadvertidos No cesaba de dar vueltas en la oficina. “¿Por qué agredí así a mi hijo, si es tan pequeño y no razona igual que yo?” Julio no sabía de su asombro por [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar