Un buen testimonio de vida impacta a quienes le rodean

Nuestro testimonio de vida genera impacto entre quienes nos rodean

Invariablemente terminaba sus jornadas en los talleres de pintura, formulando una recomendación a sus alumnos o exaltando la calidad de los trazos, la combinación de los colores o la creatividad de las obras. Esos tres elementos tornaron diferentes las clases de pintura que por años impartió el artista colombiano Juan Antonio Roda.

Fueron más de ochenta años enseñando, puliendo, animando y forjando en sus estudiantes la búsqueda de la perfección en todo lo que hacían.

Dejó una huella que jamás lograron olvidar, además de su figura inconfundible de papá Noel después de unas buenas sesiones de aeróbicos. Sus discípulos aprendieron de la práctica, porque si bien es cierto era agradable al impartir la cátedra, era amigo de llevar a los hechos todo lo que exponía sobre la pizarra.

Juan Antonio partió a la eternidad tan tranquilo como vino. Lo que marcó la diferencia fueron las decenas de artistas que instruyó a lo largo de su existencia y que son el vivo reflejo de las técnicas, enseñanzas y secretos que recibieron.

Ejemplo con hechos… ése es el secreto

Ejemplo. Una palabra clave. Fundamental si queremos impactar con nuestras enseñanzas. Los demás aprenderán si ven en nosotros, no al maestro que todo lo sabe y no aplica todo cuanto proclama, sino a la persona dispuesta a llevar a los hechos aquello que expresa con palabras.

Llevar una Biblia bajo el brazo no significa nada, y menos memorizar una buena cantidad de versículos, si quedan sólo en nuestra memoria pero no los tornamos realidad en lo que hacemos.

A la necesidad de brindar ejemplo se refería el apóstol Pablo cuando le escribió a Timoteo, uno de sus discípulos: ” Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.” (1 Timoteo 4:12).

En adelante, una de sus prioridades será vivir aquello que predica o lo que aprende diariamente en el libro de los triunfadores que es la Biblia. No solo memorizar sino vivenciar. Es un principio transformador que impacta a la sociedad en la que nos desenvolvemos. Esa es la mejor forma de enseñar, con la práctica.

Por favor, no deje que pase este día sin que tome la mejor decisión de su vida: recibir a Jesucristo como su Señor y Salvador. Es la mejor decisión que pueda tomar...

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=149


Publicado en: Estudios Bíblicos

Etiquetas: | | | |








Los artículos más leídos

El juego sano ayuda a integrar a la familia ¿Cuánto tiempo toma diariamente — o al menos en la semana — para hacer un alto en el camino, divertirse con un juego sano e involucrar en esta actividad [...]
¿Cómo ayudarle a su pareja cuando enfrenta conflictos de trabajo? “Alguna vez pensé que todo iba a ser distinto cuando Jairo cambiara de trabajo. Pero no ha sido así. Allí donde se encuentra ahora, aun cuando es un buen [...]
Dos pasos para un milagro: Orar y creer… “Pero Jesús la tomó de la mano y le dijo: — ¡Levántate niña!. Ella volvió a la vida e inmediatamente se levantó. Sus padres estaban muy [...]
ira rabia, desenfreno
7 principios bíblicos para controlar su ira ¿Cuántas veces la ira le jugó una mala pasada? Vamos, piénselo. Podría decirle sin temor a equivocarme que en muchas ocasiones. Lo más complejo del [...]
familia, hijos, diálogo
Cinco recomendaciones para hablar de sexo con sus hijos  Ramiro y Lucía estaban acostumbrados a escuchar las inquietudes de sus hijos. Sin embargo, jamás se imaginaron que un interrogante de Marcela, la niña de [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar