Tome la mejor decisión: emprender una vida plena

Decídase a emprender una nueva vida con ayuda de Dios

1.- Lectura Bíblica: Apocalipsis 3:17, 19, 22

2.- Versículo para memorizar:

“Por eso, vuélvete a Dios y obedécelo completamente” (Apocalipsis 3:19 b. Traducción en Lenguaje Actual)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Hace poco tiempo regresaba en avión a mi amada Santiago de Cali. Si algo anhelaba era encontrarme de nuevo con mi familia. Sin embargo, en la mitad del viaje y aunque el piloto procuró encontrar una ruta más segura, la aeronave entró en una turbulencia que me pareció, era la más tenebrosa de cuantas había podido vivir. El aparato parecía precipitarse en cada nuevo vacío que encontraba en medio de la tormenta.

Detrás de mí una mujer rezaba y un niño, dos filas de asientos más adelante, lloraba mientras su madre procuraba calmarlo. De nada sirvieron los anuncios desde el altavoz para que conserváramos la calma. Ese día pensé qué podría pasar si fuera mi último instante de vida, antes de partir a la eternidad.

Confieso que sentí susto. En los breves segundos que quedaban para pensar, evalué que restaba mucho por hacer. Mi esposa, mis hijos, mis amigos. Tantas personas significativas con quienes todavía restaba aplicar cambios, pedir perdón si les había ofendido y decirle cuánto les apreciaba y llevaba en el corazón.

Cuando el avión tomó pista en el aeropuerto, volví a vivir. En aquella ocasión concluí que quizá todavía no estaba preparado para emprender el viaje final.

Es probable que sea su caso. Si se identifica conmigo, estoy seguro que me acompañará a lo largo de este artículo que busca llevarlo a reflexionar respectó de cómo se encuentra su relación con Dios, con su cónyuge, con sus hijos y amigos, y en general, con aquellos con quienes interactúa en todo momento.

Cuando descubrimos que nuestra concepción de ser muy buenos, excelentes, dista mucho de la realidad, sin duda concluiremos que llegó la hora de aplicar cambios. Dicha modificación en nuestra forma de pensar y de actuar nos conduce en dos direcciones: la primera, nos pone a cuentas con Dios, y la segunda, nos beneficia y a quienes nos rodean porque a ellos comenzamos a impactarles positivamente, contribuyendo también en su proceso de crecimiento personal y espiritual. ¡Todos ganamos cuando usted se dispone a cambiar con ayuda del Señor!

Si queremos que algo experimente cambio, debemos cambiar nuestra forma de pensar. El autor cristiano, Frank Freed, explica:

“Una amable segunda lectura a nuestra historia personal es importante. En nuestra huella, en nuestro ADN emocional, y cada parte de nuestro ser es tan importante como los informes del médico lo son para entender el estado de nuestra salud física. El pasado siempre proporciona pautas sobre el presente y solo cuando sepamos cómo llegamos al lugar en que estamos, lograremos comenzar a entender quiénes somos y hacia dónde nos dirigimos. Tal vez no eligió las circunstancias en su vida pero sí puede elegir la dirección que tomará a partir de hoy su existencia.” (Frank Freed. “Libre”. Editorial Unilit. 2006. EE.UU. Pg. 17)

¿Qué ocurre si deseo seguir como hasta ahora, sujeto a mis propias reglas? Sencillo. Nos encontraremos luchando contra Dios y contra el mundo. El amado Jesucristo fue claro en advertir: “Pero como sólo me obedeces un poco, te rechazaré por completo” (Apocalipsis 3:17. Traducción en Lenguaje Actual)

Piénselo por un instante. ¿Qué ocurriría si hoy mismo, en este instante debiera encontrarse con el Señor? ¿Qué le diría? ¿Que es muy bueno y da limosnas a los niños que piden monedas en los semáforos?

¿Bajo qué circunstancias podemos señalar que no estamos preparados para emprender el viaje final? Cuando no honramos a Dios, le desconocemos en nuestro andar diario, no atendemos sus instrucciones y mandatos y, sobre todo, cuando nos profesamos como cristianos pero nuestra vivencia de fe es superficial, sin compromiso.

El propósito de cambio debe ir acompañado por correctivos. Es una invitación que hace Dios a todas las personas:“Por eso, vuélvete a Dios y obedécelo completamente” (Apocalipsis 3:19 b. Traducción en Lenguaje Actual)

Es una decisión que nadie más que usted debe tomar. Nadie lo presiona, ni el Señor mismo: “Si tienes oídos, pon atención a lo que el Espíritu de Dios dice a las iglesias” (Apocalipsis 3:22. Traducción en Lenguaje Actual)

Recuerde que Dios nos abre las puertas a una nueva existencia. El Señor Jesús dijo a los cristianos del primer siglo y a nosotros hoy:“Yo estoy a la puerta y llamo; si oyes mi voz y me abres, entraré en tu casa y cenaré contigo.” (Apocalipsis 3:20. Traducción en Lenguaje Actual)

Después de una conferencia sobre el cambio y crecimiento personal, alguien se me acercó y con ese tipo humor sarcástico y a veces exagerado que nos caracteriza a los colombianos, me dijo:”¿Usted cree que eso de cambiar es tan fácil como soplar y hacer botellas?”. ¡Por supuesto que no! Nuestro amado Padre celestial mismo lo sabe. Conoce sus esfuerzos por cambiar y crecer en las dimensiones personal y espiritual, pero no lo deja solo.

Tenga presente que no es en nuestras fuerzas sino en las de Jesucristo, las que Él nos provee, como alcanzamos este propósito. Él dijo: “El discípulo que se mantiene unido a mí, y con quien yo me mantengo unido, es como una rama que da mucho fruto; pero si uno de ustedes se separa de mí, no podrá hacer nada.” (Juan 15:5. Traducción en Lenguaje Actual)

La victoria se obtiene cuando cada paso lo damos tomados de la mano del Señor Jesucristo. No lo olvide: no luchamos en nuestras fuerzas sino en las de Dios. Él nos ayuda a vencer…

La mejor decisión que toda persona puede tomar, es recibir a Jesucristo en su corazón como su único y suficiente Salvador. Es muy sencillo. Hágalo ahora mismo para que su vida experimente un giro de 180 grados. Empiece de nuevo.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual :

a.- ¿Alguna vez se vio en peligro de morir? ¿Cuál fue su actitud?

b.- ¿Qué ocurre cuando no guardamos fidelidad a Dios (Apocalipsis 3:17)?

c.- ¿Cuál es la recomendación de Dios para nuestras vidas (Apocalipsis 3:19)?

d.- ¿Qué recomendación escuchamos del labios del Señor Jesús (Apocalipsis 3.20)?

e.- ¿Está decidido a recibir a Jesús como su Señor y Salvador?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=8546


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

El juego sano ayuda a integrar a la familia ¿Cuánto tiempo toma diariamente — o al menos en la semana — para hacer un alto en el camino, divertirse con un juego sano e involucrar en esta actividad [...]
¿Cómo ayudarle a su pareja cuando enfrenta conflictos de trabajo? “Alguna vez pensé que todo iba a ser distinto cuando Jairo cambiara de trabajo. Pero no ha sido así. Allí donde se encuentra ahora, aun cuando es un buen [...]
Dos pasos para un milagro: Orar y creer… “Pero Jesús la tomó de la mano y le dijo: — ¡Levántate niña!. Ella volvió a la vida e inmediatamente se levantó. Sus padres estaban muy [...]
ira rabia, desenfreno
7 principios bíblicos para controlar su ira ¿Cuántas veces la ira le jugó una mala pasada? Vamos, piénselo. Podría decirle sin temor a equivocarme que en muchas ocasiones. Lo más complejo del [...]
Biblia, Escrituras
La guerra espiritual, ¿tiene cimientos bíblicos? Llamó a la oficina, con insistencia. Una y otra vez. Recibí la nota cuando llegué. “Hay alguien que quiere hablar contigo— me dijo un compañero de [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar