Sorprendió a su hijo viendo imágenes de alto contenido

Los padres debemos estar alerta a los contenidos de Internet que consultan nuestros hijos

"Como padre sentí una mezcla de rabia y de frustración cuando sorprendí a mi hijo viendo imágenes indecorosas en la tablet que le regalamos con motivo de su cumpleaños. Me sentí traicionado en la confianza que le hemos brindado. Y además de que lo castigué, le prohibí usar la Internet en su dispositivo electrónico. Discutí también con mi esposa porque pienso que no presta atanción a lo que hace el chico. Aún no me repongo de esta situación."

R.W.B. desde Shinahota, en Bolivia.

Respuesta:

Su situación la viven a diario millares de personas. No es el único. El problema más allá de su choque emocional son las reacciones al descubrir que sus hijos están viendo imágenes con contenido pornográfico.

¿Por qué las reacciones son complicadas? Porque pueden sumar otro hecho traumático a los pequeños. El hecho mismo de ver fotografías o dibujos obscenos ya de por sí marca sus vidas, y si sumamos un regaño rodeado de intolerancia, el impacto será mayor. Y, dicho sea de paso, la reacción airada de los progenitores no garantiza que ante el más mínimo descuido no quieran ver más de esos contenidos.

La clave en todos los casos es el diálogo. Sentarnos con nuestros hijos y, a la luz de una conversación sosegada, explicarles los peligros que encierra el mal uso de la Internet.

En la Biblia leemos: "El corazón del muchacho está lleno de necedad, pero la disciplina física la alejará de él.” (Proverbios 22:15. NTV)

Es cierto, debemos disciplinarlos cuando han trasgredido nuestras recomendaciones; pero, si no les habíamos advertido, el paso a seguir es evaluar con nuestros chicos qué puede ocurrirles si siguen viendo esas imágenes.

La especialista, María Carolina Hoyos Escobar (Viceministra de las Tics en Colombia), advierte:

"Es en la Internet en donde los menores podrían encontrar las trampas de personas inescrupulosas que buscan aprovecharse de su inexperiencia en el manejo de los contenidos, y también del desconocimiento por parte de padres y quienes están al cuidado de los niños. Ese es un aspecto fundamental: enseñarle a toda la familia a usar de manera responsable las redes sociales; de esta manera podremos proteger a nuestros niños de algunos peligros, muchas veces silenciosos que los asechan a diario.” (María Carolina Hoyos Turbay. Revista Nueva. Colombia. 15/12/15. Edición impresa. Pg. 20).

Lo esencial es asumir una posición responsable en cuanto al manejo de las redes sociales y los contenidos de la Internet, y en esa dirección, enseñarle a nuestros hijos.

Peligros cada vez mayores

Detrás de la Internet hay muchos “lobos cibernéticos”. Su mayor preocupación es aprovechar el descuido de los padres. Ese descuido está representado en la poca o nula información que proveen a sus hijos sobre lo dañinos que resultan algunos contenidos virtuales.

Sobre esa base es importante evaluar cuánto tiempo pasan nuestros hijos frente a un dispositivo electrónico. A veces es demasiado. Piense por ejemplo, que los fines de semana no se despegan de la pantalla o cuando se encuentran de vacaciones.

¿Y los padres? Dejamos la crianza en manos de la tecnología, que puede resultar destructiva para sus mentes de acuerdo con las consultas que hacen diariamente de contenidos inapropiados.

Cabe recordar lo que enseña el rey Salomón: "Disciplinar a un niño produce sabiduría, pero un hijo sin disciplina avergüenza a su madre."Proverbios 29:15. NTV)

También un poco más adelante leemos: "Disciplina a tus hijos, y te darán tranquilidad de espíritu y alegrarán tu corazón.” (Proverbios 29:17. NTV)

Disciplinar es también enseñarles, ponerles sobre alerta. Es un paso que les evita caer en las redes de los ciber acosadores.

Algunos de los peligros

Los mayores peligros generados por los “lobos” de la Internet son los siguientes:

Sexting.- Es una práctica común que consiste en enviar fotografías sugestivas, a las redes sociales, el celular o el correo electrónico. Una vez se envía la fotografía se presta a ser manipulada y, de hecho, se pierde el control sobre la imagen.

Greoning.- Es utilizada por pedófilos o abusadores. Se presentan ante los menores simulando ser otro chico o chica. Los inducen mediante conversaciones sugestivas a enviarles imágenes con contenido íntimo. Una vez las tienen en su poder, comienzan a chantajearles hasta llegar a su propósito final: abusar de ellos de alguna manera.

¿En qué consiste el chantaje? En decirles que si cuentan a sus padres, mostrarán las fotos que les enviaron. Luego los llevan a prácticas de abuso y, generalmente, los niños por temor a las reacciones de sus padres, prefieren callar.

Ciberacoso.- Es una práctica delictiva que se agota en la vida de menores de edad. Comienza cuando ellos aceptan una “petición de amistad”. Luego, cuando los enredan, los chantajean, acosan, hostigan y amenazan se tornan cada vez mayores.

Pornografía infantil.- Es una de las industrias más crecientes y rentables de la modernidad. Se alimenta, generalmente, de menores de edad que sin saber en qué se están metiendo, comparten imágenes o vídeos que se convierten en virales, empezando con los enfermos que consumen este tipo de contenidos.

Puede incluir imágenes, vídeos cortos, textos e, incluso, una modalidad que está muy generalizada entre los menores de edad: Los vídeo juegos.

Padres alerta en todo momento

La decisión de retomar el control de casa, empieza por generar un acercamiento con los hijos. No mediante regaños — que en la mayoría de los casos levanta barreras — sino con el diálogo, tendiendo puentes para ganarnos su confianza.

El rey Salomón aconsejó: "La disciplina física bien puede salvarlos de la muerte.” (Proverbios 23:14. NTV)

Disciplinarlos además de orientarles sobre los peligros que encierra la Internet, está ligado a otro concepto: la comprensión. ¿Cómo se fortalece? Cuando hay diálogo. Más que reprensión para sentar la autoridad, hablar con los hijos permite conocer sus expectativas y guiarlos por el camino apropiado en su proceso de crecimiento.

No olvide que: "Un hijo sabio trae alegría a su padre; un hijo necio trae dolor a su madre.” (Proverbios 10:1. NTV)

A partir de esa realidad, es fundamental que tomemos el tiempo necesario para auscultar qué ven nuestros hijos, cuáles son sus contenidos de preferencia, saber si han visto imágenes inapropiadas y explicarles por qué son dañinas. Si hay un clima de confianza nos dirán qué han visto y cuál es su apreciación.

Esa es a su vez una puerta que se abre para hablar con los hijos y ofrecerles una enseñanza oportuna que los libre de los peligros. ¡Hoy es el día para comenzar!

Y si aún Cristo no reina en su hogar, llegó la hora de abrirle las puertas de su casa. Si Jesús el Señor gobierna su familia, todo será diferente y podrán emprender el proceso de crecimiento personal, espiritual y familiar que tanto anhelan.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=7896


Publicado en: Consejería Familiar

Etiquetas: | | |









Los artículos más leídos

Las madres, una bendición de Dios para la familia (Día de las Madres) En una ocasión tan especial como la Celebración del Día de la Madre, elevamos una oración a Dios por la enorme bendición de tener a nuestro lado esposas y [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El Espíritu Santo nos convierte en instrumentos útiles para el Reino Sobre el mover del Espíritu Santo se ha escrito tanto y a la vez, se ha especulado tanto, que corre el peligro de desdibujarse su verdadero propósito en el [...]
puertas
Puertas abiertas a la entrada de los demonios (Lección 4- Nivel 1) El espectáculo lo anunciaron por la radio, la prensa y la televisión. Un cantante famoso que venía a la ciudad. “Un evento histórico, jamás visto”, [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar