Siete razones por las cuales debemos perdonar a nuestra familia

El poder de Dios nos permite perdonar a nuestra familia

La falta perdón levanta una enorme barrera en la relación familiar que se agiganta con el paso del tiempo, y nos impide la realización plena que Dios ha tenido en mente para nosotros desde antes de la creación del mundo.

Conozco infinidad de hombres y mujeres que vieron pasar los mejores años de su vida, odiando a su cónyuge o guardando resentimientos que les impedían dar y recibir amor. Una verdadera tragedia, sin duda.

Lo más grave del asunto es que en muchos casos usted y yo cargamos esa pesada carga de prevenciones y rabia sin darnos cuenta. Estamos inmersos en el huracán pero no nos damos por enterados.

“¿Por qué debería perdonar a mi pareja o a mis hijos?”, es una de las preguntas que escucho con más frecuencia cuando comparto conferencias.

Viene a mi mente un pasaje de la Biblia que comparto con usted:

“Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.” (1 Juan 4:7, 8)

Como reconozco el valor de la ciencia, la psicología y las terapias pero pondero lo que enseña la Biblia, me permito compartir con usted 7 razones por las cuales debe perdonar a su familia:

1.- La falta de perdón afecta nuestra relación con Dios

El Señor Jesús dejó claro que, antes de ir a Dios, era necesario estar a cuentas con todas las personas, y por supuesto, con nuestro cónyuge e hijos:

“Por tanto, si estás presentando tu ofrenda en el altar, y allí te acuerdas que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda allí delante del altar, y ve, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. Reconcíliate pronto con tu adversario mientras vas con él por el camino, no sea que tu adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel.” (Mateo 5:23-25. La Biblia de Las Américas)

Es esencial que evaluemos nuestro corazón. ¿Hay alguien en casa contra quien guardamos algo en contra? Hoy es el día para perdonar.

2.- Es importante guardar nuestro corazón para no anidar falta de perdón

La decisión de permitir que en nuestro corazón anide el rencor es suya y mía, Cada quien opta por odiar o perdonar. Sobre esa base, cabe recordar la enseñanza del rey Salomón:

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.” (Proverbios 4:23)

Reviste singular importancia que revisemos qué tipo de emociones guardamos en nuestra vida.

3.- Muchas veces odiamos sin darnos cuenta

Hay personas que, sin caer en cuenta de su error, han odiado por años a su cónyuge e hijos. Solamente cuando les invitamos a examinar su mundo interior, descubren en qué están fallando. Pídale a Dios que le ayude a examinar su corazón cada día:

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” (Jeremías 17:9)

Si encontramos que hay emociones negativas tomando fuerza en nuestra vida, debemos invocar el poder de Dios para perdonar cualquier situación y alcanzar sanidad interior.

4.- Con el poder de Dios no hay ofensa que no podamos perdonar

Si vamos a Dios en busca de ayuda y fortaleza, no hay situación por destructiva y dañina que nos hayan provocado, que no podamos perdonar. Al respecto el apóstol Pablo escribió:

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” (1 Timoteo 1:7)

No luche en sus fuerzas para perdonar. Pídale al Señor que tome control de sus emociones para que alcance la sanidad interior que tanto necesita.

5.- Dios no concibe que guardemos rencor en el corazón

Dios es amor. Esa es Su naturaleza. Nos amó hasta el punto de perdonar todas nuestras transgresiones. Y Él espera que perdonemos:

“No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.” (Levítico 19:18)

Nuestro mayor compromiso es perdonar, comenzando por nuestra familia. Solo cuando lo hacemos, estamos verdaderamente en la voluntad de Dios.

6.- El enemigo nos alimenta a odiar, Dios nos llama a perdonar

Cuando optamos por guardar rencor hacia nuestro cónyuge o nuestros hijos, estamos avivando uno de los propósitos de nuestro enemigo satanás. Él es amigo del rencor y los prejuicios; Dios, por el contrario, desea que perdonemos, y no que anidemos resentimientos en el corazón:

“Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.” (Efesios 4:32)

El mayor ejemplo de perdón nos lo brindó nuestro amado Dios y Padre. Si Él nos perdonó, por supuesto espera que perdonemos a nuestro cónyuge e hijos.

7.- Perdonar nos ayuda a cultivar el amor

Eliminar el rencor de nuestra vida, nos permite amar verdaderamente. Este es un principio que aprendemos de Dios a través de las Escrituras:

“El que cubre la falta busca amistad; más el que la divulga, aparta al amigo.” (Proverbios 17:9)

Si deseamos cambiar el curso en la historia de nuestra familia, es necesario reconocer que el perdón juega un papel importante en todo el proceso. Perdonamos no en nuestras fuerzas sino en el poder de Dios, quien nos acompaña en cada paso.

No hay límites para el perdón

Los seres humanos con frecuencia aludimos al hecho de haber llegado al límite de nuestras fuerzas para perdonar. Es un tremendo error. El Señor Jesús nos enseñó que no debemos poner límites:

“Pedro se acercó entonces y le dijo: «Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas que me haga mi hermano? ¿Hasta siete veces?» Dícele Jesús: «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.»” (Mateo 18:21, 22)

Dios nos ama y desea que aprendamos a amar, y de la mano con ese amor— inicialmente para los componentes de nuestra familia— , dispongamos nuestro corazón para perdonar. Hoy es el día para dar ese primer paso.

Si aún no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Prendidos de Su mano emprendemos la maravillosa experiencia de crecer a nivel personal, espiritual familiar. Ábrale hoy su corazón a Jesucristo; es la mejor decisión que podrá tomar siempre.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=8704


Publicado en: Estudios Bíblicos

Etiquetas: | | | |









Los artículos más leídos

navidad
Cómo realizar la Novena Cristiana de Navidad Unos están a favor de adornar la casa con motivos alusivos a la navidad, reunirse en torno al pesebre, recordar el milagro de la redención y concluir un [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
familia
Piense antes de actuar y mida cuidadosamente sus reacciones ¿Ha pensado alguna vez que los grandes problemas de pareja e incluso en la relación con los hijos, surgen de aparentes trivialidades? Por un instante haga un [...]
Cuando oramos, Dios transforma vidas
Transformando vidas a través de la oración Todos de una u otra forma hemos anhelado que los seres que amamos, experimenten cambios. No transitorios sino duraderos. La Biblia enseña que el único que [...]
Haga su parte, Dios hará la suya ¿Alguna vez puso en práctica estrategias para el crecimiento de su iglesia o quizá para la siembra de una nueva iglesia que escuchó en una conferencia o [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar