Reciba milagros conforme a su fe

Dios desea obrar milagros en su vida.

Los milagros ocurren en nuestro tiempo. Aun cuando haya quienes dudan, el poder sobrenatural de Dios sigue manifestándose. De hecho, Él dijo a través del profeta Isaías: "He aquí, no se ha acortado la mano del SEÑOR para salvar; ni se ha endurecido su oído para oír.” (Isaías 59: 1 || La Biblia de Las Américas) Si no vemos más hechos portentosos, no es porque Él no quiera sino porque hemos permitido que la duda levante enormes barreras.

Probablemente usted requiera de un milagro. Se pregunta: ¿Qué debo hacer? La respuesta es sencilla: Creer. Pero si aún el interrogante sigue rondando su corazón, le proponemos una ruta sencilla que encontrará en Juan 9:27-31:

1.- Perseverancia

Generalmente pedimos y, al no ver una respuesta inmediata, nos damos por vencidos. Sin embargo, los dos invidentes que procuraban un milagro, no se dejaron intimidar por quienes querían que callaran:

"Pasando Jesús de allí, le siguieron dos ciegos, dando voces y diciendo! Ten misericordia de nosotros, Hijo de David! Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos” (Juan 9:27, 28 a| RV 60)

Perseverar juega un papel importante en la búsqueda de un obrar sobrenatural del Señor en nuestras vidas y en las de aquellas personas a quienes amamos.

2.- Creer por encima de las circunstancias

No podemos olvidar que las personas enfermas o, como en el caso de los invidentes tenían alguna limitación, experimentaban marginamiento por parte de la sociedad judía. Los excluían. Pese a ello, estas dos personas creyeron, aun sin ver. Las circunstancias no los doblegaron:

"… y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor.”(Juan 9:28 b| RV 60)

No basta con decir: “Creo”. Es necesario que dispongamos el corazón para ver lo sobrenatural. Y lo sobrenatural se ve con ojos espirituales.

3.- Creer en lo imposible.

Aquí encontramos la clave de todo. Confesamos con los labios pero creemos con el corazón. Es tanto como si cada uno de nosotros tuviera un nivel de fe.

Observemos la continuación del pasaje Escritural:

"Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho.”(Juan 9:28| RV 60)

Usted necesita un milagro. Pues bien, es hora de revisar cuál ha sido su grado de perseverancia y, aún, su nivel de fe para ver esos milagros.

Supongamos que ahora mismo el Señor Jesús hablara a su vida y le dijera: “Conforme a vuestra fe os sea hecho”. ¿Cree que su fe alcanzaría para ver ese hecho portentoso por el que ha venido clamando?

4.- Proclama los milagros de Cristo en su vida

No podemos olvidar jamás lo que Dios ha hecho en nuestras vidas. Debemos atesorar con gratitud ese mover sobrenatural.

Llama la atención la actitud de los dos ciegos:

"Y los ojos de ellos fueron abiertos. Y Jesús les encargó rigurosamente, diciendo: Mirad que nadie lo sepa. Pero salidos ellos, divulgaron la fama de él por toda aquella tierra.”(Juan 9::30, 31 |RV 60)

Dios ama la gratitud de nuestro corazón. No podemos callar lo que hace en nuestro ser y en la vida de aquellas personas a quienes amamos. Esos testimonios pueden impactar vidas, de manera poderosa.

¡Es hora de su milagro!

No se desaliente. Persevere. Es hora de su milagro. Active su fe. Hechos maravillosos tendrán lugar en usted. Cruzará esa dimensión en la que quizá se ha movido hasta hoy. Comprobará que los milagros son reales. Los límites no existen para Dios.

Si aún no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, es hora de que lo haga. Podemos asegurarle que su vida será transformada. Ábrale las puertas de su corazón a Jesucristo.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=10108


Publicado en: Estudios Bíblicos

Etiquetas: | |








Los artículos más leídos

El juego sano ayuda a integrar a la familia ¿Cuánto tiempo toma diariamente — o al menos en la semana — para hacer un alto en el camino, divertirse con un juego sano e involucrar en esta actividad [...]
¿Cómo ayudarle a su pareja cuando enfrenta conflictos de trabajo? “Alguna vez pensé que todo iba a ser distinto cuando Jairo cambiara de trabajo. Pero no ha sido así. Allí donde se encuentra ahora, aun cuando es un buen [...]
Dos pasos para un milagro: Orar y creer… “Pero Jesús la tomó de la mano y le dijo: — ¡Levántate niña!. Ella volvió a la vida e inmediatamente se levantó. Sus padres estaban muy [...]
ira rabia, desenfreno
7 principios bíblicos para controlar su ira ¿Cuántas veces la ira le jugó una mala pasada? Vamos, piénselo. Podría decirle sin temor a equivocarme que en muchas ocasiones. Lo más complejo del [...]
familia, hijos, diálogo
Cinco recomendaciones para hablar de sexo con sus hijos  Ramiro y Lucía estaban acostumbrados a escuchar las inquietudes de sus hijos. Sin embargo, jamás se imaginaron que un interrogante de Marcela, la niña de [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar