¿Problemas familiares? Sométalos a Dios

Dios nos ayuda a encontrar soluciones a los problemas

La mujer que llamó a mi teléfono móvil estaba muy dolida. Hablaba doblegada por el llanto a través de la línea. Al otro lado se podía intuir, se encontraba una madre desesperada. “Mi hijo Luis es drogadicto. Su padre apenas se enteró. Yo lo sabía desde tiempo atrás, pero guardé prudencia. Hoy lo vio consumiendo marihuana en la habitación. Y lo echó de casa. ¿Qué hacer? A veces pienso morirme”, decía.

Un caso más común de lo que usted imagina. Obedece a un ciclo. Los padres no educan bien a sus hijos, les generan inseguridad y, cuando se produce la reacción apenas natural con el paso del tiempo, muchos progenitores terminan dejando a la deriva a los chicos, bien sea adolescentes o jóvenes.

¿Qué hacer? No había otra salida— como sin duda en muchos casos no la habrá— que someter el problema en manos de Dios. El muchacho durmió dos días donde una familiar y después de mucha oración, el padre entró en razón. La relación no ha mejorado, pero la madre confía que podrá encontrarse una salida al laberinto.

Más comunes de lo que imagina

Los problemas familiares son más comunes de lo que usted imagina. Roban nuestra paz interior, nos llevan a un rincón del cuadrilátero. Nos provoca tirar la toalla, renunciar a todo, darnos por vencidos.

En casos así, vale la pena recordar que en nuestro amado Dios encontramos salidas. El rey David escribió: “Él renueva mis fuerzas. Me guía por sendas correctas, y así da honra a su nombre. Aun cuando yo pase por el valle más oscuro,  no temeré, porque tú estás a mi lado. Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan.” (Salmos 23:3, 4. NTV)

No se deje arrastrar por el desánimo. Siempre encontraremos la salida al laberinto si depositamos nuestra confianza en el Señor. Aunque el panorama luzca desalentador cuando comenzamos a orar, Él tiene todo bajo control.

Es un proceso que demanda confianza y, a la vez, perseverancia. Confiar que Dios todo lo puede, y perseverancia hasta que lo imposible se hace posible.

No pierda la esperanza

Comparto con usted algo que escribió Nick Vijucic, el afamado conferencista con limitaciones físicas que se sobrepuso a la adversidad y nos mostró que nada nos podrá derrotar, a menos que lo permitamos:

“La esperanza aparece aún en los peores momentos para probarnos la presencia de Dios.  Incluso en las peores situaciones, las que parecen estar más allá de nuestras capacidades, Dios sabe cuándo pueden soportar nuestros corazones… En los momentos más difíciles, siempre mantengo  la esperanza de que Dios me dará la fuerza necesaria para sobrellevar los desafíos y los dolores de cabeza, y que me esperan mejores días, si no es en esta tierra, entonces ten por seguro que será en el cielo.” (Nick Vujicic. “Una vida sin límites”. Editorial CEBGE. Colombia. 2013. Pg. 52, 53)

Tal vez a nivel familiar siente que toda esperanza se esfuma. ¡No se de por vencido! Su cónyuge y sus hijos valen la pena. Luche por la integración y unidad en el hogar. Nada le impida ser feliz con los suyos, que son una bendición y un tesoro que el Señor nos regaló.

¿Problemas? Claro, los encontrará siempre a su paso. No obstante cuando permitimos a Dios que ocupe el primer lugar en nuestra vida y en la familia, todo cambia. Hoy es el día para recibir a Jesucristo como Señor y Salvador.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=670


Publicado en: Estudios Bíblicos

Etiquetas: | | | |








Los artículos más leídos

¿Qué precio demanda seguir a Jesús el Señor? Infinidad de personas en todo el mundo desean seguir al Señor Jesús. Sin duda, una aspiración bastante válida e importante. Pero, ¿están esas personas [...]
familia
Encontrando salidas a la crisis familiar La noticia que recibió aquella mañana Briggite, fue la carta de su esposo solicitándole el divorcio. No lo hizo personalmente. Lo hizo mediante una [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Enfrentando el desánimo “Con frecuencia y en mi disposición de servir al Señor en la obra del Reino, enfrento el desánimo. ¿Por qué razón yo que sirvo a Dios pareciera que [...]
Con ayuda de Dios podemos comenzar de nuevo.
Resiliencia para enfrentar momentos difíciles de la vida Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar