Principios y valores sólidos para fortalecer su familia

Estamos llamados a edificar a nuestros hijos en sólidos principios, cada día

1.- Lectura Bíblica: Proverbios 22:6; 13:24 16:6; 29:17.

2.- Objetivos:

2.1.- Que al terminar la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman el compromiso de edificar a sus hijos en principios y valores, fundamentados en las Escrituras.

2.2.- Que al terminar la reunión del Grupo Familiar los participantes pidan a Dios la sabiduría necesaria para corregir a sus hijos apropiadamente cuando han trasgredido los principios y valores.

2.3.- Que al terminar la reunión del Grupo Familiar los participantes decidan edificar su familia a partir de principios y valores tomados de la Biblia.

3.- Desarrollo del tema:

Si fortalecemos nuestra vida familiar, estaremos contribuyendo decididamente a transformar el mundo. ¿Había pensado en esa realidad? Si no es así, le invitamos para que junto con su grupo familiar reflexione hoy en ellas.

Una encuesta que realizó hace poco tiempo la Organización One Hope en asocio del Ministerio de Educación de Colombia, reveló que el 70% de 3.668 jóvenes encuestados consideraban normal infringir la ley. Pero algo más: ése mismo porcentaje de chicos y chicas, respondió que semanalmente no pasaba más de una hora con sus padres. Veintiséis de cada cien adolescentes, respondieron que ya habían tenido relaciones sexuales.

¿Le sorprende? Tengo todavía más. En su conjunto respondieron que no respetaban a los mayores en su condición de orientadores, porque confiaban más en la información que reciben a diario.

Un alto porcentaje de quienes participaron en el sondeo de opinión, aseguró que ha tenido pensamientos de suicidio al considerar que no hay salida para los problemas que enfrentan.

Al preguntárseles sobre el cumplimiento de las reglas establecidas por la sociedad, 57 de cada cien muchachos dijeron que no las comparten y que, por ejemplo, acuden a la trampa para ganar los exámenes en colegios y universidades. El 30% señaló que ha tomado una bebida alcohólica— la mayoría menores de 18 años— y el 35% confirmó haber apostado dinero. Con fundamento en las Escrituras, que contienen principios dinámicos que ayudan a nuestro crecimiento personal y espiritual, compartimos principios sólidos que traerán fortalecimiento a su vida familiar:

3.1.- Los hijos, fundamento para familias sólidas

Los hijos son el fundamento para edificar familias sólidas. El proceso comienzo con nosotros como cónyuges, pero de la mano con esa decisión, aseguramos que progresivamente crezcamos y, de paso, formemos hijos preparados para tener hogares fortalecidos que a su vez transmitan ese principio por generaciones enteras.

Teniendo esa meta en nuestro horizonte cercano, dirigimos nuestros esfuerzos primarios en dos direcciones:

a.- Instruir debida y oportunamente a nuestros hijos (Proverbios 22:6; 29:17)
  • No es un proceso espontáneo. Implica un compromiso permanente desde la misma niñez.
  • Si usted instruye apropiadamente a sus hijos hoy, no tendrá que lamentarse en el mañana.
b.- Discipline apropiadamente a sus hijos (Proverbios 13:24)

Si ama a sus hijos, corríjalos. Los formará para vivir en sociedad y desarrollar sus propias metas y sueños.

3.2.- La disciplina va ligada a la corrección de los hijos, con amor

Cuando impartimos principios y valores a nuestros hijos, les trazamos una ruta a seguir. Si trasgreden esas pautas, los podremos corregir. Primero, por supuesto, debemos haberles educados en torno a lo que no se debe hacer.

Si es necesario aplicar correctivos, no lo haga dominado por la ira que conduce a la irracionalidad. Su castigo debe orientarse a un cambio de actitudes y comportamientos en sus chicos, no para herirlos en el corazón. La Biblia nos enseña cómo hacerlo (Proverbios 16:6):

a.- Con misericordia y verdad

b.- Sabiendo que responderemos ante Dios por esos correctivos que impartimos

Sin duda conocemos a muchos padres que se retienen de corregir a sus hijos y con el paso del tiempo se arrepienten; pero también, a quienes se dejan arrastrar por las emociones encontradas, y les causan dolor— no tanto físico sino emocional, con huellas nefastas que se mantienen en el tiempo —.

3.3.- Comparta pautas bíblicas en familia

Igual ocurre con nosotros hoy. Si asimilamos y compartimos con nuestra familia— previa vivencia de nuestra parte— los principios aprendidos en la Biblia, sin duda sembraremos poderosos cimientos en esposa e hijos, que no se destruirán fácilmente.

El rey Salomón enseñó que a través de los fundamentos que provienen de Dios (Proverbios 6:23):

a.- Las pautas trazadas por Dios son una luz para resolver las situaciones cotidianas, entre ellas las que se presentan con la familia.

b.- Si enseñamos y corregimos a nuestros hijos con esas pautas trazadas por Dios, los estaremos fortaleciendo.

Jamás es tarde para comenzar y desde hoy, al leer la Palabra, puede tomar nota de principios que aplicará en su hogar. ¡Los resultados le sorprenderán!

La mejor decisión que podemos tomar, en todas las circunstancias, es que Dios reine en nuestro hogar. Nos asegura una buena relación de pareja, y por supuesto, en la formación de los hijos. Y todo parte de una decisión: recibirle en nuestro corazón a Jesucristo. Es sencillo. Hágalo ahora mismo, allí donde se encuentra.

4.- Preguntas para la discusión en grupo:

a.- ¿Por qué es importante forjar hijos con principios y valores?

b.- ¿Qué relación hay entre hijos formados en principios y valores, y el establecimiento de familias sólidas?

c.- ¿Qué me enseñan las Escrituras en cuanto a instruir a nuestros hijos (Proverbios 22:6; 29:17)?

d.- ¿Qué aprendemos en la Biblia en cuanto a la disciplina que impartimos a nuestros hijos (Proverbios 13:24)?

e.- ¿Cuáles son las recomendaciones de la Palabra de Dios en cuanto a la forma como debemos corregir a nuestros hijos hacerlo (Proverbios 16:6)?

f.- ¿Qué cambios estoy dispuesto a aplicar en mi vida familiar para mejorar cada día con ayuda de Dios?

5.- Oración al terminar la reunión del Grupo Familiar:

“Amado Dios y Padre de los cielos, te damos gracias porque nos permites identificar a través de la Palabra, principios y valores que nos ayudan a edificar familias sólidas. Te damos gracias porque nos conceden sabiduría. Te pedimos hoy que nos concedas guía necesaria para llevar a mi cónyuge e hijos por el camino apropiado, conforme a tu voluntad. Sometemos el día de hoy y esta semana en tus manos. Gobierna sobre nuestra vida familiar. Amén”

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=8919


Publicado en: Grupos Familiares

Etiquetas: | | | |








Los artículos más leídos

Si nos atrevemos a creer, Dios obrará Una de los principios más comunes en nuestro tiempo se fundamenta en ver para creer como fundamento para el desarrollo de su fe. Tales personas en muchas [...]
Siento que Dios no responde a mis oraciones “Desde hace varios años he clamado a Dios por mis dos hijos, los dos adolescentes. Han sido rebeldes, situación que se complica si tenemos en cuenta que [...]
¿Cómo generar cambios al interior de la familia? 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes asuman algunas pautas que deben tener en cuenta los esposos para desarrollar un buen [...]
No ruegue que le den amor, valórese Me separé hace dos meses; o mejor, mi marido se fue de casa. Tiene mil argumentos para no seguir con esta relación. Por momentos pienso que tuve la culpa. No [...]
padres, hijos,
Trabaje en fundamentar sus hijos en sanos principios Cuando los noticiarios y los periódicos de Pennsyilvania informaron sobre la muerte colectiva protagonizada por Alex Hribal, un chico de 16 años, en una [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar