¿Por qué orar a Dios todo el tiempo?

Orar a Dios en todo tiempo, esa es la clave

1.- Lectura Bíblica: Colosenses 3:16

2.- Versículo para memorizar:

“Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido.” (Colosenses 3:16)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

¿Cómo hace usted para orar todo el tiempo? La pregunta tal vez le resulte insólita. No sé si quizá la formularía o se abstendría, pero lo hice. Compartí el cuestionamiento con un evangelista internacional con quien compartimos participación en un Congreso de “Lima al Encuentro con Dios”, en la capital peruana hace ya varios años.

El hombre sonrió y con la sabiduría que sólo producen los años, me respondió: “Aprovecho cada instante. Si estoy en la oficina donde laboro secularmente, mientras los demás conversan sobre trivialidades, escribo mis oraciones en el computador. Es hablar con Dios a través de un ordenador. Si voy de camino a casa, oro mentalmente. Y si estoy en casa, procuro apartarme a un espacio solitario para buscar el rostro del Padre”.

Su respuesta me dejó sin palabras. Y me pregunto cómo sin duda lo estará haciendo usted: ¿Cuánto tiempo invertimos al día para orar a Dios?

Desarrollar intimidad con Dios es esencial, y debemos procurar los medios que estén a nuestro alcance para hacerlo.

El apóstol Pablo se refirió a la importancia de permanecer en el Señor todo el tiempo, al menos, el que nos sea posible. En su carta a los creyentes de Colosas, escribió: “Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido.” (Colosenses 3.16)

¿Es complicado el asunto? Por supuesto que no. Si Jesús mora en nuestro corazón, anhelaremos estar en Su Presencia y cumplir lo que nos ha enseñado (Cp. Juan 14:15) Todo cuanto salga de nuestro corazón (Cp. Mateo 15:19), estará en consonancia con lo que Él enseña y a través de cánticos, de la meditación en la Palabra y aún en medio de la oración mental, estaremos conectados con Él.

El autor cristiano, Dennis Fisher, aborda el asunto con las siguientes palabras:

“Andar por fe requiere acudir una y otra vez a Dios para buscar su guía singular. El tiempo que Jesús pasaba a solas con Dios, dio como resultado una nueva visión que iba más allá de las necesidades de un ministerio local y se proyectaba a un ministerio de mayor alcance.” (Dennis Fisher. “Nuestra cita con Dios”. RBC Ministries. 1996. EE.UU. Pg. 16)

Es cierto que cada día se suman nuevas ocupaciones. En algunas ocasiones pensamos que no nos alcanzará el tiempo para atender la agenda diaria, sin embargo si la oración es para nosotros una prioridad, nos ocuparemos de apartarnos a un espacio sólo dedicado al Señor para hablar con Él.

Cuando oramos a Dios siempre, en todo momento, esa disposición del corazón a desarrollar intimidad con Él nos libera de las presiones de la cotidianidad y nos lleva a un nuevo nivel en nuestra vida espiritual, personal y familiar.

Otro aspecto de suma importancia es que pasar tiempo con el Creador nos enfoca en la misión que trazó para nosotros desde antes de la creación del mundo. Retornamos al centro mismo del propósito que tiene para cada uno de nosotros.

No podría despedirme sin antes invitarle para que reciba a Jesús en su corazón como su único y suficiente Salvador. Puedo asegurarle que no se arrepentirá porque tomados de Su mano emprendemos el maravilloso proceso de crecimiento personal y espiritual que tanto anhelamos.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Cuánto tiempo invertimos al día para orar a Dios?

b.- ¿Qué aprendemos para nuestra vida de oración en Colosenses 3:16?

c.- ¿Qué relación encontramos entre el pasaje Escritural de Mateo 15:19 y la oración?

d.- ¿Cuál es la primera imagen que viene a su mente cuando leemos Marcos 1:35-39?

e.- ¿Encuentra usted en medio de la oración que Dios le libera del peso de las cargas que trae cada día?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2497


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

El juego sano ayuda a integrar a la familia ¿Cuánto tiempo toma diariamente — o al menos en la semana — para hacer un alto en el camino, divertirse con un juego sano e involucrar en esta actividad [...]
¿Cómo ayudarle a su pareja cuando enfrenta conflictos de trabajo? “Alguna vez pensé que todo iba a ser distinto cuando Jairo cambiara de trabajo. Pero no ha sido así. Allí donde se encuentra ahora, aun cuando es un buen [...]
Dos pasos para un milagro: Orar y creer… “Pero Jesús la tomó de la mano y le dijo: — ¡Levántate niña!. Ella volvió a la vida e inmediatamente se levantó. Sus padres estaban muy [...]
ira rabia, desenfreno
7 principios bíblicos para controlar su ira ¿Cuántas veces la ira le jugó una mala pasada? Vamos, piénselo. Podría decirle sin temor a equivocarme que en muchas ocasiones. Lo más complejo del [...]
Biblia, Escrituras
La guerra espiritual, ¿tiene cimientos bíblicos? Llamó a la oficina, con insistencia. Una y otra vez. Recibí la nota cuando llegué. “Hay alguien que quiere hablar contigo— me dijo un compañero de [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar