Poniendo al descubierto el mundo de las tinieblas

(Lección 9 – Nivel 1)

Jesucristo liberta almas que se encuentran bajo ataduras demoníacas

Mi esposa está definitivamente loca — , dijo Ramiro mirando con lástima a Ruth, que tenía perdidos los ojos en la distancia —. Unas veces está animada, conversa, y ríe; pero al rato entra en depresiones profundas —.

El silencio era pesado en la oficina. Salvo el sonido apagado del ventilador, cuyas aspas traían frescura en medio del intenso calor del atardecer en la ciudad, no es escuchaba nada más que pudiera perturbar la tranquilidad.

Es necesario que evaluemos su estado — , intervino el pastor Mario —. La situación que presenta puede obedecer a un cuadro psiquiátrico, que bien podría ser esquizofrenia, en cuyo caso habría que remitirla a un especialista, o bien— y tienes que pensar en eso Ramiro — , puede tratarse de una posesión demoníaca… —

El esposo de la mujer hizo un gesto de escepticismo. No podía concebir en su presupuesto mental, que Ruth estuviera bajo posesión.

Ruth, ¿me escuchas? — , preguntó el pastor —. ¿Escuchas?—

Ella lo miró, como en la distancia, y asintió con la cabeza.

Mario tomó una libreta y comenzó a interrogarla. A cada nueva respuesta de la joven, se limitaba a asentir y hacer anotaciones.

El proceso de preguntas, recibir respuestas y anotar, tomó alrededor de veinte minutos.

Al final tenía un cuadro con diversas anotaciones, con letra apretada.

— ¿Qué hace? — , le preguntó Ramiro.

Levanto un diagnóstico sobre las actividades en las que ha estado involucrada su esposa, para ver si ha abierto puertas al enemigo— explicó el pastor.

Sólo después que hubo analizado los apuntes, pudo despejar inquietudes y concluir: “Ruth estuvo inmersa en el ocultismo y ahora, Satanás ha tomado territorio, estableciendo fortalezas en su mente.”, señaló el clérigo.

Después de unos últimos minutos para absolver nuevas preguntas, procedió a pedirle que le acompañara a repetir una oración. La mujer sólo pudo pronunciar las primeras palabras, porque segundos después evidenció una manifestación de los demonios que albergada. El proceso de liberación espiritual tardo algo más de una hora.

Una conversación reposada con la joven pareja puso al descubierto que Ruth, en su adolescencia y por curiosidad, había participado con otras chicas en un juego con la tabla Ouija; meses antes de contraer matrimonio consultó una bruja para “corroborar” que el paso que estaba por dar, era el más apropiado. Aunque profesaba ser cristiana, consultaba con regularidad el horóscopo y se hacía leer el Tarot.

El mundo de las tinieblas se camufla hábilmente

Una estrategia de Satanás y su ejército, es camuflarse hábilmente de tal manera que su presencia, posesión y hostigamiento sobre las personas, genere confusión y se atribuya a todo menos a una influencia demoníaca.

Pablo advirtió sobre el sutil ocultamiento de nuestro Adversario espiritual cuando escribió: “Esto no me sorprende. Satanás puede disfrazarse de ángel de luz. ¡No es extraño que sus siervos se disfracen como gente que hace el bien!!Un día recibirán el castigo que sus perversas obras merecen!” (2 Corintios 11:14, 15. Nueva Biblia al Día)

Para descubrir si hay operación de demonios en el comportamiento de una persona

Tenga presente que tal como anota Neil T. Anderson, el engaño es una estrategia de Satanás y sus huestes, y es muy acucioso en el proceso de generar ataduras con el fin de tomar dominio sobre las personas:

“Aunque Satanás está derrotado, todavía gobierna este mundo a través de una jerarquía de demonios que tientan, acusan y engañan a quienes no se ponen la armadura de Dios, no están firmes, y no llevan cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. Nuestro refugio es nuestra identidad y posición en Cristo y todos tenemos la protección que necesitamos para vivir en victoria; pero si no asumimos nuestra responsabilidad y le cedemos terreno a Satanás, sufriremos las consecuencias de nuestras acciones y actitudes pecaminosas. La buena noticia es que podemos arrepentirnos y tomar posesión de todo lo que tenemos en Cristo…” (Anderson, Neil T. “Los pasos hacia la libertad en Cristo.” Editorial Unilit. 1995, pp. 4)

Para avanzar en el proceso de determinar qué tipo de dominio ejerce el mundo de las tinieblas sobre la persona, es fundamental que acudamos al discernimiento, sobre el cual escribió el apóstol Pablo:

“Unos reciben poder para hacer milagros y otros tienen el don de profecía. A unos, Dios les da la capacidad de distinguir entre los espíritus falsos y el Espíritu verdadero, y a otros les da la capacidad de hablar en lenguas; y todavía a otros les da la de interpretar lo que en esas lenguas se haya dicho.” (1 Corintios 12:10, Versión Popular Dios habla hoy)

Muchas veces puede ocurrir que la posesión demoníaca se oculte con síntomas de enfermedades mentales, algo sobre lo cual es muy hábil nuestro enemigo espiritual.

Recuerdo el caso de una persona que se negaba a que su esposa recibiera ministración para ser libre de posesión. “Ella tiene problemas psiquiátricos, no está poseída por el demonio.”, argumentaba el esposo.

Es comprensible que se mostrara renuente, porque la Biblia advierte que el propio Satanás ha cegado los ojos del mundo para que no vean la verdad: “Pues como ellos no creen, el dios de este mundo les ha cegado el entendimiento para que no vean la brillante luz del evangelio del Cristo glorioso, imagen viva de Dios.” (2 Corintios 4:4, Versión Popular Dios habla hoy)

Debemos estar muy atentos a la voz del Espíritu Santo, que nos guía en todo el proceso de diagnóstico.

Posesiones demoníacas que confunden

Las Escrituras registran varios casos de posesión demoníaca, de los cuales tomo tres para que apreciemos de qué manera, la presencia de Satanás en las personas pudo generar confusión.

La primera escena tuvo ocurrencia en Gadara: “ Cuando llegó Jesús a la otra orilla del lago, a la tierra de Gadara, salieron dos endemoniados de entre las tumbas y se acercaron a él. Eran tan feroces que nadie podía pasar por aquel camino. Y se pusieron a gritar: – ¡No te metas con nosotros, Jesús, Hijo de Dios! ¿Has venido aquí para atormentarnos antes de tiempo? A cierta distancia estaba comiendo una gran piara de cerdos, y los demonios rogaron a Jesús: –Si nos expulsas, déjanos entrar en aquellos cerdos. – Id –les dijo Jesús. Los demonios salieron de los hombres y entraron en los cerdos, y al momento todos los cerdos echaron a correr pendiente abajo hasta el lago, y se ahogaron. Los que cuidaban de los cerdos salieron huyendo, y al llegar al pueblo contaron lo sucedido, todo lo que había pasado con los endemoniados..” (Mateo 8:28-33, Versión Popular Dios habla hoy)

Es importante que considere, en primera instancia, que Gadara era una región en la que Satanás y sus huestes, ejercían dominio territorial. El segundo elemento, es que la persona— por su comportamiento— podría haberse confundido hoy día con un esquizofrénico, y en tercer lugar, descubrimos que los demonios se mueven a través de seres humanos o animales, sobre los que se posesionan. No andan por hay vagando, mirando los clasificados de los periódicos para ver dónde hay una “casa vacía”.

Los moradores de Gadara no querían que se produjeran las liberaciones, por el mismo temor que asiste a muchos de “meterse” con Satanás, creyendo que así él les dejará en paz.

El segundo caso es el de un hombre que estaba en la sinagoga, donde se rendía culto a Dios, y sin embargo estaba poseído por el demonio. Observe que ante la presencia de Jesús, el Hijo de Dios, comenzó a gritar como un demente. Si fuera en nuestros días, alguien podría argumentar que se encontraba bajo una profunda depresión:

“ Llegaron a Cafarnaún, y el sábado entró Jesús en la sinagoga y comenzó a enseñar. La gente se admiraba de cómo les enseñaba, porque lo hacía con plena autoridad y no como los maestros de la ley. En la sinagoga del pueblo, un hombre que tenía un espíritu impuro gritó: –¿Por qué te metes con nosotros, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Yo te conozco. ¡Sé que eres el Santo de Dios! Jesús reprendió a aquel espíritu, diciéndole: –¡Cállate y sal de este hombre!.” (Marcos 1:21-25, Versión Popular Dios habla hoy)

Un tercer ejemplo que hallamos en los evangelios, es el de posesión demoníaca asociada con enfermedades. Conozco el caso de una mujer que experimentaba una situación biológica o de deterioro del organismo, conocida como artritis. Cuando fue liberada de posesión, retornó a la normalidad. Hay quienes enfrentan problemas de ceguera, cáncer, afecciones estomacales, para mencionar sólo algunas, y que más que un problema de enfermedad crónica, obedece a posesión del mundo de las tinieblas:

“ Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diferentes enfermedades los llevaron a Jesús; él puso las manos sobre cada uno de ellos y los sanó. De muchos enfermos salieron también demonios que gritaban: –¡Tú eres el Hijo de Dios! Pero Jesús reprendía a los demonios y no los dejaba hablar, porque sabían que él era el Mesías..” (Lucas 4:40, 41, Versión Popular Dios habla hoy)

Traje a colación estas escenas en donde se evidenciaron manifestaciones demoníacas, para resaltar que nuestro Adversario espiritual es muy hábil y procura general engaño, camuflándose detrás de aparentes enfermedades.

Como cristianos que ministramos liberación en el poder y la autoridad del Señor Jesús, es necesario que estemos alerta, y bajo el discernimiento y guía del Espíritu Santo, pongamos al descubierto las estratagemas del mundo de las tinieblas.

Recuerde que, tal como enseña el autor cristiano Dean Sherman, el objetivo de Satanás y sus huestes es destruir a la persona, generando ataduras, fortalezas y dominio de diversas clases:“Estos espíritus no están interesados en las zonas geográficas, ni en el consumismo, sino en el individuo. Los espíritus malignos ejercen su influencia sobre la conducta individual… Estas fuerzas atacan al individuo; especialmente mediante la mente, el corazón y la boca. Los espíritus tentadores fomentan el pecado y, si salen airosos, llevan a la gente a la esclavitud.” (Sherman, Dean. “Guerra Espiritual”. Editorial Unilit. 1991, pg. 108)

Como cristianos, estamos siempre preparados. No podemos dejarnos sorprender ni engañar por el Acusador.

Cuadro de diagnóstico

Es necesario que, mediante la elaboración de una entrevista a la persona que bien puede experimentar una situación de enfermedad mental o posesión demoníaca, determinemos qué es lo que realmente está ocurriendo. Lo que no podemos dejar de lado es la habilidad de nuestro Adversario espiritual para generar engaño y camuflarse, artimaña sobre la que se debe trabajar.

Frank Hammond explica: “Cuando se enfrenta a los demonios y se les presiona por medio de la batalla espiritual, a veces demuestran sus naturalezas particulares a través de la persona en una gran diversidad de formas. Estos espíritus del mal son criaturas de la oscuridad. No pueden soportar que se les exponga a la luz.” (Hammond, Frank e Ida. “Cerdos en la sala”. Editorial Unilit. 1991, pg. 64.)

Lo apropiado es hacer cuantas preguntas se consideren oportunas y necesarias. Si se requiere preguntar de nuevo, hay que hacerlo. Todo debe quedar detallado en el informe de diagnóstico que vamos elaborando.

Hay quienes utilizan cintas magnetofónicas. No es una estrategia equivocada, pero es esencial que enfaticemos: dichas grabaciones deben quedar debidamente codificadas y bajo el rótulo de confidencialidad.

Al preguntar, tenga en cuenta dos variables importantes: la primera, es la historia personal de quien estamos examinando de cara a un proceso de liberación. Ausculte su pasado, incluso desde su infancia, determinando qué experiencias traumáticas enfrento, si hubo abusos, traumas e inclinaciones, que pudieran abrir a través del tiempo, puertas al mundo de las tinieblas.

Reviste significación, de igual manera, que conozcamos las convicciones de fe o filosofías que asisten a quien está entrevistando, y que pueda arrojar luces sobre eventuales contactos con el ocultismo, espiritismo, sectas de error, doctrinas contrarias a la Biblia e incluso, Nueva Era.

El diálogo nos ayudará a reconocer si la persona, en su infancia, adolescencia, período de juventud o adultez, sufrió abuso físico y emocional o violencia sexual. Son peligrosas puertas al mundo de las tinieblas, así la persona haya sido víctima.

Un segundo elemento importante, es la historia familiar , que ayuda a identificar si hay maldiciones generacionales o vinculación al ocultismo a través de alguien próximo en línea de consanguinidad.

Cada ministro de liberación puede definir el esquema que considere oportuno en el proceso de diagnóstico. Hay quienes elaboran un cuadro, que igual, es aconsejable con el fin de evaluar en qué ha participado quien procura la liberación espiritual y qué tipo de fortalezas demoníacas pudieron haberse establecido en su cuerpo, alma y espíritu.

1.- Versículo para memorizar :

“Esto no me sorprende. Satanás puede disfrazarse de ángel de luz. ¡No es extraño que sus siervos se disfracen como gente que hace el bien!!Un día recibirán el castigo que sus perversas obras merecen!” (2 Corintios 11:14, 15. Nueva Biblia al Día)

Ejercicios para realizar durante la semana:

2.- ¿Por qué podemos afirmar que Satanás puede camuflar una posesión demoníaca sobre una persona con una enfermedad?

3.- De acuerdo con 2 Corintios 11.14, 15, ¿por qué asegura el apóstol Pablo que Satanás se disfraza como ángel de luz?

4. - ¿Por qué son necesarios el discernimiento y la guía del Espíritu Santo para determinar si una persona experimenta posesión demoníaca? (Cf. 1 Corintios 12:10)

5.- ¿Cuál es la razón para afirmar, con base en Mateo 8:28-33, que Satanás no anda por ahí vagando sino que se corporiza en personas y animales?

6.- ¿Por qué podemos afirmar que en muchos casos las enfermedades están asociadas con posesión demoníaca?

7.- ¿Cuál es la razón para que muchas veces se camufle una posesión demoníaca con esquizofrenia?

8.- ¿De qué manera puede producirse la posesión satánica en una persona?

9.- ¿Cuál es el problema si Satanás se camufla en enfermedades, que puede poner tropiezo a la liberación espiritual de una persona?

Preguntas para discusión en grupo:

10.- Colabore con sus compañeros de clase en la articulación de un cuadro de diagnóstico que le permita identificar qué tipo de contacto tuvo la persona con ocultismo, lo que abrió puertas al mundo de las tinieblas.

11.- Participe con los compañeros de clase ayudando a identificar qué tipo de puertas pueden abrirse, voluntaria o involuntariamente al mundo de las tinieblas, facilitando la posesión, ataduras o fortalezas demoníacas.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6923


Publicado en: Guerra Espiritual

Etiquetas:








Los artículos más leídos

Si nos atrevemos a creer, Dios obrará Una de los principios más comunes en nuestro tiempo se fundamenta en ver para creer como fundamento para el desarrollo de su fe. Tales personas en muchas [...]
oración, poder,
Que nada ni nadie nos roben el privilegio de orar Cuando pensamos en el Señor Jesús sin duda lo vemos muy distante a nuestra realidad. Hoy le invito para que piense en Él como un líder de nuestro tiempo. [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar