Perseverancia que lleva al éxito

La felicidad en familia es posible si sometemos el hogar a Dios

1. Lectura Bíblica : Proverbios 28:20; Salmos 37:5

2. Meditación familiar.

Laura comenzó su negocio de tamales en un puesto pequeño, en la periferia de ciudad de México. Al comienzo las personas pasaban y apenas sí daban una mirada a sus alimentos. Ella se desalentó pero siguió en su empeño. No pasaron dos semanas antes que no solamente le preguntaran por el precio, sino que se sentaran a comer y hasta a repetir. ¡Eran realmente buenos!

El comienzo del fracaso vino cuando las autoridades le requirieron algunos documentos. Laura se dio por vencida. Cerró el negocio. ¡Enterró sus sueños!.

El afamado conferencista, Chris Gardner, escribe:

“Si existe algún sueño que has venido posponiendo porque no estás listo o porque estás esperando el tiempo indicado, es bueno que analices que nunca va a haber un mejor tiempo que ahora mismo. Si has estado dudando o has estado necesitando un permiso, un empujón, o cualquier otro pretexto que te haya estado deteniendo, debes preguntarte a ti mismo si es que no has estado posponiendo tus decisiones por demasiado tiempo.” (Chris Gardner. “Comienza donde estás”. Editorial Taller del Éxito. Colombia. 2013. Pg. 61)

Muchas personas pretenden llegar a la cima sin siquiera haber comenzado a subir la montaña. Se preguntan: “¿Por qué a los demás les va bien, y yo sigo aquí estancando?”. La respuesta sin duda la tienen en sus manos. No han hecho lo más mínimo para salir del estado de estancamiento en que han vivido por años.

Piense por un instante que el éxito no viene por casualidad. Es el fruto del esfuerzo y la perseverancia. Quien no sueña y pone en práctica sus sueños, hasta verlos materializados, jamás se sobrepondrá a la rutina.

¿Y qué decir de tu familia? Desea un hogar en el que haya comprensión, amor, disposición a mejorar siempre. Todos lo anhelamos. Sé por qué se lo digo: por años enfrenté dificultades en la relación de pareja, pese a ser un conferencista muy reconocido a nivel de familia. Hasta que reconocí mi error y me dispuse para el cambio con ayuda de Dios. Igual puede pasar con usted  y en  la relación con sus hijos. ¡Todos soñamos con una familia donde reine la armonía!

Si no ponemos en manos de Dios todo aquello que hemos anhelado, los sueños y proyectos que quizá acariciamos por mucho tiempo, nada pasará. En cambio, si lo hacemos, seremos prosperados (Salmos 37:5)

Cuando vamos a la Biblia, que es el libro de los triunfadores, leemos: La persona digna de confianza obtendrá gran recompensa, pero el que quiera enriquecerse de la noche a la mañana, se meterá en problemas.” (Proverbios 28:20. NTV)

Dios ama a los que le son fieles y recompensa nuestro esfuerzo, porque sabe el empeño que ponemos en alcanzar grandes metas. ¡Él es un Dios que nos lleva a nuevos peldaños en la escalera hacia la realización personal y, por supuesto, familiar!

Hoy es el día para que haga un inventario de los sueños que dejó esperando hasta que se dieran las circunstancias. Ni siquiera se tomó el tiempo para evaluar dónde estaba, adónde quería llegar y orar a Dios para que obrara en medio de las circunstancias, así fueran adversas.

Cuando dejamos que Dios tome el control, todo necesariamente cambia en nuestro entorno. Dios es quien nos permite materializar los sueños, por imposibles que parezcan. Para Él no hay nada imposible.

Y hablando de Dios, tengo una pregunta: ¿Recibió a Jesucristo como Señor y Salvador? Hoy es el día para que lo haga. Prendidos de la mano de Jesucristo, llegaremos siempre a nuevos niveles, y emprenderemos ese maravilloso camino hacia el crecimiento personal y espiritual. No dilate la decisión más importante de su vida.

3. Oración familiar:

“Amado Dios y Padre celestial, deseamos como familia disfrutar este nuevo día. Reconocemos que has creado todo el universo para que lo disfrutemos. Mil gracias por esa preocupación que has tenido siempre porque disfrutemos la vida. Danos en el corazón la capacidad de perdonar, para dejar de lado las ofensas si mi cónyuge o mis hijos me hicieron algo que me ofendió. Perdonar para vivir la vida a plenitud. Perdonar para encontrar salidas a las crisis. Amado Dios, en tus manos entregamos el día de hoy. Amén”

4. Una Meta familiar para hoy:

Procuraré en el día de hoy reconocer una de las virtudes, tan solo una por este día, que tenga mi cónyuge y valoraré ese aspecto positivo de su vida.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1135


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | |









Los artículos más leídos

Consejería,, acompañamiento, dirección, matrimonio
Ocho recomendaciones para una buena consejería No sé si le ocurre con la misma frecuencia que a mí, pero infinidad de personas vienen en procura de aconsejamiento. Sin desconocer que la sicología aporta [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
manzana mordida
Aprendiendo de los errores de Adán y Eva para ser buenos padres En una reciente conferencia cuando formulé la pregunta respecto a si creían que Adán y Eva habían sido buenos padres, un considerable número de personas [...]
Principios para alcanzar y mantener la armonía familiar 2.1.- Que al término del Grupo Familiar, los participantes comprendan la importancia de hacer un alto en el camino para evaluar en qué estamos fallando y [...]
Tres pasos para romper las cadenas de opresión en su mente (Lección 9 – Nivel 3) No podía explicarse por qué todavía seguía escuchando voces en la intimidad de su ser. “No sirves para ser cristiano. Dios no te aceptará con tu [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar