Permaneciendo firmes en Cristo en medio de las circunstancias

Permanezca firme y gozoso aún en medio de la adversidad

Base Escritural: 1 Crónicas 5:18-26

Introducción:

¿Atraviesa por una profunda crisis? Sin duda todos los seres humanos hemos enfrentado situaciones así. Momentos críticos en los que no sabemos qué hacer. Experimentamos desesperanza e incluso, desasosiego. Deseamos salir de esa situación desesperada, pero no hallamos el camino. La diferencia entre estar sumidos en la crisis y encontrar la salida, la determina en quién hemos confiado. Dios es quien nos muestra el camino.

I. Hay circunstancias que nos roban la tranquilidad (vv.18, 19),

1. Circunstancias en las que no cuentan nuestras capacidades (v.18)

a. Eran un pueblo con vocación: la guerra

b. Eran un pueblo con naturaleza: preparados para la guerra

c. Eran un pueblo con una actividad: la guerra para conservar territorios

2. Circunstancias que nos encierran en un laberinto (v.19)

a. No sabían qué hacer ante la situación

b. Las circunstancias apuntaban a una derrota segura

c. Les embargaron los temores

d. No había salida aparente a la crisis

II. La diferencia para superar la crisis radica ¿En quién hemos confiado? (vv.19-23)

1. Nuestras capacidades son limitadas

2. Si confiamos en Dios, El cambia las circunstancias (vv.20,21)

a. Recibieron ayuda de Dios

b. Los enemigos se rindieron

3. El secreto es tener fe

a. Ellos “clamaron” (v. 20 b)

b. Ellos “esperaron en Dios” (v. 20 c)

4. Si confiamos en Dios, El pelea por nosotros (vv.22-24)

III. La infidelidad y la autosuficiencia traen sus consecuencias (vv.25, 26)

1. No permanecer alerta nos inclina a caer de nuevo (v. 24)

2. Creer que ya no necesitamos a Dios es insensatez (v. 25)

a. No podemos dejarnos influenciar por el mundo

b. Dejar a Dios nos expone a la derrota (v. 26)

Conclusión:

La cotidianidad de los seres humanos nos enfrenta a circunstancias que retan nuestra fe. En momentos de crisis tenemos varias opciones, la más común: salir corriendo. Pero el verdadero cristiano, permanece firme, no renuncia a la búsqueda de salidas, y ante todo, deposita su confianza en el Dios de dioses y Señor de señores. Si acudimos al Creador, en los momentos cuando la tormenta arrecia, podemos tener la certeza que no quedaremos avergonzados (Salmos 37: 17-19).

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6243


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | |









Los artículos más leídos

Un buen testimonio de vida impacta a quienes le rodean Invariablemente terminaba sus jornadas en los talleres de pintura, formulando una recomendación a sus alumnos o exaltando la calidad de los trazos, la [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar