Obreros llamados y comprometidos con extender el Reino de Dios

Dios nos llama a ser poderosos instrumentos en la extensión del Reino

Base Bíblica: Lucas 10: 1-12; 17-20; 17-20

Introducción:

El crecimiento exponencial del mundo, evidencia que hoy, en este mismo instante, decenas de personas están pasando a la eternidad sin Cristo. Dan ese paso trascendental para su existencia sin haber recibido la Palabra que podría marcar la diferencia entre su presente y su futuro en la eternidad. Nadie les habló de Cristo, ni siquiera le regaló un tratadito evangelístico. La realidad nos muestra que se necesitan hombres y mujeres que asuman un compromiso decidido y perseverante con la extensión del Reino de Dios. Usted puede ser esa persona, una de las personas que den pasos sólidos hacia la proclamación del Evangelio transformador de Jesucristo. Él llamó hace siglos a 70 que no eran parte de los 12 discípulos. Usted no necesita una investidura especial para convertirse en agente clave en la evangelización. Hoy es el día para tomar esa decisión.

I.- Dios llama y escoge obreros para la extensión de Su Reino (vv. 1, 2)

1.- El evangelista Lucas relata que al igual que a los 12 Discípulos, hubo otros 70 “héroes anónimos” a los que escogió Jesús para servirle (v. 1)

2.- A los 70 colaboradores a los que escogió para integrar su equipo, Jesús también les encomendó la tarea de extender el Reino de Dios.

a.- Jesús no hizo distinción de si llegaron primero o los últimos a desarrollar su tarea

b.- Dios tiene autoridad para llamar a quien quiera a servirle aun cuando no se ajusten al “perfil” que creemos, debería tener.

3.- Dios aún hoy sigue llamando a obreros porque la mies es mucha (v. 2)

“...rogad al Señor de la mies que envíe obreros...”

a.- ¿Estamos orando a Dios por obreros para Su mies?

b.- ¿Estamos dispuestos a ser los obreros que Dios necesita en su mies?

II.- Dios nos orienta y guía en cómo y hacia dónde extender el Reino de Dios (vv.3-8)

1.- Jesús mismo nos acompaña en la tarea de extender el Reino de Dios (v. 3)

a.- Jesús nos guía y fortalece

b.- Avanzamos en medio de lobos y la oposición

2.- Nuestra eficacia en la extensión del Reino de Dios se fundamenta en confiar en Dios como nuestro Proveedor (v. 4)

3.- Como obreros del Reino tenemos poder de Dios incluso con las palabras que salen de nuestra boca (vv.5, 6)

4.- Para Dios todo obrero es digno de su salario y nos bendice (vv. 7, 8)

III.- Dios nos concede la autoridad para extender Su Reino en la tierra (vv.9-12)

1.- Como obreros del Reino tenemos respaldo de Dios para ministrar sanidad a los enfermos (v.9)

a.- Dios ministra sanidad a Su pueblo por amor

b.- El poder para ministrar sanidad proviene de Dios y es a Dios a quien debe glorificar

2.- Quien se oponga a nuestro trabajo en la extensión del Reino, enfrentará las consecuencias (vv.10-12)

3.- Nuestro compromiso: Ser fieles y perseverantes en la extensión del Reino

IV.- Dios acompaña con poder y autoridad a quienes trabajan en la extensión de Su Reino (vv.17-20)

1.- El poder de Dios nos concede para extender Su Reino, nos concede autoridad para enfrentar las tinieblas (v. 17)

“...aún los demonios se nos sujetan en tu nombre…”

2.- Necesitamos del poder de Dios porque el enemigo se opone a nuestros esfuerzos por extender el Reino (v. 18)

3.- Si permanecemos fieles a la extensión del Reino, la autoridad de Cristo nos acompaña (v. 19)

“... y sobre toda fuerza del enemigo. y nada os dañará.”

4.- Los nombres de quienes trabajan en la extensión del Reino de Dios, están escritos en los cielos (v. 20)

Conclusión:

Usted y yo tenemos hoy la posibilidad de asumir un papel protagónico en la extensión del Reino de Dios. Es una decisión que debe tomar hoy, a la que debe sumar el compromiso. Dios le está llamando pero es usted quien da el paso. En la tarea de extender el Reino no estamos solos. Jesucristo nos guía. Nos muestra el camino y el cómo debemos hacer las cosas. Y, por supuesto, el Padre celestial nos concede la autoridad espiritual que necesitamos. Lamentablemente ignoramos el enorme poder que nos rodea, poder que permanece con nosotros en la medida en que dependemos del Señor y somos fieles a su llamamiento. ¡Hoy es el día para tomar la decisión de convertirnos en poderosos instrumentos en la extensión del Reino de Dios!

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6919


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | | | |









Los artículos más leídos

El papel de las figuras literarias en el estudio de la Biblia (Lección 9) Cuando nos damos a la tarea de estudiar cuidadosamente las Escrituras para hallar una enseñanza fresca para nuestra vida y para compartir el mensaje con otras [...]
Decídase a perdonar “Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les [...]
guerra espiritual
Taller de Guerra Espiritual – Venciendo sobre las tinieblas Los cristianos estamos inmersos en una guerra espiritual que se libra en medio nuestro. Somos por naturaleza, la creación amada de Dios, y ese hecho nos [...]
Supere los enemigos de la relación familiar ¿Cuáles son los principales enemigos de la relación familiar? Permítanme relacionarle algunos: el trabajo, el egoísmo, las muchas ocupaciones en la [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar