Nuevo nacimiento, el comienzo de una vida en victoria

De la mano del Señor Jesús emprendemos una nueva vida

Base Escritural: Juan 3:1-7

Introducción:

¿Por qué muchos cristianos que recién comienzan su vida de la mano del Señor Jesús se vuelven atrás con relativa facilidad? La respuesta es sencilla: porque considera que ir a los pies de Cristo produce cambios rápidos y perecederos. Olvidar que con ayuda del Maestro, el camino hacia el cambio y crecimiento personal y espiritual apenas comienza. Es un proceso en el que avanzamos progresivamente, tomados de Su mano poderosa. No es en nuestras fuerzas como somos transformados sino por el obrar divino en nuestra forma de pensar y de actuar.

I. El nuevo nacimiento es el comienzo de una nueva vida

1. Una idea equivocada en cuanto al nuevo nacimiento es que, sin mayor esfuerzo, producirá un cambio definitivo y radical en nuestra vieja naturaleza

a. Cuando Dios trata con nosotros, con nuestra vida, se produce un cambio progresivo, modificando la vieja naturaleza (Génesis 6:5)

b. No podemos olvidar que la naturaleza humana se inclina a la maldad (Salmos 14:2, 3)

2. En nuestras fuerzas no podemos cambiar sino con la ayuda de Dios, porque nuestra naturaleza nos inclina a la maldad (Isaías 1:5, 6; 40:6; Jeremías 13:23)

a. No podemos desconocer que el corazón es engañoso (Jeremías 17:9; Romanos 3:9-19; Eclesiastés 1:15)

b. Dios conoce qué anidamos en el corazón (Juan 2:24, 25; 3:6)

3. Dios nos transforma en nuevas criaturas (Juan 12:30)

4. Si se lo permitimos, Dios trata con nuestro ser para llevarnos a ser nuevas criaturas (Hechos 13:38, 39; Romanos 6:4-6; Efesios 2:1-6; 3:14-19)

a. La vieja naturaleza no deja de serlo sino hasta el final de nuestros días

b. La transformación de la vieja naturaleza se produce cuando crucificamos nuestra carne (Gálatas 5:24; Romanos 6:11)

II. El nuevo nacimiento nos hace partícipes de una nueva naturaleza (2 Corintios 5:17)

1. Si nacemos en el Espíritu, somos del Espíritu (Juan 3:6)

a. Dios cambia nuestra naturaleza (2 Pedro 1:4)

b. Somos engendrados por Dios mismo (Santiago 1:18)

c. La regeneración o nuevo nacimiento sólo es obra de Dios porque nosotros no lo podemos hacer en nuestras fuerzas (Isaías 64:6)

2. El proceso del nuevo nacimiento no es fácil de entender desde la perspectiva humana porque es eminentemente espiritual (1 Corintios 2:14, 14)

a. El nuevo nacimiento es la antesala de la eternidad con Cristo (Juan 5:24-29; 6:47; 20:31)

b. Ahora somos nacidos de una semilla santa por la obra del Espíritu Santo (Santiago 1:18; 1 Pedro 1:23)

c. Dios nos limpia de toda carga de pecado del ayer; nos da un corazón nuevo (Ezequiel 36:25-27)

d. Quienes se esfuerzan por cambiar su forma de ser, terminan frustrados

III. A través del nuevo nacimiento Dios nos ve como hombres y mujeres santos

1. Cuando nacemos de nuevo, el Espíritu obra transformación en nuestras vidas (Romanos 8:14-17)

2. Nuestra nueva condición es la de hijos de Dios (1 Juan 3:2; Juan 1:12; Tito 3:5-7)

a. Dios nos ve como hombres y mujeres justos (Romanos 4:24, 25)

b. Tenemos asegurada la vida eterna en Cristo (Juan 3:36; 20:31)

c. Fluye en nosotros el poder del Espíritu Santo (Juan 4:14)

Conclusión:

El nuevo nacimiento no es otra cosa que brindarle la oportunidad a Dios para que tome las llaves de nuestro corazón y haga de nosotros, la persona que Él quiere que seamos. No es algo que se produce de inmediato, sino un proceso. Con Su ayuda, podemos lograrlo. Él es quien nos hace vencedores, nos transforma, nos da solidez en ese proceso de transformación y crecimiento. ¡Prendidos de la mano del Señor Jesús podemos lograrlo!

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=5891


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | |









Los artículos más leídos

El papel de las figuras literarias en el estudio de la Biblia (Lección 9) Cuando nos damos a la tarea de estudiar cuidadosamente las Escrituras para hallar una enseñanza fresca para nuestra vida y para compartir el mensaje con otras [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Decídase a perdonar “Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les [...]
guerra espiritual
Taller de Guerra Espiritual – Venciendo sobre las tinieblas Los cristianos estamos inmersos en una guerra espiritual que se libra en medio nuestro. Somos por naturaleza, la creación amada de Dios, y ese hecho nos [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar