No se endeude, y si lo hizo, pague sus acreencias

Con ayuda de Dios aprendemos a ser buenos administradores del dinero

1.- Lectura Bíblica: Proverbios 3:27, 28; Salmos 37:21; Proverbios 17:18.

2.- Versículo para memorizar:

“Los perversos piden prestado y nunca pagan, pero los justos dan con generosidad.” (Salmos 37:21. NTV)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

El manejo económico es una de las mayores responsabilidades que nos asisten como hijos de Dios. De hecho en varias ocasiones el Señor Jesús insistió en la necesidad de ser fieles en lo poco para recibir— de parte del Padre celestial— el encargo de algo más grande.

Las crisis económicas que nos llevan al borde de la bancarrota son una manifestación de que, quizá, hicimos algo mal.

El primer paso es reconocer que fallamos y que, como consecuencia de ese error, las consecuencias no debe pagarlas nuestra familia.

Un segundo paso es darnos a la tarea de pagar las deudas. Si usted hoy se encuentra en la insolvencia pero, con el paso de los días y rendido a Dios, las cosas mejoran, lo que debe hacer es ponerse al día con los acreedores, así sea poco a poco. Una buena alternativa es definir un plan de pagos para ir amortizando las acreencias.

El autor cristiano y conferencista internacional, Howard Dayton, escribe: “Los hijos de Dios deben pagar sus cuentas y deudas lo antes posible. Muchas personas atrasan sus pagos para vivir con el dinero de los acreedores el mayor tiempo posible, y esto no es bíblico…” (Howard Dayton. “Su dinero cuenta”. Grupo Nelson. 2012. EE.UU. Pg. 51)

Este principio lo encontramos fundamentado en la enseñanza del rey Salomón cuando escribió: “No dejes de hacer el bien a todo el que lo merece, cuando esté a tu alcance ayudarlos. Si puedes ayudar a tu prójimo hoy, no le digas: «Vuelve mañana y entonces te ayudaré».” (Proverbios 3:27, 28. NTV)

Nuestra naturaleza de cristianos –de hombres y mujeres redimidos por Jesús que emprenden una nueva vida — , nos lleva a ser íntegros y correctos en todo cuanto hacemos. Este fundamento de vida lo reafirmó el rey David: “Los perversos piden prestado y nunca pagan, pero los justos dan con generosidad.” (Salmos 37:21. NTV)

¿Cuál debe ser nuestra actitud? Pagar lo que debemos. Sencillo, práctico, correcto. ¿Debe a alguien? Revise su manejo financiero, pida ayuda a Dios pero apenas comience a mejorar su situación económica, póngase al día con los acreedores.

Otro consejo que no podemos echar en saco roto, es no servir de fiadores de nadie. El asunto lo abordan las Escrituras de la siguiente manera: “Es una insensatez dar garantía por la deuda de otro o ser fiador de un amigo.” (Proverbios 17:18. NTV)

Se estima que entre el 50 y el 75% de quienes sirven de fiadores, terminan emproblemados, es decir, asumiendo la totalidad de las deudas. Lo recomendable, entonces, no asumir ese tipo de compromisos.

Recuerde que la inversión de cada peso debe ser sometida en manos de Dios. Él es quien guía nuestros pasos y nos concede el poder y la sabiduría para hacer inversiones apropiadas, en el momento oportuno.

Ahora, si no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que no se arrepentirá. Cristo en nuestras vidas nos permite experimentar crecimiento personal, espiritual y familiar. Decídase hoy por Jesucristo.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Qué dicen las Escrituras en cuanto a brindar ayuda a quien lo necesita (Proverbios 3:27, 28)?

b.- ¿Qué implicaciones tiene este pasaje en lo que respecta al buen manejo de las finanzas?

c.- ¿Qué aprendemos en las Escrituras en lo que respecta a pagar las deudas (Salmos 37:21)?

d.- ¿Es usted un buen administrador de los recursos que Dios le ha confiado?

En adelante y con ayuda de Dios, invertiré los recursos. Cada vez que deba invertir un peso, le pediré sabiduría a Dios en oración.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2736


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | |








Los artículos más leídos

No se endeude, y si lo hizo, pague sus acreencias El manejo económico es una de las mayores responsabilidades que nos asisten como hijos de Dios. De hecho en varias ocasiones el Señor Jesús insistió en la [...]
El juego sano ayuda a integrar a la familia ¿Cuánto tiempo toma diariamente — o al menos en la semana — para hacer un alto en el camino, divertirse con un juego sano e involucrar en esta actividad [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
La sexualidad en la relación conyugal “Con demasiada frecuencia se hablan de muchos temas en las iglesias, pero aparte de la espiritualidad no se aborda la sexualidad como algo importante; se le [...]
¿Cómo dar buen testimonio de Cristo en todo lugar? “Vivir a Cristo. Interesante. Es una palabra que escucho una y otra vez en la iglesia en la que me congrego. Mi pregunta es, ¿qué hacer cuando queremos [...]


Léanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar