No se deje enredar por el ocultismo

(Lección 1 – Nivel 2)

No podemos dejarnos engañar por el ocultismo

El ocultismo es una fuerza real que involucra varias disciplinas. En estas prácticas convergen desde el satanismo, pasando por filosofías orientales milenarias hasta lo más común: la brujería con todas sus ramificaciones.

Creería que se trata de meras especulaciones de fanáticos religiosos — , me dijo furioso el polémico asistente a una charla que impartí sobre guerra espiritual.

Después de un breve diálogo, de cara a los asistentes al evento, terminó por aceptar dos elementos: El primero, que infinidad de personas sienten inclinación por lo oculto— sin distinto de nivel social ni de formación académica o religiosa — , y en segundo lugar, que si éstas actividades han estado tan arraigadas entre millares de personas, por espacio de muchos siglos, es porque deben tener un asidero.

Desconozco cuál sea su grado de conocimiento alrededor del ocultismo, qué tipo de interés le asiste o si, definitivamente, no cree que sea real. Sea cual fuere su posición, le invito a leer con detenimiento los planteamientos que comparto con usted y saque sus propias conclusiones.

Una bruja habla de su experiencia

Latinoamérica ha sido cuna de prácticas ocultistas. Uno de los principales focos es el Caribe, a raíz del ingreso de hombres y mujeres sometidos a esclavitud— durante la colonización— quienes fueron traídos desde las lejanas tierras de África.

Arrastraron consigo sus creencias ancestrales y ante la presión para que asumieran la fe cristiana, no hicieron otra cosa que poner nuevos nombres a los dioses que adoraban desde la antigüedad.

Es así como sorprende que un buen número de clasificados, en diarios, revistas y medios virtuales, estén asociados con esoterismo, adivinación y brujería entre otras modalidades de cruzar el umbral de lo oculto.

Una bruja a quien entrevistó el periodista y escritor colombiano, Germán Castro Caycedo, relata lo siguiente: “A mí me explicaron mucho después de estar practicando la brujería, que cuando alguien adivina la suerte, los espíritus que entran en el adivino para ayudarle; que se llaman espíritus pitónicos, y se quedan allí hasta una tercera o cuarta generación. Ejercí por años la brujería. Sin embargo nunca creí que aquello tuviera algo de diabólico. Pensaba que todo venía de mi Dios como algo extraordinario.” (Germán Castro Caycedo. “La bruja: Coca, política y demonio”. Editorial Planeta. 2014. Colombia. Pg. 21)

Amanda Londoño, como se identifica a la protagonista real del libro, residente en un pueblo del Departamento de Antioquia, en el noroccidente colombiano, relata que logró ejercer una poderosa influencia en la población donde residía. Igualmente describe que hasta su casa llegaron políticos, gobernantes y personas vinculadas al narcotráfico. La consideraban muy poderosa y querían ser beneficiarios de sus servicios.

Al referirse a las fuerzas ocultistas a las que acudía, Amanda relata: “Los espíritus pitónicos permiten que usted se comunique con el más allá y sea capaz de adivinar; pero ojo: eso lo puede introducir y sepultar en otra dimensión. Los monicongos muñecos de badana, rellenos y bordados por los lados. Con todo eso yo hacía procesiones armada de un taburete en la casa mientras decía las oraciones propias de una procesión. ¿Qué buscaba? Que salieran de allí los malos espíritus. Pero el caso fue que terminé yendo donde el siquiatra porque tenía tremenda depresión y me costó mucho tiempo recuperarme. Por lo que supe después, esa fue una época en que me inundaron los espíritus del mal.” (Germán Castro Caycedo. “La bruja: Coca, política y demonio”. Editorial Planeta. 2014. Colombia. Pag. 59)

La mujer estaba bajo el engaño de satanás, quien le hacía creer que se trataba de actividades en beneficio de las personas y que tenían un trasfondo religioso.

Una mujer quien pidió ser liberada de posesión demoníaca, asistía con frecuencia donde brujas. Temía que su esposo estuviera inmerso en adulterio y deseaba saber con quién salía el hombre.

Realmente no sospeché que se tratara de algo malo porque en la casa de la bruja, en la sala, había una Biblia grande abierta en el Salmos 91 — dijo. También me refirió que en varias paredes había imágenes de santos y un altar, sobre un costado de una habitación, alumbrado con velones de color oscuro.

Bien tarde comprendió que había hecho acuerdos con el mismo diablo procurando restaurar su hogar.

¿Por qué tiene tanta aceptación el ocultismo?

Si tras el ocultismo está operando el mismo satanás, ¿por qué tiene tanta aceptación? La respuesta la ofrece el apóstol Pablo cuando en su carta a los creyentes de Éfeso, escribió: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efesios 6:12)

Quizá me dirá: Ya lo sabía, pero sigo inquieto: ¿Por qué se expande el ocultismo de manera exponencial entre la sociedad?

Le invitaría en tal caso a consultar lo que anota el mismo Pablo cuando escribió a los creyentes de Corinto: "Y si todavía nuestro evangelio está velado, para los que se pierden está velado, 4en los cuales el dios de este mundo ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios.” (2 Corintios 4:4. La Biblia de Las Américas)

Como se recordará en el tiempo antiguo la mitad de la península griega esta tierra se reducía a una angosta cintura de menos de 6 km de ancho, conocida como el Istmo de Corinto.

La ciudad de Corinto estaba ubicada sobre la parte alta del Istmo, y era un importante puente de tierra entre la parte norte y la parte sur de Grecia.

Este territorio constituía una barrera para la navegación entre el mar Egeo al este y el mar Adriático al oeste. Corinto era una ciudad célebre del Peloponeso, la capital Corintia. La habitaban alrededor de 400.000 personas y era la ciudad más importante de Grecia en la época de Pablo.

Un hecho importante es que tenía tres buenos puertos y dominaba el tráfico de ambos mares del este y los mares del oeste. La población se componía de griegos, judíos e italianos, una multitud mixta de todas partes.

En el tiempo de Pablo había mucha iniquidad allí. La religión y la filosofía habían sido prostituidas a propósitos bajos. Las prácticas ocultistas proliferaban y esta circunstancia, en particular, dificultó los procesos de evangelización.

No crea las mentiras de Satanás

Cuando usted acude a un ocultista, es probable que le argumente estar bajo la voluntad de Dios. Quizá no le negará que cree en Él. No obstante se defenderá diciendo que busca otras fuerzas para ayudarse.

Para serle sincero, creo que infinidad de ocultistas que incluso hacen acopio de frases bíblicas, lo hacen con sinceridad. Están bajo el engaño y creen que están trabajando para Dios. En sus vidas se aplicará la advertencia del Señor Jesús: “No todo el que me llama: “¡Señor, Señor!” entrará en el reino del cielo. Solo entrarán aquellos que verdaderamente hacen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. El día del juicio, muchos me dirán: “¡Señor, Señor! Profetizamos en tu nombre, expulsamos demonios en tu nombre e hicimos muchos milagros en tu nombre”. “ (Mateo 7:21, 22. NTV)

Si usted por alguna razón acudió alguna vez a una práctica ocultista, termina bajo maldición como estudiaremos con fundamento en las Escrituras. En tal caso, debe renunciar en el Nombre poderoso de Jesús a toda puerta abierta al mundo de las tinieblas y declarar que por el amor del Padre manifestado en la obra redentora de Cristo, su vida le pertenece a Él.

El precio por su vida Jesús lo pagó en la cruz, cuando vertió su sangre para perdonar sus pecados y presentarlo en la Presencia del Padre celestial como un hombre o mujer justo.

Adorar ídolos o consultar brujas, santeros o quirománticos no son prácticas inocentes. Abren puertas a la condenación eterna.

El ministro cristiano, Carlos Mraida, de Argentina, advierte: “La idolatría no es solamente adorar estatuas; es poner nuestra confianza en cualquier cosa o persona que no sea Dios. El peligro no es sólo para los incrédulos. Por esa razón el apóstol Juan advierte a los creyentes que se aparten de los ídolos. Entonces podemos orar destituyendo a todo ídolo y entronizar solamente a Cristo.” (Carlos Mraida, citado en “40 días de ayuno, oración y renovación personal 2014”. Movimiento: Argentina oramos por vos. Pg. 21)

No crea en los engaños del diablo. El gobierno de Dios no tiene la más mínima relación con lo oculto. Rompa esas cadenas que lo mantienen atado.

El primer gran paso para llegar a nuevos niveles en la guerra espiritual, es disponer nuestro corazón para superar todo engaño en el que pudimos estar sumidos por años por parte del enemigo, y renunciar a toda puerta abierta en el Nombre glorioso de Jesucristo.

El segundo fundamento si deseamos alistarnos para la batalla, es someternos a la voluntad de Dios, que debe ser el eje central de nuestra existencia. Es un fundamento de victoria.

Al respecto el Señor Jesús nos enseñó: "Pero Jesús les dijo: — Mi comida es hacer la voluntad del que me envió y terminar su trabajo.” (Juan 4:34. La Biblia Dios habla hoy)

Si caminamos en el centro mismo de Su voluntad y sometemos nuestro corazón para que Él cumpla su propósito en nosotros, se cumplirá la misión que tiene para nosotros desde antes de la fundación del mundo.

En esa dirección, sin duda una de las tareas que tenemos, es contribuir decididamente para que los cautivos sean libres; poner en sus manos las herramientas para que rompan las cadenas; guiarles a los pies de Cristo para que puedan emprender una nueva vida y disfrutar de manera permanente de esa libertad.

¡Hoy es el día de involucrarnos en la guerra espiritual a profundidad, y dar pasos sólidos para llegar a nuevos niveles!

Preguntas para la discusión en grupo:

a.- ¿Por qué afirmamos que el ocultismo es una fuerza real que involucra varias disciplinas?

b.- ¿Cree usted que realmente estamos inmersos en una batalla espiritual (Efesios 6:12)?

c.- ¿Cómo contribuyeron al ocultismo quienes fueron traídos de África como esclavos durante la colonización?

d.- ¿De qué manera considera usted que ha logrado satanás engañar al mundo?

e.- ¿Qué estrategia ha utilizado el enemigo para evitar el avance del evangelismo (2 Corintios 4:4)?

f.- ¿Conoce personas que, estando en el ocultismo, creyeron que incluso sus actividades estaban relacionadas con la religión?

g.- Si desea llegar a nuevos niveles en la guerra espiritual, ¿podría describir cuáles son los dos pasos fundamentales?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=7167


Publicado en: Guerra Espiritual

Etiquetas:









Los artículos más leídos

Tres pasos para romper las cadenas de opresión en su mente (Lección 9 – Nivel 3) No podía explicarse por qué todavía seguía escuchando voces en la intimidad de su ser. “No sirves para ser cristiano. Dios no te aceptará con tu [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El ángel de los necesitados… Las imágenes de la televisión le hicieron comprender la magnitud del drama que vivían decenas de personas desplazadas de sus campos a raíz de la violencia [...]
Siete estrategias para vencer el estrés Las preocupaciones matan más que las enfermedades. Millares de personas terminan cediendo al estrés y dejan de lado la vida maravillosa que Dios tiene para [...]
camino
Los verdaderos protagonistas pasan inadvertidos No cesaba de dar vueltas en la oficina. “¿Por qué agredí así a mi hijo, si es tan pequeño y no razona igual que yo?” Julio no sabía de su asombro por [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar