No caigamos en la trampa de las deudas

Con ayuda de Dios aprendemos paulatinamente a manejar las finanzas

1.- Lectura Bíblica: Proverbios 22:7

2.- Versículo para memorizar:

“Así como el rico gobierna al pobre, el que pide prestado es sirviente del que presta.” (Proverbios 22:7. NTV)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Cuando usted enciende el televisor, escucha radio o tal vez mira alguna página en la Internet, se encontrará con atrayentes anuncios que ofrecen la idea de una vida llena de privilegios a partir de contraer deudas. “No se preocupe por el mañana, disfrute hoy”, es el común denominador que promueven las propagandas. Lo lamentable del asunto es que infinidad de personas caen en la trampa.

Dave Ramsey lo explica de la siguiente manera:

“La deuda se nos ha presentado tan audazmente, tan ruidosamente y con tanta frecuencia que imaginar vivir sin ella exige romper con el mito. Tenemos que destruir sistemáticamente tales mitos. Se nos ha vendido la deuda con tana repetición y con tanto fervor que la mayoría de las personas no pueden concebir siquiera lo que sería cada mes no tener que hacer pagos. Así como los esclavos nacidos en la esclavitud no pueden visibilizar la libertad, nosotros los estadounidenses no sabemos qué sería un día despertar sin deudas.” (Dave Ramsey. “La transformación total de su dinero”. Grupo Editorial Nelson. 2008. Pg. 21)

Es muy probable que las deudas a las que hace frente hoy, que quizá le roban el sueño y la tranquilidad, son el fruto de un anhelo del momento, de la inquietud generada por un mensaje de los expertos en mercadeo para que viva de lo prestado.

Reconozco haber contraído deudas para comprar artículos, vestidos y hasta aparatos electrónicos que sencillamente no uso.”, dijo una atribulada mujer que está inmersa hoy en la tarea de saldar todas sus deudas por la tarjeta de crédito.

El rey Salomón que además de ser uno de los hombres más ricos de toda su historia aprendió principios de sabiduría a partir de los errores cometidos, advirtió: “Así como el rico gobierna al pobre, el que pide prestado es sirviente del que presta.” (Proverbios 22:7. NTV)

Cuando analizamos cuidadosamente el asunto, encontramos que las Escrituras no solo descalifican el endeudarnos por considerar que se trata de un comportamiento insensato, sino que además pone en el nivel de esclavos a quienes viven endeudados.

Pagar las acreencias incluidos los intereses mensuales disminuye nuestra capacidad financiera y, de paso, nos llevan a experimentar inquietud. Todo el panorama podría cambiar si sencillamente desarrollamos en nuestra vida la cultura del ahorro y si algo nos atrae, sencillamente lo compramos sin tener que comprometer nuestro futuro económico.

Dios es nuestro proveedor:

Él es quien satisface nuestros requerimientos. Lograrlo es posible solamente cuando aprendemos a depender de Él y depositamos en Su poder ilimitado toda nuestra confianza.

Él nos ayuda en nuestras necesidades y es necesario cambiar nuestro esquema de comportamiento económico para que cambie nuestra vida en lo personal y familiar.

Si no le ha abierto las puertas de su corazón a Jesucristo hoy es el día para que lo haga. Prendidos de la mano del Salvador iniciamos el maravilloso proceso de crecimiento personal y espiritual que anhelamos. Cristo nos lleva siempre a nuevos niveles.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Qué enseñanza podemos tomar y aplicar a nuestro vida con fundamento en Proverbios 22:7?

b.- ¿Está dispuesto a que Dios maneje su economía a nivel personal y familiar?

c.- ¿Qué le impide renunciar al manejo que usted le da a su economía?

d.- ¿Ha pedido a Dios que le ayude a ser libre de las deudas que pesan sobre su vida?

Desde hoy una meta: Medir cuidadosamente cada pero que invierte y pedir guía a Dios.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2838


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | |









Los artículos más leídos

Consejería,, acompañamiento, dirección, matrimonio
Ocho recomendaciones para una buena consejería No sé si le ocurre con la misma frecuencia que a mí, pero infinidad de personas vienen en procura de aconsejamiento. Sin desconocer que la sicología aporta [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
manzana mordida
Aprendiendo de los errores de Adán y Eva para ser buenos padres En una reciente conferencia cuando formulé la pregunta respecto a si creían que Adán y Eva habían sido buenos padres, un considerable número de personas [...]
Principios para alcanzar y mantener la armonía familiar 2.1.- Que al término del Grupo Familiar, los participantes comprendan la importancia de hacer un alto en el camino para evaluar en qué estamos fallando y [...]
Tres pasos para romper las cadenas de opresión en su mente (Lección 9 – Nivel 3) No podía explicarse por qué todavía seguía escuchando voces en la intimidad de su ser. “No sirves para ser cristiano. Dios no te aceptará con tu [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar