Moviéndonos en la llenura del Espíritu Santo

Dios desea que experimentemos la llenura del Espíritu Santo

Base Bíblica: 1 Corintios 2:10, 11

Introducción:

Es necesario entender el papel del Espíritu Santo en nuestra vida de oración. Todos necesitamos de Su Presencia guiándonos. Sin Él no podemos vivir ni experimentar crecimiento permanente. En el Antiguo Testamento encontramos que el Espíritu Santo  sólo venía sobre algunas personas. Después del Sacrificio del Señor Jesús en la cruz, todos podemos ser bautizados y llenos del Espíritu Santo.

I. Es necesario conocer al Espíritu Santo

1. El Espíritu Santo no tiene cuerpo pero es persona

a. Mente – Toma decisiones y nos guía

b. Voluntad

c. Emociones – Se contrista

2. El Espíritu Santo nos releva la voluntad de Dios el Padre (1 Corintios 2:10, 11)

a. Nos da revelación

b. Nos enseña

3. ¿Cómo escuchamos al Espíritu Santo? Cuando caminamos en intimidad con Él (Apocalipsis 2:7, 11)

II. Es necesario permanecer en el Espíritu Santo (1 Samuel 16:14)

1.  El Espíritu Santo puede apartarse de un creyente cuando hay en su vida pecado y desobediencia (1 Samuel 16:14)

a. Cuando el Espíritu Santo se aparta de una persona, puede venir sobre ella un espíritu de maldad

b. La decisión equivocada de Saúl lo llevó al estancamiento y revés espiritual

2. La dureza de la mente y el ser lleva al hombre a resistir el obrar y Presencia del Espíritu Santo

III. Es necesario ser obedientes al Espíritu Santo

1. Si estamos atentos a Él, el Espíritu Santo nos habla como creyentes pero también como líderes de una comunidad de creyentes (Apocalipsis 2:11; 3:16, 13, 22)

a. Para escuchar al Espíritu Santo es necesario pasar tiempo en Su Presencia (Apocalipsis 2:17)

b. Para escuchar al Espíritu Santo es necesario estar dispuestos siempre para Él (Apocalipsis 2:19)

2. Cuando el Espíritu Santo nos habla debemos ser obedientes (Hechos 8:29, 30)

3. Cuando el Espíritu Santo nos habla debemos confiar en Él (Hechos 11:12)

Conclusión:

Toda persona puede moverse en la dimensión del Espíritu Santo. Basta que disponga su corazón para Él. Con Su divina ayuda, no solo experimentamos crecimiento en todas las áreas sino que llegamos a ser eficaces en nuestro desenvolvimiento ministerial. Hoy es el día en que debemos reconocer la necesidad de caminar en la Presencia del Señor, buscar Su Espíritu para que avive nuestra vida y, permitir que nos guíe en todos los caminos que recorremos en nuestra vida personal, familiar y ministerial.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=727


Publicado en: Sermones

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

¿Qué precio demanda seguir a Jesús el Señor? Infinidad de personas en todo el mundo desean seguir al Señor Jesús. Sin duda, una aspiración bastante válida e importante. Pero, ¿están esas personas [...]
familia
Encontrando salidas a la crisis familiar La noticia que recibió aquella mañana Briggite, fue la carta de su esposo solicitándole el divorcio. No lo hizo personalmente. Lo hizo mediante una [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Enfrentando el desánimo “Con frecuencia y en mi disposición de servir al Señor en la obra del Reino, enfrento el desánimo. ¿Por qué razón yo que sirvo a Dios pareciera que [...]
Con ayuda de Dios podemos comenzar de nuevo.
Resiliencia para enfrentar momentos difíciles de la vida Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar