Los dones del Espíritu Santo

Dios desea llenarnos con Su Espíritu

Base Bíblica: 1 Corintios 12: 4-11.

Introducción:

Dios obra poderosamente en la vida de quienes caminan prendidos de Su mano. Una de esas formas maravillosas es el otorgamiento de los dones del Espíritu Santo, conforme Él quiere.

Cuando la iglesia desea moverse con poder, cada miembro de la congregación debe abrir su vida al poder espiritual que proviene del Señor. Esa decisión es la que marca la diferencia.

I.- DIOS REPARTE A TODOS LOS CREYENTES DE SUS DONES (1 Corintios 12)

1.- El Espíritu Santo concede diversos dones (vv. 4, 5)

2.- Dios es quien obra en todos por Su Santo Espíritu (v. 6)

3.- Dios obra a través de los dones del Espíritu Santo en cada persona (v. 7)
a.- Palabra de sabiduría (v. 8 a)
b.- Palabra de ciencia (v. 8 b)
c.- Fe (v. 9 a)
d.- Dones de sanidades (v. 9 b)
e.- El hacer milagros (v. 10 a)
f.- Profecía (v. 10 b)
g.- Discernimiento de espíritus (v. 10 c)
h.- Diversos géneros de lenguas (v.10 d)
i.- Interpretación de lenguas (v. 10 c)
4.- Dios concede conforme Él quiere (v. 11)

II.- LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO TIENEN UN PROPÓSITO

1.- Nos enseña cómo pedirá Dios en oración (Romanos 8: 26)

2.- La manifestación del Espíritu Santo en el creyente cumple el propósito de Dios (Hechos 2: 4)

3.- Los dones fortalecen la vida de oración del creyente (Efesios 6: 18)

4.- Los dones del Espíritu Santo nos proveen del poder que necesitamos (Marcos 16: 17, 18)

5.- Ministramos en el Espíritu Santo con sabiduría, para honrar y glorificar al Señor (1 Corintios 14: 18, 19)

III.- EL ESPÍRITU SANTO ES FUNDAMENTAL EN EL MINISTERIO CRISTIANO

1.- El Espíritu Santo que se manifiesta en el creyente, intercede por nosotros ante el Padre (Romanos 8: 27)

2.- Podemos aspirar a dones específicos (1 Corintios 14: 39-41)

3.- El Espíritu Danto nos permite desarrollar el ministerio en la obra de Dios (1 Corintios 12: 28)

4.- Somos sellados con el Espíritu Santo cuando aceptamos al Señor Jesucristo (Efesios 1: 13)

Conclusión:

Todos los creyentes en Jesús, que siguen Sus pasos, no solamente son sellados con el Espíritu Santo como enseña Efesios 1: 13, sino que, además, reciben los dones que son esenciales para el ministerio en la obra de Dios.

¿Hay alguna fórmula para la llenura del Espíritu Santo y desarrollar los dones? Por cierto, que no. El secreto, realmente, estriba en caminar en fidelidad a Dios, nuestro amado Padre celestial y Hacedor.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=10598


Publicado en: Sermones









Los artículos más leídos

Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar