Logre cambios en su vida que permanezcan siempre

Si experimentamos crecimiento, de la mano de Dios, esos cambios permanecerán

1. Lectura Bíblica: Lucas 6:43-45

2. Versículo para memorizar:

“Lo que uno dice brota de lo que hay en el corazón.” (Lucas 6:43-45. NTV)

3. Reflexión en la Palabra de Dios:

Los cambios para que sean eficaces, deben ser genuinos. Tener raíces sólidas. Por supuesto, no será en nuestras fuerzas porque los seres humanos generalmente nos damos por vencidos cuando surgen dificultades o nuestra vieja naturaleza nos traiciona, reaccionamos y, en adelante, pensamos que jamás lo lograremos.

Las modificaciones en nuestros patrones de comportamiento, a nivel personal y familia, deben comenzar desde adentro hacia afuera. No al revés, porque sería mera apariencia.

Nuestro amado Salvador Jesucristo lo ilustró de la siguiente manera: “Un buen árbol no puede producir frutos malos, y un árbol malo no puede producir frutos buenos. Al árbol se le identifica por su fruto. Los higos no se recogen de los espinos, y las uvas no se cosechan de las zarzas. Una persona buena produce cosas buenas del tesoro de su buen corazón, y una persona mala produce cosas malas del tesoro de su mal corazón. Lo que uno dice brota de lo que hay en el corazón.” (Lucas 6:43-45. NTV)

Lo que determina el grado de influencia que Dios está ejerciendo en nosotros, a través de la oración, la lectura diaria y sistemática de las Escrituras y una disposición permanente de Su búsqueda, es la manera como se transforma nuestra forma de pensar y de actuar, es decir: los frutos.

Si el Señor gobierna nuestro ser, Él trae cambios y progresivamente vamos experimentando cambios sólidos que no se modificarán hacia atrás pese a la información con la que nos bombardea la sociedad, plagada de antivalores.

Tenga presente que la transformación de un hijo de Dios siempre está relacionada con la forma de pensar. Renovar nuestra mente. Ese es el secreto. Es posible si nos rendimos de corazón a Dios.

Si reconocemos que los antivalores de la sociedad corrompen el propósito del Padre para nosotros así como la identidad que debe asistirnos siempre. Por supuesto, renovar la mente nos traerá un enorme conflicto, pero podemos vencer con ayuda de nuestro Poderoso Creador.

El primer paso que usted debe dar y al que le invitamos, es recibir a Jesucristo como el Señor y Salvador de su vida. Le aseguramos que no se arrepentirá. Él nos lleva a nuevos niveles de vida.

4. Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a. ¿Creo que mi familia vale la pena tanto como para cambiar con ellos?

b. ¿Tengo claro qué aspectos debo cambiar con mi familia?

c. ¿He intentado alguna vez cambiar con mi familia?

d. ¿Estoy dispuesto a cambiar con mi familia?

En adelante emprenderé el proceso de cambio con mi familia, con ayuda de Dios.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=419


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | |









Los artículos más leídos

problemas, soluciones,
Maneje los conflictos con ayuda de Dios “Como es previsible, tengo conflictos. Con mi familia pero también con mis compañeras en el trabajo. Me desestabiliza. Pienso que le fallo a Dios. ¿Será [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
navidad
Cómo realizar la Novena Cristiana de Navidad Unos están a favor de adornar la casa con motivos alusivos a la navidad, reunirse en torno al pesebre, recordar el milagro de la redención y concluir un [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar