Llamamiento y respuesta a Dios

Dios nos llama a experimentar una vida renovada y de victoria

Base Escritural: Marcos 3:13-19

Introducción:

Cada uno de nosotros tiene un propósito y un destino. Los dos son trazados por Dios. Él lo hizo desde la eternidad, desde antes que existiéramos y, desde esa perspectiva, sus planes para nosotros son perfectos. La forma de avanzar en el cumplimiento de ese propósito y ese destino, es cuando nos movemos en la perfecta voluntad de Dios.

En muchas ocasiones nos movemos en otra dirección. En tal caso, posiblemente nuestro final será distinto. No obstante, cuando nos rendimos a Dios, Él nos lleva en la dirección apropiada, ajusta las circunstancias y logramos la plenitud y la realización. Eso es posible cuando escuchamos Su poderoso llamado para nosotros.

I. EL LLAMAMIENTO DE DIOS IMPLICA RENUNCIAR A LA CARNE

  1. No todos están dispuestos a pagar el precio (vv. 60, 66) “...Al oírlas, muchos de sus discípulos...”
  2. Hay quienes aman más al mundo que a Dios
  3. Hay quienes vuelven la mirada atrás
  4. Los misterios de Dios se entienden por la obra del Espíritu Santo (vv. 61-63)
  5. Sujetos a la carne, no ascendemos en la dimensión espiritual (vv. 61, 62)
  6. Jesucristo marcó las diferencias (v. 63)
  7. Oración, ayuno y Palabra de Dios...
  8. La dimensión material: la carne (v. 63)
II. EL LLAMAMIENTO VIENE DEL PADRE
  1. El nos escogió desde la fundación del mundo (v.65) ...Se preocupó por nuestras vidas. Nos valoró...
  2. Razonamiento: Si el Padre nos llamó, nos ayuda a permanecer firmes (v.65)
III. LA DECISIÓN DE PERMANECER FIRMES ES NUESTRA, NO DE DIOS
  1. Tenemos libertad de elegir (v.64 a)
  2. Es una decisión personal: Creer, medir las consecuencias y preguntarnos con sinceridad: ¿Cómo está mi vida? ¿Qué necesita mi vida? ¿Dónde puedo encontrar aquello que anhelo para tener paz interior y lograr la realización personal y espiritual?
Una vez lo hacemos, cada quien decide si reconoce en Jesús el Señor el camino a una vida plena, y si lo recibe o no en su corazón…
  1. Quien tiene conciencia del llamado, no renuncia...
  2. Sigamos adelante o volvamos atrás, debemos enfrentar las consecuencias (vv.67-69)
... No debemos sentirnos presionados al momento de elegir...

Conclusión:

Dios no obliga a ninguna persona a responder a Su llamado. Nos concede la libertad para elegir. Pero si somos sabios y si hay entendimiento, que proviene de un corazón rendido a Él, encontraremos sentido, propósito y destino para nuestra existencia.

Dios nos ofrece una nueva oportunidad gracias a la obra redentora del Señor Jesucristo porque nos ama. Desea lo mejor para nosotros. Sin embargo, ese cambio en nuestra vida no viene hasta tanto aceptamos, de manera voluntaria, a Jesús como nuestro Señor y Salvador.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1139


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | |









Los artículos más leídos

Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
Cinco actitudes para permanecer firmes en la fe Es el único atleta del mundo que siempre llega último, pero lo hace con una enorme sonrisa en su rostro. ¿La razón? Rick Van Beek ha participado en 50 [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar