La presencia del Señor Jesús transforma su vida y su familia

Dios transforma nuestra vida personal y familiar

1.- Lectura Bíblica: Marcos 6:53-56

2.- Meditación familiar:

Nunca antes el pueblecito había estado tan agitado como el día que anunciaron el arribo de Jesús, el carpintero de Nazareth, que había traído cambios en la vida de decenas de personas, pero, también, la sanidad a enfermos para quienes no había mayores posibilidades.

Aunque el despertar fue igual de lento que en toda Palestina, a pesar de que la bruma se despejó un poco tarde como solía ocurrir en aquella época del año y, que la plaza del mercado se encontraba atestada de compradores como siempre, en medio de todos corría el murmullo de que algo iba a cambiar la historia del poblado.

Había expectación. Nada volvería a ser igual. Lo sabían. Por eso deseaban que el tiempo se detuviera y poder así disfrutar aquellos momentos de gloria.

“Después de cruzar el lago, llegaron a tierra en Genesaret y atracaron allí. Al bajar ellos de la barca, la gente en seguida reconoció a Jesús. Lo siguieron por toda aquella región y, adonde oían que él estaba, le llevaban en camillas a los que tenían enfermedades. Y dondequiera que iba, en pueblos, ciudades o caseríos, colocaban a los enfermos en las plazas. Le suplicaban que les permitiera tocar siquiera el borde de su manto, y quienes lo tocaban quedaban sanos.” (Marcos 6:53-56. Nueva Versión Internacional).

Cuando el Señor Jesús arribaba a algún lugar se producía un cambio dramático en la historia de sus moradores Lo seguían. No querían perder ningún detalle. Quedaban asombrados con sus enseñanzas. Pero más aún: los milagros ocurrían.

Esa presencia sanadora es posible experimentarla hoy mediante una estrecha relación con el Hijo de Dios. ¿De qué manera? En oración y abriendo nuestro corazón para que entre y obre conforme Su divina voluntad.

No hay hecho milagroso difícil para nuestro amado Creador. Todo es posible para Él. Su poder es ilimitado. Es probable que en su existencia enfrente crisis, problemas o necesite ser sanado por el Señor. Clame. No deje de hacerlo. Y tenga fe. Sin duda, las señales y prodigios ocurrirán.

Piense por otro lado lo que puede ocurrir cuando Dios gobierna en su vida y su familia. ¡Todo cambia! Si hay dificultades, se resuelven porque nuestro amado Señor transforma las circunstancias, nos permite el entendimiento y nos concede la sabiduría necesaria para encontrar soluciones donde hay problemas. Déle a Dios el primer lugar en su familia y en su corazón. No se arrepentirá.

3.- Oración familiar:

“MI amado Dios y Salvador, gracias por la sabiduría que nos concedes para encontrar soluciones cuando surgen los problemas en nuestra vida personal y familiar. Ayúdanos cada día a crecer más en la relación de pareja y con los hijos. Te damos el primer lugar en nuestro hogar. Quédate siempre con nosotros. Amén.”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Permitiré que Dios gobierne en mi vida y en mi familia, bajo el convencimiento de que Él sabe hacer todas las cosas con perfección y me ayuda a encontrar soluciones cuando hay problemas.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2172


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | |









Los artículos más leídos

familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Las madres, una bendición de Dios para la familia (Día de las Madres) En una ocasión tan especial como la Celebración del Día de la Madre, elevamos una oración a Dios por la enorme bendición de tener a nuestro lado esposas y [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
Cinco actitudes para permanecer firmes en la fe Es el único atleta del mundo que siempre llega último, pero lo hace con una enorme sonrisa en su rostro. ¿La razón? Rick Van Beek ha participado en 50 [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar