La muerte de Jesús en la cruz, un sacrificio que nos dio la victoria

Jesús nuestro amado Señor murió en la cruz por traer vida a nuestras familias

1.- Lectura Bíblica: Mateo 27:32-56

2.- Reflexión en la Palabra de Dios:

¿Qué significa la muerte del Señor Jesús en la cruz? Es ante todo un paso de victoria. Y se preguntará, ¿por qué? La respuesta es muy sencilla: Porque en la cruz el amado Maestro trajo perdón para los pecados de la humanidad y nos aseguró la vida eterna. En la cruz nos hizo victoriosos. Su sacrificio lo hizo por todas las personas, sin distingo de ninguna índole. Y preferencialmente, por los pecadores. Les ofrece una oportunidad para que emprendan una nueva vida. ¡Somos victoriosos en Cristo!

Probablemente como familia hoy leemos el pasaje bíblico y nos impacta. Y está bien que traiga a nuestra vida reflexión porque durante tres horas el amado Señor Jesús batalló por nuestras transgresiones. Todas nuestras culpas cayeron sobre El… No podemos seguir culpándonos por pecados que ya Dios nos perdonó.

La Biblia dice en Mateo 27:45, 46 que gracias al sacrificio salvador de Jesús, el reino de las tinieblas fue destruido. Podemos ser libres, cualquiera sea nuestra situación.

Pensemos por un instante en la enorme soledad de nuestro Señor en la cruz. En el momento de mayor angustia, se abandonó en manos de Dios. Es lo mismo que debemos hacer todos nosotros cuando enfrentamos momentos difíciles a nivel personal y familiar. No hay problema que no pueda resolverse cuando pedimos la intervención divina. También sobre las crisis familiares Jesús nos hizo vencedores.

También nos acercó al Padre celestial. Ahora podemos ir a Su Presencia confiadamente. Las ataduras de enfermedad y dolor se rompieron, y podemos experimentar esa vida plena que Él— nuestro amado Salvador— nos ofrece.

Tengamos presente que obra del Señor Jesús en la cruz nos abrió la entrada a la presencia misma de Dios. Nuestros pecados fueron perdonados. Tenemos entrada a una nueva vida. Es un mensaje que no podemos callar. Es necesario proclamarlo a una sociedad caída, que necesita de una salida a su encrucijada.

No podemos darnos por vencidos porque Cristo venció, y con ese paso, nos hizo vencedores. Estamos llamados a avanzar triunfantes sobre el mundo de las tinieblas, sobre el pecado, sobre las tentaciones y todo aquello que quiera separarnos del Padre. Jamás olvide que somos vencedores en Jesús el Señor gracias a su obra sacrificial.

Ah, y si no hemos recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para hacerlo. No desperdicie la oportunidad de rendirse a Cristo Jesús…

3.- Texto Bíblico para el Día: Juan 10:10

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2721


Publicado en: Eventos Especiales

Etiquetas: |









Los artículos más leídos

Un buen testimonio de vida impacta a quienes le rodean Invariablemente terminaba sus jornadas en los talleres de pintura, formulando una recomendación a sus alumnos o exaltando la calidad de los trazos, la [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar