La inmoralidad sexual destruye su vida familiar

Nuestro hogar y nuestros hijos deben estar fundamentados en sólidos principios y valores

1. Lectura Bíblica: Romanos 12:1; 1 Tesalonicenses 5:23; 1 Corintios 6:19, 20

2. Meditación familiar:

La persona que me escribió curiosamente revelaba dos elementos en su correo electrónico: De un lado, expresaba su preocupación por la relación al margen de su matrimonio en la que estaba inmerso, pero de otra, justificaba su equívoco diciendo que su hogar era un caos y, preguntándose, si quizá no sería la voluntad de Dios que se divorciara para unirse a su amante.

¡Tremendo error! El matrimonio no es para un día sino para toda la vida. Es algo que debemos evaluar cuidadosamente cuando decidimos unir nuestra vida a otra persona. No hay tan cosa como matrimonios en prueba, los cuales al término de un tiempo –si hay problemas— podemos dar por terminado. Ese es un embeleco humano que va en contravía de los planes de Dios.

¿Por qué esa persona “justificaba” tener amante y culpaba a su cónyuge de todo? Porque hay ceguera espiritual en un corazón que abre las puertas al pecado, y más cuando éste atenta contra la familia.

Comprendemos por la Biblia que la inmoralidad sexual termina ejerciendo dominio, y lleva a la persona, no solamente a quedar cegada sino también, a un proceso de estancamiento o revés en todos los órdenes.

El apóstol Pablo elevó una advertencia contundente sobre los peligros que corremos y la forma como debemos rendir a Dios adoración: “Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se debe adorarlo.” (Romanos 12:1, Traducción en Lenguaje Actual).

Lograrlo es posible. Se fundamente en dos cosas: la primera, decisión personal, y la segunda, sometimiento e intimidad con Dios. Si obramos así, el Señor obra la santificación en nuestra existencia: “Que Dios mismo, el Dios de paz, los santifique por completo, y conserve todo su ser — espíritu, alma y cuerpo— irreprochable para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” (1 Tesalonicenses 5:23, Nueva Versión Internacional)

Un texto contundente que enfatiza la necesidad de experimentar santificación en las tres dimensiones de nuestro ser: espíritu, alma y cuerpo. Y además, que no es en nuestras fuerzas como lo logramos, sino en las de Dios y también aprendemos que debe ser un proceso constante.

No podemos olvidar que honramos a nuestro Padre celestial con el cuerpo, y que el cuerpo mismo es templo donde Él mora: “¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios.” (1 Corintios 6:19, 20, Nueva Versión Internacional)

Hay un imperativo para todos nosotros. Y es menester movernos en la voluntad divina, tomados siempre de Su mano para no caer ni experimentar reveses de ningún tipo. Si está en inmoralidad sexual puedo asegurarle que Dios le ayudará a salir de esa atadura. Dios nos ama y desea lo mejor para nosotros y para nuestra familia.

No podría despedirme sin antes invitarle para que reciba a Jesucristo en su corazón. Es una decisión de la que jamás se arrepentirá. Prendidos de la mano de Jesús emprendemos el maravilloso camino al crecimiento personal y espiritual. Ábrale hoy las puertas de su corazón a Cristo. No se arrepentirá.

3. Oración familiar:

“Amado Dios y Padre de los cielos, reconocemos que diariamente nos vemos expuestos a tentaciones. Oramos delante de Tu Presencia que nos guardes para no pecar. Estamos convencidos que guiados por tu mano, podemos vencer todo aquello que quiere arrastrarnos al pecado. Tú nos haces vencedores. Guarda nuestra vida y nuestro hogar. Amén”

4. Una Meta familiar para hoy:

Pediré a Dios que guarde mi familia en todo momento, guiando mis pasos al compromiso con mi cónyuge y mis hijos

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=924


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: |









Los artículos más leídos

Tres pasos para romper las cadenas de opresión en su mente (Lección 9 – Nivel 3) No podía explicarse por qué todavía seguía escuchando voces en la intimidad de su ser. “No sirves para ser cristiano. Dios no te aceptará con tu [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El ángel de los necesitados… Las imágenes de la televisión le hicieron comprender la magnitud del drama que vivían decenas de personas desplazadas de sus campos a raíz de la violencia [...]
Siete estrategias para vencer el estrés Las preocupaciones matan más que las enfermedades. Millares de personas terminan cediendo al estrés y dejan de lado la vida maravillosa que Dios tiene para [...]
camino
Los verdaderos protagonistas pasan inadvertidos No cesaba de dar vueltas en la oficina. “¿Por qué agredí así a mi hijo, si es tan pequeño y no razona igual que yo?” Julio no sabía de su asombro por [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar