La importancia del amor en la familia

El perdón es fundamental en la relación familiar

1.- Lectura Bíblica: 1 Corintios 13:13

2.- Versículo para memorizar:

“Tres cosas durarán para siempre: la fe, la esperanza y el amor; y la mayor de las tres es el amor.” (1 Corintios 13:13. NTV)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Vivir con otra persona no es fácil, no solo ahora sino desde siempre. ¿La razón? Compartir un mismo espacio resulta difícil si tenemos en cuenta que pensamos y actuamos diferente del cónyuge y de los hijos.

Quizá al comienzo durante el noviazgo, todo parece ser como una novela; no obstante, conforme pasa el tiempo, interactuar con el cónyuge puede tornarse frustrante. Las diferencias de opinión tienden a ser más grande y la búsqueda de soluciones a los conflictos se torna más lenta o sencillamente se estanca. Decidimos tal vez pretender que tenemos la razón, y movidos por el orgullo, no buscamos ningún tipo de conciliación.

¿Qué nos mueve? Nos mueven en esencia los sentimientos y emociones que no sabemos controlar. Nos dejamos arrastrar por el momento, y los resultados siempre son desastrosos. Comparto con usted algo que leí de los autores Michael Catt y Alex Kendick:

“Seguir nuestro corazón sería bueno si siempre fuéramos amorosos, si estuviéramos en sintonía con Dios y deseáramos lo correcto. Sin embargo, ya que los seres humanos somos egoístas, orgullosos y a menudo engañados, seguir nuestros corazones no siempre puede llevarnos a lo correcto.” (Michael Catt y Alex Kendick. “El desafío del amor – Estudio Bíblico”. Lifeway Editores. 2012. EE.UU. Pg. 9)

¿Por qué lo decimos? Porque el orgullo llega a dominar nuestro corazón y terminamos pensando y obrando de tal manera que herimos a todos en casa.

El principal motor en nuestra relación familiar debe ser el amor. No lo que proveamos, lideremos o tal vez soñemos. Es el amor, como enseña el apóstol Pablo: “Tres cosas durarán para siempre: la fe, la esperanza y el amor; y la mayor de las tres es el amor.” (1 Corintios 13:13. NTV)

Observe por favor que podemos alcanzar todo cuanto queremos, ser todo aquello que anhelemos, considerarnos el mejor líder en el trabajo, la sociedad o la iglesia; quizá tenemos mucho conocimiento; probablemente proveamos todo lo que necesita nuestra familia diariamente… pero delante de Dios lo más significativo es el amor.

Si trasladamos ese fundamento a la familia, entendemos que Él nuestro amado Hacedor, valora el tiempo que invertimos en familia, nuestra comprensión, amor, tolerancia y expresiones de apoyo que les brindamos. Todas se derivan del amor, y el amor es muy valioso delante del Señor.

Cuando amamos, testificamos en casa y entre las personas entre quienes nos desenvolvemos, que verdaderamente Dios mora en nosotros (Cf. 1 Juan 4:7, 8, 11) Amor, que parte de una decisión. Ahí si podría decirle: Usted decide en su corazón amar a su pareja y a sus hijos. Revise su corazón. ¿Qué hay en él? Quizá dice que ama a todos alrededor, pero no es así.

Comparto con usted esta nueva reflexión que le ayudará a crecer:

“Seguir nuestros corazones a menudo significa ir tras aquello que parece correcto en el momento. Nuestras emociones y sentimientos pueden ser engañosos y llevarnos por el camino equivocado.” (Michael Catt y Alex Kendick. “El desafío del amor – Estudio Bíblico”. Lifeway Editores. 2012. EE.UU. Pg. 10)

Si amamos realmente, con esa capacidad maravillosa de amar que Dios colocó en nuestro corazón, construiremos con nuestro cónyuge y con los hijos relaciones significativas, que aprovechan cada instante y lo tornan memorable, y además, relaciones enriquecedoras, que nos hagan sentir bien a la par que les hacemos sentir bien. Cada instante será alentador, darán ganas de seguir viviendo.

Si no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que no se arrepentirá.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Qué estoy invirtiendo en mi familia? ¿Emociones, acciones, sueños, pequeños pasos hacia el cambio?

b.- ¿Por qué es importante invertir en la familia?

c.- ¿Por qué razón el amor, el perdón, la tolerancia, la comprensión y el apoyo son esenciales para construir relaciones sólidas?

d.- ¿Cuáles de estos fundamentos estoy aplicando en familia?

e.- ¿De qué manera podría aplicar modificaciones en mi forma de expresar amor a la familia?

f.- ¿Qué meta me fijo para esta semana en el propósito de construir relaciones sólidas en familia?

g.- ¿Cómo podría expresar mi amor a la familia de una manera significativa?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1319


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

Con ayuda de Dios podemos superar las crisis de pareja.
Cinco recomendaciones para superar las crisis de la pareja “Mi situación en el hogar no es fácil. Hay momentos en los que caigo en el desespero. No ha sido una sino muchas las veces en que he considerado la [...]
Expresar el amor trae armonía a la familia El amor es divino. Dios es el autor del amor. Él mismo nos ha amado de tal manera que envió a su Hijo Jesús a morir por nuestros pecados. La máxima [...]
Siete consejos para vencer el estrés laboral ¿Se ha visto afectado por el estrés que produce el trabajo y, además, ha llevado esas preocupaciones al nivel de la relación familiar enfrentando [...]
El llamamiento de Dios Infinidad de personas encuentran apasionante servir a Dios. Unos, de corazón. Lo hacen con sinceridad; otros, por el contrario, por el reconocimiento que [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar