La centralidad de nuestro mensaje: El evangelio, sencillo pero transformador

(Lección 5  – Nivel 1)

Es importante enseñarle al pecador que Dios ofrece una nueva oportunidad

¿Cuál s es el mejor método para evangelizar? Es una de las preguntas que escucho con mayor frecuencia, en mi condición de docente cuando dicté cursos en el Seminario Teológico, pero también como expositor de la Palabra de Dios. Y a decir verdad, la respuesta no es fácil. Estoy convencido que el Señor Jesús nos muestra cuál es la estrategia oportuna para cada persona (Cf. Marcos 1:16-20)

Nuestro gran error es pretende que el mensaje que quizá fue eficaz con Pedro, surta igual efecto con María. Olvidamos que como personas somos valiosas para Dios y Él trata con cada uno de manera diferente.

Una pista, además de conocer que Dios mismo es quien nos capacita para traer almas a los pies de Cristo, es llevar al pecador a reconocer su situación. Que tenga claros dos elementos: el pecado y sus consecuencias, y de qué manera ese pecado genera distanciamiento del Señor.

El profeta Isaías lo describió con palabras sencillas: “¿Por qué buscar más castigo? ¿Se rebelarán para siempre? Tienen la cabeza herida y el corazón angustiado. Desde los pies hasta la cabeza, están llenos de golpes, cubiertos de moretones, contusiones y heridas infectadas, sin vendajes ni ungüentos que los alivien.” (Isaías 1:5, 6. NTV)

Cuando una persona toma conciencia de su situación y del camino inevitable al abismo moral y físico, sin duda procurará una salida.

Tres ejemplos excelentes de estrategias sencillas pero prácticas que llevan al pecador a revisar su vida las ofrecen la Cruzada Estudiantil para Cristo, el reverendo James Kennedy con su “Evangelismo Explosivo” y más recientemente “Los pasos del Maestro”.

Si lee el material con detenimiento, encontrará que las pautas para evangelizar son muy sencillas pero prácticas. La esencia es hablar de Cristo Jesús y la obra de redención en la cruz.

Cuando la persona lo comprende así, admite que ha venido rechazando a Dios, que su alma está enferma y que su vida, hasta el momento, no tiene propósito.

El evangelio lleva a  un cambio de conducta

Recibir a Cristo como Señor y Salvador es el paso para emprender una nueva vida. Se renuevan los pensamientos y se renueva la vida, como enseña el apóstol Pablo: “No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.” (Romanos 12.2. NTV)

Hay una apreciación de la autora cristiana, Luisa Jater de Walker, que le invito a considerar: “Dios nos creó con una naturaleza semejante a la suya, de tal manera que podemos ser sus hijos (Cf. Génesis 1:26, 27). Él nos ha dado mente, emociones, voluntad y un cuerpo como un edificio en el cual vivimos. En el interior se halla la verdadera persona, con su triple naturaleza: Mente, voluntad y emociones.” (Luisa Jater de Walker. “Evangelismo para hoy”. ICI University. 1993. Estados Unidos. Pag. 75)

Si la persona en todo su ser alcanza a comprender la magnitud de su pecado y el perdón que Dios ofrece, sin duda dará pasos hacia el cambio. Quien media para ayudarnos en todo el proceso es el Espíritu Santo. Él y no nosotros en nuestras fuerzas.

El amor de Dios está disponible

Cualquiera sea la estrategia que el Señor le muestre, lleve a la persona a conocer a Dios como el Dios de amor que es. Claro, es un Dios de juicio, pero los evangélicos nos hemos enfocado— equivocadamente— a presentarlo como un Dios de castigo.

Se ha subestimado un hecho: Es un Dios de amor como enseña el apóstol Pablo: “Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.” (Romanos 5:5. NTV)

No podría despedirme sin insistirle: El mensaje de Evangelización debe ser muy sencillo; enfocarse en la obra redentora del Señor Jesús y se presentado de manera muy sencilla y práctica. Le aseguro que con oración, su labor resultará eficaz…

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1770


Publicado en: Escuela Bíblica Ministerial

Etiquetas:









Los artículos más leídos

Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
Cinco actitudes para permanecer firmes en la fe Es el único atleta del mundo que siempre llega último, pero lo hace con una enorme sonrisa en su rostro. ¿La razón? Rick Van Beek ha participado en 50 [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar