Firmes en el sendero de Salvación con Cristo.

Hay un camino seguro, el que lleva a la Salvación: Cristo Jesús

Base Escritural: Ezequiel 18:21-32

Introducción:

¿Cuándo permanecemos firmes en Cristo? Cuando comprendemos que fuera de Él no hay nadie que nos pueda salvar ni ayudar. Eso es lo que determina nuestra permanencia en el Señor. Es algo que nace en lo más profundo de nuestro ser y allí permanece porque hay convicción de que necesitamos seguir adelante, de la mano del Salvador.

I.- La salvación parte de una decisión: cambiar (vv.21, 22).

1.- Principios:

a.-Apartarse del pecado (v.21 a.

b.- Caminar en la voluntad de Dios (v.21 b).

2.- Hay dos alternativas:

a.- Vida v.21 c).

b.- Muerte (v.21 d).

3.- Dios olvida nuestras transgresiones (v. 22).

a.- Debemos aceptar el perdón (v.22).

b.-Debemos perdonarnos a nosotros mismos (v.22).

II.- Apartarnos de la salvación comienza con el descuido y el olvido (v.24).

¿De qué manera?

1.- Apartarse de justicia (v.24 a).

2.- Cometer maldad (v.24 a).

3.- Seguir el sendero del mundo (v.24 b).

III.- Los seres humanos respondemos por nuestros hechos (vv.23, 24 c).

1.- No podemos ampararnos en la gracia divina para continuar pecando (v.24 c).

a.- No podemos ampararnos en las obras pasadas

b.- Nuestro pecad trae muerte espiritual.

2.- Dios no quiere la muerte del hombre (v.23 a, 32 a).

3.- Dios nos llamará a responder por nuestros hechos (v.30 a).

IV.- Dios nos llama a revisar nuestros caminos (vv.30, 31).

1.- Dios advierte a su pueblo:

a.- Sobre la necesidad de convertirnos (v. 30 b).

b.-Apartarnos de iniquidad (v. 30 b).

2.- Es necesario renovar nuestra consagración (v.3).

a.- Con una firme decisión de cambio.

b.- Con un nuevo corazón.

c.- Con un nuevo espíritu.

Conclusión:

Quienes se amparan en el principio de que una vez salvos, podemos seguir viviendo a nuestra manera porque ya Cristo murió por nuestros pecados y nos libra de cualquier eventual transgresión a preceptos bíblicos, no solo cometen un error sino que se exponen a condenación eterna. Este hecho es evidente cuando leemos las Escrituras en el libro de Ezequiel para corroborar que es necesario conservarnos en santidad, caminando con el Señor Jesús.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6196


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | |









Los artículos más leídos

familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar