Fidelidad a Dios, secreto para las bendiciones

Dios desea bendecirnos, a nosotros y a nuestra familia

Base Bíblica: Génesis 17:1-16

Introducción:

El propósito eterno de Dios ha sido bendecirnos. No solo a nosotros sino también a nuestra familia. Y es más, tal como lo corroboramos en las Escrituras, esas bendiciones alcanzan a toda nuestra descendencia. ¿Cuándo comienza el proceso? Cuando nos decidimos por ser fieles a Dios. Él se manifiesta con poder y, podemos tener la certeza, siempre cumplirá sus promesas. Decídase hoy por la fidelidad a Dios y permita que las bendiciones alcancen a toda su familia.

I.- La fidelidad a Dios se refleja en bendiciones para nuestra vida y la de nuestras futuras generaciones (vv. 1, 2, 7)

1.- El Señor se reveló a Abram como el Dios Todopoderoso (v. 1 a Cp. Éxodo 6:2, 3)

Yo soy el Dios todopoderoso…”

Ilustracion : El Shaddai. Está íntimamente ligado a palabras no solo del hebreo sino lenguas semíticas. Se relaciona con poder, autoridad, discernimiento, amonestación, justicia, protección, destrucción (Cp. Job 5:17; 6:4; 8:3, 5; 11:7; 13:3; Números 26:4, 16; Salmos 68:14)

2.- El Señor mandó a Abram, de manera específica, que caminara en Su Presencia y lo hiciera en sujeción a Él (v. 2 b)

“… anda delante de mí y sé perfecto”

3.- El Señor le prometió a Abram que si caminaba en fidelidad a Él, iba a ser bendecido (v. 2 c)

4.- Las bendiciones del Señor serían para él, su familia y su descendencia. Igual con nosotros hoy (v. 7. Cp. Romanos 4:17; Lucas 1:55; Hechos 7:5)

“Y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera…”

5.- El secreto revelado por el Señor a Abram aplica a nuestras vidas:

a.- La fidelidad a Dios se ve reflejada en bendiciones.

b.- Las bendiciones de Dios a un hombre o mujer fieles se extienden a nuestra geración.

II.- El Dios todopoderoso en el que hemos creído, no tiene límites para bendecirnos (vv. 3-8)

1.- Abraham reconoció la grandeza de Dios (v. 3)

“Entonces Abram se postró sobre su rostro…”

a.- El Dios todopoderoso en el que hemos creído merece nuestra adoración.

b.- El Dios todopoderoso en el que hemos creído es un Dios santo.

2.- Dios llevo a Abram a un nuevo nivel en su vida personal y espiritual (vv. 4, 5)

a.- Le dio un nuevo nombre: Abraham

b.- Le prometió que sería padre de multitudes (v. 4)

c.- A partir de Abraham surgiría una generación bendecida (v. 5; Cp. Éxodo 1:7)

3.- El Señor le anunció que le daría heredad de tierra a Abraham y a sus generaciones (vv. 6-8)

a.- Dios le anunció la multiplicación (v. 6)

b.- Dios le prometió a Abraham que su descendencia sería alcanzada por las bendiciones (v. 7)

c.- Dios le prometió a Abraham que le daría la tierra en posesión (v. 8)

Ilustración: Hebreo Akjuzzá que traduce posesión, heredad. El término aparece 9 veces en el Génesis y se hace referencia a él en 67 ocasiones a lo largo del Antiguo Testamento. Akjuzzá por lo general se refiere a bienes raíces o posesión de esclavos (Cp. Génesis 23:4; Levítico 25:45)

III.- Estamos llamados a guardar el pacto de fidelidad con Dios (vv.9-16)

1.- El pacto que Dios estableció con Abraham fue la circuncisión (vv.9-14)

2.- Las bendiciones de Dios para Abraham incluyeron a su esposa Sarai (vv.15, 16)

a.- Dios también le cambió el nombre de Sarai por el de Sara (Princesa)

b.- Dios también le llevó a un nuevo nivel personal y espiritual

c.- Al menos cuatro naciones procederían del vientre de Sara: Israel, Judá, los Edomitas y los Amalecitas.

d.- A partir de Sara, 41 reyes gobernaron sobre Israel y Judá.

e.- Sara es la única mujer del Antiguo Testamento a la cual Dios declara específicamente bendecida (v. 16)

3.- Nuestro compromiso con Dios debe ser guardar la fidelidad siempre, y en toda circunstancia.

Conclusión:

Decídase hoy por el Señor en su vida. Es el paso para las bendiciones. No solo lo alcanzarán a usted sino a también a toda la familia. La fidelidad a Dios es la clave. Pero no una fidelidad de unos cuantos días, sino siempre. Ese es el camino. Recuerde siempre que el propósito eterno de Dios es traernos bendiciones. Le animamos a abrirle su corazón a Dios, y en esa dirección, entregar al Señor a su familia, porque un tiempo mejor espera.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=7751


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | | |









Los artículos más leídos

Un buen testimonio de vida impacta a quienes le rodean Invariablemente terminaba sus jornadas en los talleres de pintura, formulando una recomendación a sus alumnos o exaltando la calidad de los trazos, la [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar