Expresar el amor trae armonía a la familia

El amor a la pareja y los hijos se expresa con hechos

1.- Lectura Bíblica: 1 Juan 4:8; 1 Corintios 13.13

2.- Versículo para memorizar:

“En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.” (Juan 13:35; 1 Corintios 13.13)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

El amor es divino. Dios es el autor del amor. Él mismo nos ha amado de tal manera que envió a su Hijo Jesús a morir por nuestros pecados. La máxima expresión del amor en toda la historia de la humanidad y me atrevería a ir más allá: de todo el universo. Dios mismo es amor (Cf. 1 Juan 4:8)

Lamentablemente de tanto utilizamos ese término en una sociedad como la nuestra, hemos desdibujado la palabra amor y su significación. ¿Por qué, entonces, es tan importante el amor? Porque el amor es la base de todo, y mucho más de la relación familiar.

El afamado autor y conferencista, Gary Chapman, explica:

“Entre esas necesidades emocionales, ninguna era más básica que la de amor y afecto, y la necesidad de sentir que se pertenece a alguien y se es querido. Si tiene suficiente afecto, el niño llegará a ser un adulto responsable. Sin ese amor él o ella serán emocional y socialmente retardados.” (Gary Chapman. “Los 5 lenguajes del amor”. Editorial Unilit. 1996. EE.UU. Pg. 15)

Rara vez un esposo y una esposa manejan el mismo lenguaje para expresar su amor. El amor hacia nuestra pareja debemos expresarlo con palabras y hechos. Lamentablemente pasado un tiempo, ese sentimiento que los componentes de la pareja manifestaban e incluso les motivó a contraer matrimonio o comprometerse, pareciera que va desapareciendo. No es lógico que el amor se esfume dos años después del matrimonio.

Mantener vivo el amor en el matrimonio es un asunto muy serio. Es una tarea que nos corresponde. No dejar que muera. Y la mejor forma es avivándolo con nuestras palabras y acciones que testimonien a nuestro cónyuge que le amamos.

Como cristianos, debemos darle vida al amor, no dejar que desaparezca en la relación. Recuerde que, como lo enseñó nuestro amado Salvador Jesucristo, el amor es un distintivo de quienes profesamos creer en Él: “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.” (Juan 13:35; 1 Corintios 13.13)

Nuestro amado Dios nos creó con la capacidad de amar y ser amados. En el buen sentido de la palabra podríamos decir que es una necesidad y a la vez, un sentimiento primarios. Cuando nuestras acciones cambian hacia nuestro cónyuge y nuestros hijos, cuando dejamos que aflore el amor, todo cambia. Puedo asegurarle que imprimirá un cambio profundo y duradero en las relaciones.

Hoy es el día oportuno para cambiar, darnos una oportunidad y dársela a la familia. Optar por transformar nuestras actitudes, no en nuestras fuerzas sino en el poder de Dios, Aquél que todo lo puede.

Si todavía no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Tomados de la mano del Señor Jesús emprendemos el maravilloso proceso de crecimiento personal y espiritual que tanto anhelamos. No se arrepentirá.

4. Preguntas para la discusión en grupo:

a.- ¿Considera que hay salida para la crisis que vive la familia en nuestro tiempo?

b.- ¿Podría citar un caso que conozca de crisis familiar, que pudiera compartir con los asistentes?

c.- ¿Por qué es importante formar a nuestros hijos bajo principios y valores?

d.- ¿Cuánto tiempo dedicamos a nuestros hijos? ¿Nos preocupamos por sus problemas— así parezcan muy pequeños— y les ayudamos a resolverlos?

e.- ¿Qué aprendemos de Mateo 19:14 respecto al trato que nuestro Señor Jesús daba a los niños? ¿Cómo podemos aplicar este principio a nuestra familia?

f.- Si leemos 1 Timoteo 5.8, ¿por qué debemos considerar que dar amor a nuestra familia es nuestra primera obligación?

g.- ¿Estamos cumpliendo con esa obligación que nos asiste como esposos o esposas, en el sentido de dar amor a nuestra pareja y a nuestros hijos?

h.- ¿Qué leemos en 1 Juan 4:8? ¿Cómo podemos aplicarlo a nuestra vida?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1393


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: |









Los artículos más leídos

Manténgase alerta para no volver a una vida derrotada “Le tengo miedo a mi guitarra”, me confesó el otrora artista y hoy líder cristiano, cierta noche que prediqué en su congregación. “Antes cantaba en [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
¿Puede un cristiano experimentar contaminación espiritual? “Cometo errores. ¿Es normal? Mi preocupación es que soy cristiana y además, líder. Tengo problemas con mi esposo, y ni qué decir con mis hijos que son [...]
liberación
Jesucristo vino a traer libertad a los cautivos El mundo yace en tinieblas porque el enemigo espiritual ha tomado fuerza y progresivamente, gracias al pecado del género humano, ha ido ganando terreno. Ese [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar