Evangelizar: Un gran reto que debemos asumir hoy

(Introducción)

Tenemos delante de nosotros un enorme reto: Ganar almas para Cristo

Sin duda se habrá preguntado muchas veces: ¿Cómo evangelizar de manera eficaz? Y se formula ese interrogante porque quizá las estrategias que ha intentado no han servido de mucho. Tranquilo, yo mismo he vivido esa situación.

Recuerdo, por ejemplo, un día que decidimos llevar el Evangelio a una comunidad muy grande en el nororiente de Cali, en Colombia. Para generar mayor interés, decidimos llevarles comestibles. Pues bien, la respuesta fue apoteósica. Y repartimos los refrigerios mientras predicábamos. ¡Comieron todo y no escucharon el mensaje! Ya imaginará la desilusión que nos embargó a todos.

Volver a los viejos métodos

Nuestro problema hoy día está enfocado en tres direcciones: La primera: El crecimiento poblacional es cada vez mayor, de dimensiones exponenciales. ¡No hay tanta gente para alcanzarlos a todos con las buenas nuevas; la segunda: El sistema persona a persona es efectivo pero hace falta más evangelizadores, y la tercera: Tenemos frente a nosotros retos tan grandes como los medios electrónicos: Internet, teléfonos celulares, radio virtual, televisión y la lista puede resultar interminable.

Sobre esa base, ¿qué podemos hacer? La respuesta: Volver a los métodos que nos enseñan las Escrituras, los cuales jamás pasan de moda.

Disposición

Si queremos ser buenos evangelizadores, debemos tener disposición: Para Dios, para cumplir la tarea encomendada por el Señor Jesús y que se conoce como la Gran Comisión, y para aprovechar toda oportunidad que se nos ofrece. Disposición, el eje central de toda la tarea.

Felipe y el etíope

Le invito a considerar un ejemplo sencillo: El evangelista Felipe y el etíope, funcionario de Candace. El relato lo encontramos en Hechos capítulo 8. ¿Lo recuerda?

Encontramos varios elementos que comparto con usted:

1.- Disposición para Dios

Felipe no era el más destacado del grupo de nuevos discípulos del cristianismo, pero marcaba la diferencia por su disposición para escuchar la voz de Dios y obedecerle: “Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto. Entonces él se levantó y fue. Y sucedió que un etíope, eunuco, funcionario de Candace reina de los etíopes, el cual estaba sobre todos sus tesoros, y había venido a Jerusalén para adorar, volvía sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaías.” (Hechos 8:26-28. NTV)

Cuando disponemos el corazón para Dios, los hechos maravillosos ocurren. Nos convertimos en instrumentos útiles en Sus manos.

2.- Disposición para aprovechar oportunidades

¿Se ha preguntado cuántas buenas oportunidades para evangelizar dejó pasar por alto? Lo más probable es que haya perdido la cuenta. A mi me ha ocurrido también.

Si Dios nos guía, debemos atender su voz y aprovechar la ocasión: “Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro. Acudiendo Felipe, le oyó que leía al profeta Isaías, y dijo: Pero ¿entiendes lo que lees? El dijo: ¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare? Y rogó a Felipe que subiese y se sentara con él.” (Hechos 8:29-31. NTV)

Desde hoy no desaproveche ninguna puerta que Dios le abra para compartir las Buenas Nuevas de Jesucristo. La meta es que al final de sus días, al volver la mirada atrás, descubra que infinidad de personas llegaron a los pies del Señor Jesús porque usted hizo algo.

3.- Disposición para escudriñar las Escrituras

Si usted desea ser un vaso útil en la extensión del Reino de Dios, debe darse desde hoy a una tarea: Estudiar la Biblia, de manera sistemática. No corra a través de capítulos y versículos. Simplemente lea, comprenda el centro del mensaje y tome apuntes. Le ayudarán a ampliar su conocimiento bíblico.

Felipe conocía la Palabra, como lo evidencia el encuentro con el etíope. El funcionario de Candace le mostró: “El pasaje de la Escritura que leía era este: Como oveja a la muerte fue llevado; y como cordero mudo delante del que lo trasquila, así no abrió su boca. En su humillación no se le hizo justicia; mas su generación, ¿quién la contará? Porque fue quitada de la tierra su vida.  Respondiendo el eunuco, dijo a Felipe: Te ruego que me digas: ¿de quién dice el profeta esto; de sí mismo, o de algún otro? Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús.” (Hechos 8:32- 35. NTV)

Cada vez que bebe de la inagotable fuente que es la Biblia, Dios le revelará aspectos nuevos, abrirá su mente, le mostrará nuevos elementos que se pueden aprovechar en el momento de evangelizar.

4.- Disposición para acompañar al creyente

Si compartimos las Buenas Nuevas de Jesucristo debemos estar preparados para brindar acompañamiento al nuevo creyente hasta el momento en el que pueda defenderse por si solo, y a su vez, ganar nuevas almas.

Leemos en el libro de los hechos que: “Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó.” (Hechos 8:36-38. NTV)

¿Ha sido usted responsable con aquellas personas a las que alguna vez evangelizó? La respuesta sólo la tiene usted, y sin duda, está en lo más profundo de su corazón. Hoy es el día para decidirnos a cuidar de los hijos espirituales, es decir, de aquellos a quienes ganamos para Cristo. Debemos estar a su lado siempre.

5.- Disposición para darle la gloria a Dios

Las almas que llevamos a los pies de Cristo, no son nuestras. Son del Señor Jesús. Él las ganó por su muerte en la cruz. Usted y yo somos servidores del Reino de Dios, no los dueños del Reino.

Felipe estuvo preparado para ir a otro sitio y emprender la tarea de nuevo: “Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino.” (Hechos 8:39. NTV)

Puedo asegurarle que estos cinco principios, sencillos pero prácticos, son el mejor comienzo para emprender la maravillosa tarea de ganar almas para Cristo. ¡Hoy es el día de decidirnos! Bienvenido a esta gratificante labor de extender las Buenas Nuevas de Salvación…

Nota Importante: Al concluir el Curso de Evangelización podrá descargar la totalidad de las Lecciones en formato de libro electrónico - PDF

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1588


Publicado en: Cursos | Escuela Bíblica Ministerial

Etiquetas:








Los artículos más leídos

El juego sano ayuda a integrar a la familia ¿Cuánto tiempo toma diariamente — o al menos en la semana — para hacer un alto en el camino, divertirse con un juego sano e involucrar en esta actividad [...]
¿Cómo ayudarle a su pareja cuando enfrenta conflictos de trabajo? “Alguna vez pensé que todo iba a ser distinto cuando Jairo cambiara de trabajo. Pero no ha sido así. Allí donde se encuentra ahora, aun cuando es un buen [...]
Dos pasos para un milagro: Orar y creer… “Pero Jesús la tomó de la mano y le dijo: — ¡Levántate niña!. Ella volvió a la vida e inmediatamente se levantó. Sus padres estaban muy [...]
navidad
Cómo realizar la Novena Cristiana de Navidad Unos están a favor de adornar la casa con motivos alusivos a la navidad, reunirse en torno al pesebre, recordar el milagro de la redención y concluir un [...]
familia, hijos, diálogo
Cinco recomendaciones para hablar de sexo con sus hijos  Ramiro y Lucía estaban acostumbrados a escuchar las inquietudes de sus hijos. Sin embargo, jamás se imaginaron que un interrogante de Marcela, la niña de [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar