Estancamiento y deterioro de la vida cristiana

Fácilmente podemos llegar al estancamiento personal y espiritual

Base Escritural: 2 Reyes 16:1-20

Introducción:

La vida cristiana debe ser dinámica. Un proceso de crecimiento permanente. No obstante, si dejamos que la rutina, la religiosidad o la indolencia— al no permitir que Cristo haga lo que debe en cada uno de nosotros — , sin duda nuestra vida de fe entrará en una etapa de estancamiento y revés espiritual. Esa es la razón fundamental para que comprendamos la necesidad de mantener un avivamiento con el Señor. Dejarle que Él toque nuestra vida como quiera.

1.- El estancamiento espiritual inicia cuando asumimos principios del mundo en nuestra vida espiritual (vv.2-4).

¿Cómo y cuando se produce?

a.- Cuando preocupados por el “qué dirán”, adoptamos los principios de vida de quienes nos rodean sin conocer a Dios (v.2).

b.- Cuando asumimos las prácticas de quienes nos rodean (v.3)

c.- Cuando deliberadamente transgredimos los principios y preceptos de Dios (v.4).

... El pecado atrae.

2.- Cuando profanamos lo que hemos consagrado a Dios (vv.5-10).

a.- Si abrimos puertas al enemigo, toma control de nuestras acciones (v. 6 b).

b.- Cuando hacemos pactos y acuerdos con el mundo sin Dios (v.7)

... Hay que examinar con quién es hacemos acuerdos

... Cuando dejamos de depender de Dios

c.- Cuando lo santo se lo entregamos al mundo (vv.8, 9).

... Nuestro ministerio

... Nuestros proyectos

... Nuestros negocios

3.- Cuando confundimos vida cristiana con religiosidad (vv.10-15).

a.- Cuando fabricamos una religión conforme nos conviene (vv.10, 11).

b.- Cuando los ídolos ocupan el lugar de Dios (vv.12, 13).

... Desplazamos a Dios (vv. 14, 15).

4.- Cuando actuamos para agradar a los demás (vv.16-18).

a.- Cuando manipulamos las cosas de Dios (vv.16, 17).

b.- Cuando para ser aceptamos, renunciamos a nuestras propias convicciones (v.18).

Conclusión:

Es hora de volver a la senda antigua, a la verdadera, al Dios que nos hizo, nos guía y nos otorga la victoria: “Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma” (Jeremías 6:16). Con la ayuda del Señor Jesús, obrando en nuestras vidas, podemos lograrlo.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6215


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | |









Los artículos más leídos

Un buen testimonio de vida impacta a quienes le rodean Invariablemente terminaba sus jornadas en los talleres de pintura, formulando una recomendación a sus alumnos o exaltando la calidad de los trazos, la [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar