Es tiempo de recobrar la santidad

Dios demanda que vivamos en santidad

Lectura Bíblica: Juan 15:4, 5, 7; 14:15, 21, 25

Introducción:

El dios que amamos y en cuya Presencia estamos, es un Dios santo. Ese hecho determina que vivamos también nosotros en Santidad. Ser santos no es otra cosa que vivir a Cristo, caminar en Sus mandamientos, permanecer fieles a Él. Esa permanencia en Dios nos permite experimentar crecimiento constante, y llegar siempre a nuevos niveles.

I.- Estamos llamados a vivir en santidad delante de un Dios santo como Aquél a quien servimos

1.- Nuestro amado Dios es Santo y demanda santidad de Su Pueblo (1 Pedro 1:13-16.)

2.- Un distintivo de la santidad es guardar los mandamientos de nuestro Dios (Juan 14:15)

a.- Testimonia nuestro amor a Dios (v. 21)

b.- Si guardamos Sus mandamientos, Dios mora en nosotros (v. 23)

c.- Guardar los mandamientos nos asegura permanencia en Dios (Juan 15.10)

II.- Estamos llamados a vivir en santidad a través de un cambio real y permanente de vida

1.- Cuando caminamos en Santidad hacemos morir las obras de la carne (Colosenses 3:5)

2.- Las obras de la carne en nuestra vida están en contravía de la voluntad de Dios (vv. 6, 7)

3.- La decisión de renunciar a una vida de mundanalidad es nuestra. Dios no nos obliga, pero debemos hacerlo si queremos agradarle (v. 8)

4.- La santidad amerita que nos vistamos del nuevo hombre (vv. 10, 11)

III.- Estamos llamados a vivir en santidad con ayuda de Dios

1.- Es necesario renovar nuestra forma de pensar (Romanos 12.2)

2.- Con ayuda del Señor Jesucristo podemos vencer la inclinación natural al pecado (Filipenses 4:13)

3.- Debemos depender de Dios para vencer la mundanalidad que levanta barreras en nuestra vida espiritual (2 Corintios 12:9)

4.- De la mano del Señor Jesús podemos llegar al nivel de santidad que Dios espera de nosotros (Colosenses 1:9-14)

Conclusión:

¿Por qué razón debemos mantenernos en santidad? Porque Dios demanda de nosotros santidad. Es posible lograr ese nivel cuando desarrollamos intimidad con el Señor a través de la Oración y la meditación diaria de Su Palabra. No olvidemos jamás que Jesucristo viene en cualquier momento por su pueblo y debemos estar preparados para partir (Apocalipsis 3.3; 16:15)

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1508


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | |









Los artículos más leídos

Decídase a perdonar “Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les [...]
Supere los enemigos de la relación familiar ¿Cuáles son los principales enemigos de la relación familiar? Permítanme relacionarle algunos: el trabajo, el egoísmo, las muchas ocupaciones en la [...]
No renuncie ahora, está a las puertas de vencer “Ustedes no me escogieron a mi, sino que yo los he escogido a ustedes y les he encargado que vayan y den mucho fruto, y que ese fruto permanezca” (Juan [...]
padres, hijos, familia, internet
¿Dedica más tiempo al internet que a sus hijos? Con frecuencia reñimos con mi esposo porque él argumento que paso más tiempo viendo el teléfono antes que a mis hijos. Reconozco que a veces es así, pero [...]
familia, hogar,
Permita que Dios imprima cambios en su familia 2.1 .- Que al terminar la reunión del Grupo Familiar, los participantes comprendan que, sin excepción, todos tenemos una misión y un propósito de parte de [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar