Es tiempo de recobrar la Santidad para recibir bendiciones – Día 1-

Dios desea bendecirnos en el 2015 como familia

Lectura Bíblica: 1 Pedro 1:13-16

Le invitamos para que medite cuidadosamente en el texto escogido para iniciar la jornada de hoy:

“Así que preparen su mente para actuar y ejerciten el control propio. Pongan toda su esperanza en la salvación inmerecida que recibirán cuando Jesucristo sea revelado al mundo. Por lo tanto, vivan como hijos obedientes de Dios. No vuelvan atrás, a su vieja manera de vivir, con el fin de satisfacer sus propios deseos. Antes lo hacían por ignorancia, pero ahora sean santos en todo lo que hagan, tal como Dios, quien los eligió, es santo. Pues las Escrituras dicen: «Sean santos, porque yo soy santo»” (1 Pedro 1:13-16. NTV)

Un momento para reflexionar:

¿Recuerda la serie de televisión “La dimensión desconocida”? Sin duda que sí. Muchas generaciones nos levantamos al amparo de los capítulos que se transmitían diariamente. En particular uno de ellos impactó mi vida. Era sobre un viaje que promovían al paraíso.

Las escenas mostraban de qué manera quienes deseaban ir a ese lugar insistían en comprar el boleto. Otros mostraban desinterés y muchos, sencillamente desistían. Y aun cuando los que deseaban ir hasta allá trataban de convencer a su familia, generalmente no encontraban eco a sus pretensiones.

Por fin llegó el día de partir hacia el paraíso. Millares que no creían, se quedaron. Apreciaban a lo lejos a las personas que partían con el rostro iluminado por la felicidad. ¡Jamás volverían a verlos!

Igual ocurre en nuestros días. Se comparten las Buenas Nuevas de Salvación. Las personas se mantienen renuentes. Desprecian la oportunidad para escapar de la condenación.

Otro fenómeno es que, si ya conocen al Señor Jesús, viven dominados por la mundanalidad. Cuando menos lo esperan puede llegar Jesucristo por su pueblo, como lo anuncian las Escrituras (1 Tesalonicenses 4:13-18). Pregúntese por un instante: ¿Se irá usted con el Señor Jesús? ¿Está viviendo en Santidad? ¿Qué le impide vivir en Santidad?

¿Desea ser bendecido junto con su familia en el 2015? Si es así, recuerde que el primer y gran paso lo damos cuando nos consagramos a Dios. Lo hacemos a nivel personal y familiar. Consagración, búsqueda de Dios y bendiciones. He ahí el camino que debe seguir comenzando desde este día.

Puntos de Reflexión:

Tenga presente siempre este día que somos santos cuando:

a.- Nos disponemos para ser santos delante de Dios (1 Pedro 1:16)

b.- Mantener íntima comunión con el Señor Jesús (Juan 15:4, 5, 7)

c.- Dependemos de Dios para vencer la mundanalidad (2 Corintios 12:9)

d.- Reconocemos como familia que las Bendiciones se derivan de caminar de la mano con Dios

Versículo clave:

“Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios.” (1 Tesalonicenses 5:4-6. Reina Valera 1960)

Sermón para compartir en Comunidad:

Si usted es pastor, obrero o líder y desea compartir el Mensaje de Consagración en la comunidad de creyentes que tiene a cargo, utilice el siguiente Sermón:

Título: Es tiempo de recobrar la santidad para ser bendecidos

Lectura Bíblica: Juan 15:4, 5, 7; 14:15, 21, 25

Introducción:

El Dios que amamos y en cuya Presencia estamos, es un Dios santo. Ese hecho determina que vivamos también nosotros en Santidad. Ser santos no es otra cosa que vivir a Cristo, caminar en Sus mandamientos, permanecer fieles a Él. Esa permanencia en Dios nos permite experimentar crecimiento constante, y llegar siempre a nuevos niveles.

I.- Estamos llamados a vivir en santidad delante de un Dios santo como Aquél a quien servimos

1.- Nuestro amado Dios es Santo y demanda santidad de Su Pueblo (1 Pedro 1:13-16.)

2.- Un distintivo de la santidad es guardar los mandamientos de nuestro Dios (Juan 14:15)

a.- Testimonia nuestro amor a Dios (v. 21)

b.- Si guardamos Sus mandamientos, Dios mora en nosotros (v. 23)

c.- Guardar los mandamientos nos asegura permanencia en Dios (Juan 15.10)

II.- Estamos llamados a vivir en santidad a través de un cambio real y permanente de vida

1.- Cuando caminamos en Santidad hacemos morir las obras de la carne (Colosenses 3:5)

2.- Las obras de la carne en nuestra vida están en contravía de la voluntad de Dios (vv. 6, 7)

3.- La decisión de renunciar a una vida de mundanalidad es nuestra. Dios no nos obliga, pero debemos hacerlo si queremos agradarle (v. 8)

4.- La santidad amerita que nos vistamos del nuevo hombre (vv. 10, 11)

III.- Estamos llamados a vivir en santidad con ayuda de Dios si queremos ser bendecidos

1.- Es necesario renovar nuestra forma de pensar (Romanos 12.2)

2.- Con ayuda del Señor Jesucristo podemos vencer la inclinación natural al pecado (Filipenses 4:13)

3.- Debemos depender de Dios para vencer la mundanalidad que levanta barreras en nuestra vida espiritual (2 Corintios 12:9)

4.- De la mano del Señor Jesús podemos llegar al nivel de santidad que Dios espera de nosotros (Colosenses 1:9-14)

Conclusión:

¿Por qué razón debemos mantenernos en santidad? Porque Dios demanda de nosotros santidad. Es posible lograr ese nivel cuando desarrollamos intimidad con el Señor a través de la Oración y la meditación diaria de Su Palabra. No olvidemos jamás que Jesucristo viene en cualquier momento por su pueblo y debemos estar preparados para partir (Apocalipsis 3.3; 16:15)

Lectura para el Mediodía: 1 Tesalonicenses 5:1-6

Lectura para la Noche: Mateo 24:33-44

Terminamos la actividad en oración:

“Amado Señor Jesús, Hijo del Dios Altísimo, reconocemos que el paso del tiempo, la rutina, los problemas económicos o quizá el trabajo nos han llenado tanto de ocupaciones sin resolver, que hemos dejado de lado algo sumamente importante: La consagración a ti y la búsqueda de tu rosto en familia.  Hoy reconocemos que si Tú no reinas en nuestro en nuestra vida y en nuestro hogar, los problemas tenderán a ser mayores a nivel personal y familiar. Te pedimos que tomes control de nuestra relación de pareja y con los hijos y nos ayudes a encontrar soluciones cuando surgen dificultades. Quedamos como familia en tus manos. Amen”

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2202


Publicado en: Eventos Especiales

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

Si nos atrevemos a creer, Dios obrará Una de los principios más comunes en nuestro tiempo se fundamenta en ver para creer como fundamento para el desarrollo de su fe. Tales personas en muchas [...]
Siento que Dios no responde a mis oraciones “Desde hace varios años he clamado a Dios por mis dos hijos, los dos adolescentes. Han sido rebeldes, situación que se complica si tenemos en cuenta que [...]
¿Cómo generar cambios al interior de la familia? 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes asuman algunas pautas que deben tener en cuenta los esposos para desarrollar un buen [...]
No ruegue que le den amor, valórese Me separé hace dos meses; o mejor, mi marido se fue de casa. Tiene mil argumentos para no seguir con esta relación. Por momentos pienso que tuve la culpa. No [...]
padres, hijos,
Trabaje en fundamentar sus hijos en sanos principios Cuando los noticiarios y los periódicos de Pennsyilvania informaron sobre la muerte colectiva protagonizada por Alex Hribal, un chico de 16 años, en una [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar