¿Es posible perder la Salvación de Cristo?

(Lección 8 – Nivel 1)

Debemos caminar prendidos de Dios, en fidelidad

Es probable que conforme vayas avanzando en el proceso de crecimiento personal y espiritual te hayas hecho una y otra vez el mismo interrogante: “¿Es posible perder la Salvación?”, o quizá: “Si Cristo Jesús ya nos Salvo por su sacrificio en la cruz, ¿qué podría impedir que yo recibiera los beneficios de la condición de ser Salvo?”.

Se trata de incógnitas de suma importancia porque pueden determinar dónde pasarás la eternidad.

Para despejar tus incógnitas es necesario formularnos y responder otras preguntas que están estrechamente ligadas a este tema:

1.- Si soy Salvo, ¿puedo seguir pecando como antes?

El concepto de que si eres Salvo lo serás por siempre, indistintamente de tu forma de vida, toma origen hace muchos siglos y sienta bases en lo que llaman “Gracia irresistible”.

¿En qué consiste? En el planteamiento de que si Dios ha decidido salvarte, lo hará sin importar lo que hagas y sigas haciendo. De acuerdo con esta creencia errada, tu no puedes resistir el plan y el poder divino. Es algo que te alcanza así no lo quieras. Su gracia salvadora vence al libre albedrío de sus elegidos, es decir quieras o no, Dios te Salva.

En las Escrituras puedes leer que es necesario vivir a Cristo y caminar con El cada día. “Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne, moriréis...” (Romanos 8:12, 13 a.).

¿Qué entiendes entonces? Que si bien es cierto al aceptar a Jesús como Señor y Salvador fuiste Salvo, es necesario que camines en el sendero cristiano.

Ahora, si habiendo sido salvo vuelves al camino de perdición en el que antes andabas ¿Qué ocurre? ¿Nos salva Dios a pesar de nuestra renuncia a movernos en el sendero de la rectitud?

Para tener la respuesta sería bueno considerar una afirmación Escritural del Maestro. “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos” (Juan 8:31). También es oportuno que recuerdes el mensaje de Jesús a las siete iglesias de Asia y en particular a la de Sardis cuando dice: “El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles” (Apocalipsis 3:5).

Vencer está asociado con permanencia en el camino de Salvación...

2.- ¿Acaso Dios escogió arbitrariamente quiénes habrían de ser Salvos?

Un segundo planteamiento de la doctrina que proclaman muchos es que la Salvación no se pierde, sin importar el mal testimonio de vida que den, o gira en torno a la “Elección incondicional”

¿Qué significa la “Elección incondicional”? Que Dios decidió antes del principio del mundo, quién sería salvo y quién se perdería por la eternidad. Según la elección incondicional, su fin eternal fue decidido con mucha antelación. ¡Nada que usted hiciera podría cambiar su destino!

¿Qué dice la Biblia? ¿Respalda esta tesis? En algunos pasajes se podría decir que sustenta este principio, sin embargo hay otros pasajes como Apocalipsis 22:17 que señalan la posibilidad que tu tienes de elegir. “..y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente”.

Leamos juntos otro pasaje revelador. Lo hallarás en el evangelio de Juan. El Señor Jesús dijo: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatarán de mi mano” (Juan 10:27, 28).

Observa con cuidado que te corresponde a ti y me corresponde a mi “escuchar la voz de Jesucristo, el Hijo”. Dios no nos obliga, cada uno toma su propia decisión. Tú estás en libertad de elegir. Sobre esta base, no tiene sentido que haya quienes afirmen que Dios escogió de manera arbitraria a quienes iba a Salvar.

3.- ¿El sacrificio del Señor Jesús en la cruz fue solamente para que un número reducido de cristianos recibiera la Salvación?

Un tercer elemento que podrás escuchar entre quienes creen que si eres Salvo lo seguirás siendo así continúes pecando, que el Cristo Jesús derramó su sangre solamente por los elegidos, a los que Dios determinó salvar de antemano.

¿Qué enseña la Biblia al respecto? De acuerdo con mi viejo ejemplar de las Escrituras Dios “...quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:4). De igual manera hallamos que “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).

¿Por qué debes perseverar tomado de la mano de Cristo Jesús?

Es al Señor Jesús a quien los evangelios atribuyen la amorosa declaración de que no vino a llamar a justos sino a pecadores.

¿Qué dice la Biblia? Las Escrituras señalan que las Buenas Nuevas son “...poder de Dios para salvación a todo aquél que cree” (Romanos 1:16). ¿Te das cuenta? La oportunidad la ofrece la misericordia de Dios para todos nosotros. También leemos en el evangelio que el apóstol dijo al carcelero: “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo” (Hechos 16:31).

Encontramos en la Palabra de Dios una recomendación del apóstol Pedro: “Procurad hacer firme vuestra vocación y elección...” (2 Pedro 1: 10 a.).

Nos asalta un último interrogante: Si tu vuelves atrás, al pecado, y aún así no perdieras la condición de ser Salvo, ¿por qué razón escribiría el apóstol Pedro “Procurad hacer firme vuestra vocación y elección...”?.

Tu compromiso y el mío está en caminar siempre de la mano del Señor Jesús. Perseverar en esa Salvación preciosa ganada a precio de sangre por el Señor Jesús en la cruz...

Aplicación personal:

1.- ¿Qué dijo el Señor Jesús en cuanto a permanecer en el camino de Salvación? (Juan 8:31).

2.- ¿En qué consiste la doctrina de la “Elección incondicional”?

3.- ¿Nos obliga Dios a aceptar la Salvación?

4.- ¿Por qué razón ha demorado el regreso del Señor Jesús? (2 Pedro 3:9).¿Qué propósito tiene esa tardanza? (1 Timoteo 2:4).

5.- De acuerdo con la Lección de hoy, ¿A quiénes vino a llamar el Señor Jesús?

6.- ¿De dónde proviene el poder para que tú y yo seamos Salvos? (Romanos 1:16).

7.- ¿Qué es necesario para recibir la Salvación? (Hechos 16:31).

8.- ¿Qué dijo al apóstol Pedro en cuanto a perseverar en la vida cristiana? (2 Pedro 1:10 a.)

9.- ¿Cuál es el compromiso nuestro como cristianos en lo que respecta a la Salvación?

Versículo para memorizar durante la semana:

“Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos” (Juan 8:31).

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1432


Publicado en: Escuela de Discipulado

Etiquetas:









Los artículos más leídos

familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Establezca sus propios modelos de oración (Lección 8 – Nivel 3) Usted se sorprendería si conociera la infinidad de ocasiones en la que nos escriben o abordan al final de una conferencia para pedir orientación sobre un [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
¿Cómo y por qué pedir en el Nombre del Señor Jesús? (Lección 5 – Nivel 1) Necesitaba un milagro. Que Dios le sanara de cáncer. Los médicos no le daban mayores esperanzas. Y fue lo que hizo Justine. Volvió su mirada a Jesucristo. [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar