El trato de Dios nos permite llegar a nuevos niveles

Es tiempo de matricularnos en la escuela de Dios

Lectura Bíblica: Deuteronomio 8:1-20

Introducción:

Cuando atravesamos períodos de prueba, generalmente nos enfocamos en lo adverso de las circunstancias y desestimamos el hecho de que las pruebas— en el plan de Dios— tienen un propósito: prepararnos para las bendiciones. El asunto está en cuál es la actitud que asumimos en los períodos críticos. Si cambia nuestra perspectiva alrededor de las pruebas, comprendemos que constituyen la antesala a las a las bendiciones. Deuteronomio 8 nos permite comprender el propósito que tiene Dios con las pruebas y de qué manera, podemos aprender y beneficiarnos, cada vez que se nos presenten.

I. Las pruebas en el plan de Dios están ligadas a las bendiciones

1. Las bendiciones de Dios generalmente tienen un condicionamiento, relativo a nuestra fidelidad y perseverancia (vv. 1, 6)

1.1. Ser fieles a Dios es fundamental

1.2. Vivir, multiplicarse y tomar posesión de la tierra prometida. Ser esforzados y valientes.

2. Las pruebas revelan lo que hay en nuestro corazón y nos preparan para las bendiciones (v. 2 b)

2.1. En medio de las pruebas, Dios nos provee (v. 3 b) 2.2. Las bendiciones de Dios sobrepasan nuestras expectativas (vv. 7- 9)

3. La infidelidad a Dios nos roba las bendiciones (vv. 19, 20)

II. Dios tiene un propósito en medio de las pruebas que nos sobrevienen

1. Las pruebas en Dios tienen un propósito (vv. 2 a, 3 b)

1.1. Atravesar el desierto

1.2. Doblegar el orgullo

1.3. Períodos de escasez

2. En medio de las pruebas, está Dios acompañándonos (v. 4)

2.1. Dios marcha junto a nosotros

2.2. Dios nos protege

3. En medio de las pruebas, Dios nos disciplina (v. 5)

III. Las bendiciones no pueden llevarnos a olvidar el propósito que tuvo Dios con las pruebas

1. No podemos dejar de agradecer a Dios por su provisión (v. 10)

1.1. Reconocer a Dios en todos nuestros caminos 8v. 11 a)

1.2. Seguir fieles a sus mandamientos (v. 11 b)

2. No podemos olvidar que la provisión viene de Dios (vv. 12-14)

2.1. Fue Dios quien nos guió en medio de las pruebas (v. 15)

2.2. Fue dios quien nos proveyó en medio del desierto (v. 169 a. Es por el amor de Dios que somos bendecidos (v. 179 b. Es por el poder de Dios que somos bendecidos (v. 18)

Conclusión:

Dios nos bendice abundantemente. Por su infinito poder y amor, recibimos provisión, no solo en medio de las pruebas sino cuando hemos atravesado exitosamente los desiertos. No obstante, cuando hayamos sido abundantemente bendecidos, no podemos olvidar quién fue el que lo hizo: nuestro amoroso Padre celestial. A Él debemos agradecerle y guardarle fidelidad en todo momento de nuestra vida. Si nos apartamos, la infidelidad a dios nos robará las bendiciones. Pregúntese: ¿Cuál es mi actitud frente a las pruebas? ¿Encuentro bendiciones en los períodos difíciles?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=433


Publicado en: Sermones

Etiquetas:









Los artículos más leídos

Milagros
Siete leyes espirituales que desencadenan el poder de Dios Usted quizá anhela experimentar el poder de Dios. Desea que ocurran milagros. Tal vez las circunstancias le resultan adversas y desea que se produzca una [...]
casa roca
Una vida cristiana edificada sobre la roca La vida cristiana es una experiencia maravillosa que se edifica cada día. Es un aspecto en el que coincidimos todos. No obstante, esa construcción implica [...]
Manifestaciones del Espíritu Santo en nuestras vidas No basta con hablar o leer sobre el Espíritu Santo. Es necesario tener una experiencia personal con Él. Es Dios moviéndose con poder en nuestro ser. Sólo [...]
Las madres, una bendición de Dios para la familia (Día de las Madres) En una ocasión tan especial como la Celebración del Día de la Madre, elevamos una oración a Dios por la enorme bendición de tener a nuestro lado esposas y [...]
lápiz
Corrija errores y emprenda una nueva vida “Lo verán los oprimidos, y se gozarán. Buscad a Dios, y vivirá vuestro corazón. Porque Jehová oye a los menesterosos, y no menosprecia a sus [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar