El Sermón Expositivo

(Lección 5)

La Palabra debe hablar por sí sola… Eso se logra cuando predicamos fieles al texto bíblico

Del género de Mensajes que se comparten a la congregación, el modelo más apasionante es el expositivo. Históricamente ha jugado un papel preponderante en la evangelización.

Entre las ventajas que ofrece, está el que se trabaja con base en un solo texto. Esto favorece concentrar la atención de los asistentes. No es necesario saltar de un versículo a otro como sí ocurre con los sermones temáticos.

Asimismo es el modelo más aconsejable cuando se trata de un mensaje en el que buscamos como objetivo central, que al terminar de predicar, las personas nuevas acepten a Jesucristo como su único y suficiente Salvador.

Concatenación de ideas

Cuando se hace una presentación expositiva, se sigue el orden de los acontecimientos descritos en el pasaje, no se fuerzan los aspectos que aborda cada versículo, y se logra coherencia y concatenación de las ideas. Por lo tanto, facilita que quien los asistentes sigan el curso de los hechos.

La asimilación es más fácil cuando se predica con un solo pasaje. Está probado que, al salir del servicio religioso, es más probable que los asistentes recuerden no sólo qué base escritural se utilizó, sino también de qué trató el mensaje.

Otro de los aspectos a favor es que facilita la inserción de ejemplos prácticos que tornan más próximo y entendible el acontecimiento bíblico, le da un aire de contemporaneidad y se transmite una enseñanza más aterrizada frente a la realidad actual.

El Sermón Expositivo se presta para que comparta lo que el autor quería decir originalmente, y cierra las posibilidades a un fenómeno frecuente entre algunos predicadores: forzar el texto para que la audiencia escuche lo que él quiere que escuchen y nada más.

Leer y releer el texto

El primer paso para la elaboración del Sermón Expositivo es familiarizarse con el pasaje. Esto nos lleva a una primera lectura. Así tendremos una visión panorámica de qué acontece, quiénes intervienen e incluso lugares relevantes que se describen. Es fundamental lograr una adecuada comprensión.

Una segunda lectura deberá estar orientada a intentar conocer en detalle, cuál era el propósito original del autor.

Para tornar práctico el ejemplo, tomaremos como base de lectura del capítulo veinte del segundo libro de Reyes. Nos centraremos en los versículos del uno al once.

El objetivo es que, para la próxima lección, tenga definidos los pasos anteriores, como también que investigue en un diccionario bíblico quién fue el rey Ezequías, en qué época vivió y algunos aspectos relacionados con su período de gobierno.

Cuestionario para la Lección 5

1.- El mensaje expositivo:

a.- Es uno de los más raros de escuchar porque pocos predicadores han desarrollado la técnica expositiva.

b.- Es uno de los preferidos por los predicadores porque desarrolla un tema con varios tópicos y es de fácil asimilación.

c.- Frente al sermón textual, el expositivo es mejor porque trabaja con un solo versículo.

d.- Facilita la asimilación porque no salta de un versículo a otro.

e.- Los versículos a y de son verdaderos.

2.- Entre las ventajas del sermón expositivo se cuentan:

a.- Fácil asimilación.

b.- Fácil asimilación, centrarse en un solo pasaje y se predica lo que realmente quiso decir el autor.

c.- Se predica lo que realmente quiso decir el autor.

d.- Ninguna de las anteriores.

3.- Para facilitar la elaboración del sermón expositivo se recomienda:

a.- Leer y releer el texto varias veces, tomando apuntes sobre las ideas relevantes.

b.- Tratar de conocer la idea central de autor, lo que se facilita al leer y releer el texto.

c.- Basta con leer el texto una sola ver y no tomar apuntes porque tendremos fácil comprensión del texto.

4.- Ahora que hemos avanzado en el estudio, repasemos lecciones vistas:En el sermón textual:

a.- Se trabaja a partir de varios versículos.

b.- Se trabaja con un solo pasaje Escritural.

c.- Se trabaja a partir de un solo texto.

d.- Ninguno de los anteriores.

5.- Para escoger el texto:

a.- Se utilizan las guías homiléticas que venden en librerías cristianas.

b.- Se busca la dirección de Dios en oración y recurrimos a los apuntes que realizamos en la lectura sistemática de las Escrituras.

c.- Partimos de un pasaje que nos llame la atención.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=585


Publicado en: Escuela Bíblica Ministerial | Sermones

Etiquetas:









Los artículos más leídos

familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
Establezca sus propios modelos de oración (Lección 8 – Nivel 3) Usted se sorprendería si conociera la infinidad de ocasiones en la que nos escriben o abordan al final de una conferencia para pedir orientación sobre un [...]
Cinco actitudes para permanecer firmes en la fe Es el único atleta del mundo que siempre llega último, pero lo hace con una enorme sonrisa en su rostro. ¿La razón? Rick Van Beek ha participado en 50 [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar