El Señor Jesús está llamando pecadores a una nueva vida

Como pecadores, estamos llamados a una nueva vida.

Base Bíblica: Marcos 2:13-17

Introducción:

El Señor Jesús nos ofrece una nueva vida. Esa generosidad de Su corazón, que sólo se puede explicar por el amor que nos tiene, lleva a que nos brinde una nueva oportunidad. Nos abre la puerta para el crecimiento personal y espiritual. El llamamiento es para todos nosotros, no importa cuánto hayamos pecado. La decisión está solo en las manos de cada uno.

I. El Señor Jesús nos llama a una nueva vida (vv. 13, 14)

1. Un encuentro con el Señor Jesús trae consigo cambio y crecimiento integral en las personas (v. 13)

1.1. Crecimiento personal.

1.2. Crecimiento espiritual.
  • Es necesario buscar y permanecer en Jesús el Señor (v. 13 a)
  • Cuando permanecemos en el Señor Jesús, aprendemos cada día (v. 13 b)
  • El Señor Jesús viene a nuestro encuentro (v. 14)
2.1. El Señor Jesús siempre ha estado en busca nuestra; quienes hemos sido renuentes somos usted y yo (v. 14 a)2.2. El llamamiento del Señor Jesús es directo: “Sígueme” (v. 14 b)
  • Nos reta a emprender una nueva vida.
  • Nos confronta.
  • El llamamiento del Señor Jesús obliga que tomemos una decisión (v. 14 c)
“Y levantándose le siguió…”

II. Un encuentro con el Señor Jesús trae cambio (vv. 15, 16)

1. Van al encuentro del Señor Jesús aquellos que anhelan un cambio en su vida (v. 15)

1.1. La oportunidad es para todas las personas.

1.2. La diferencia en la vida de un ser humano la determina si acepta al Señor Jesús como salvador, o si ignora el llamamiento.

2. Quienes se mueven bajo principios de religiosidad, no aceptan la Salvación de Cristo (v. 16)

2.1. Escribas y fariseos no podían concebir una nueva vida.

2.2. Ser cristiano no es sinónimo— ni puede serlo— de religiosidad.

III. La mayor preocupación del Señor Jesús es traer Salvación al pecador (v. 17)

1. El Señor Jesús conoce el vacío de nuestro corazón, el anhelo íntimo de una vida diferente y la frustración de no poder experimenta cambio en nuestras fuerzas (v. 17 a)

2. El Señor Jesús está llamando a pecadores a experimentar una nueva vida (v. 17 b)

Conclusión:

La oportunidad de emprender una nueva vida está a disposición de todos nosotros. Él es quien marca la diferencia en nuestra existencia. Lo que impide que recibamos la Salvación es la religiosidad y el deseo— a veces oculto en lo más profundo del corazón— de continuar inmersos en el pecado. ¡Hoy es el día para iniciar una existencia renovada, la clase de vida que nos ofrece el Señor Jesús! Recuerde que la decisión es suya y solamente suya.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1657


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

Si nos atrevemos a creer, Dios obrará Una de los principios más comunes en nuestro tiempo se fundamenta en ver para creer como fundamento para el desarrollo de su fe. Tales personas en muchas [...]
Siento que Dios no responde a mis oraciones “Desde hace varios años he clamado a Dios por mis dos hijos, los dos adolescentes. Han sido rebeldes, situación que se complica si tenemos en cuenta que [...]
¿Cómo generar cambios al interior de la familia? 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes asuman algunas pautas que deben tener en cuenta los esposos para desarrollar un buen [...]
No ruegue que le den amor, valórese Me separé hace dos meses; o mejor, mi marido se fue de casa. Tiene mil argumentos para no seguir con esta relación. Por momentos pienso que tuve la culpa. No [...]
padres, hijos,
Trabaje en fundamentar sus hijos en sanos principios Cuando los noticiarios y los periódicos de Pennsyilvania informaron sobre la muerte colectiva protagonizada por Alex Hribal, un chico de 16 años, en una [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar