Edifique su familia a partir de principios y valores

La familia debe ser formada en principios y valores tomados de la Biblia.

1.- Lectura Biblica: Mateo 7:24-27

2.- Meditación familiar:

Cierta joven con la que hablé al término de una conferencia en la Universidad, me compartió su razón para no caer en la promiscuidad sexual como había acontecido con el resto de sus compañeros.

Mis padres me formaron en principios cristianos; por ese motivo tengo muy claro que no puedo ni debo ceder a mis deseos simplemente para obtener un placer momentáneo. Cuando decida la intimidad con alguien, ese alguien será mi esposo para siempre”, dijo.

Puede que su posición no resultara muy popular en el campus universitario, pero puedo asegurarle que no solo le evitó muchos dolores de cabeza sino que se convierte en el primer paso para construir un matrimonio sólido.

Sentar las bases de un hogar que permanezca en el tiempo, que logre superar los tropiezos y los embates de los desiertos que no faltan en la relación de pareja y con los hijos, parte de un fundamento: Alimentar la relación con principios y valores. Preceptos que nos ayudan a permanecer firmes en medio de una sociedad descompuesta como la nuestra.

El Señor Jesús compartió con millares de personas y con nosotros hoy, una enseñanza que jamás pierde vigencia: “Todo el que escucha mi enseñanza y la sigue es sabio, como la persona que construye su casa sobre una roca sólida. Aunque llueva a cántaros y suban las aguas de la inundación y los vientos golpeen contra esa casa, no se vendrá abajo porque está construida sobre un lecho de roca. Sin embargo, el que oye mi enseñanza y no la obedece es un necio, como la persona que construye su casa sobre la arena. Cuando vengan las lluvias y lleguen las inundaciones y los vientos golpeen contra esa casa, se derrumbará con un gran estruendo».Cuando Jesús terminó de decir esas cosas, las multitudes quedaron asombradas de su enseñanza, porque lo hacía con verdadera autoridad, algo completamente diferente de lo que hacían los maestros de la ley religiosa.” (Mateo 7:24-27 NTV)

Forjar una familia en principios y valores no es un proceso que se da de la noche a la mañana. Demanda tiempo y perseverancia. Los primeros llamados a asumir el compromiso de cambio, somos los esposos; transferimos— a partir del ejemplo— esa misma visión a nuestro cónyuge y vamos extendiendo a nuestros hijos la importancia de estar edificados en pautas claras, patrones de vida que interiorizamos y que terminan por afectar positivamente nuestra forma de pensar y de actuar.

Si Dios ocupa el primer lugar, sin duda avanzaremos en la dirección correcta y aun cuando vengan dificultades, no temeremos porque vamos seguros, asidos de la mano del que Todo lo Puede.

Los principios y valores nos permiten cimentar una buena integración en la pareja pero también, en el esquema padres-hijos. Constituyen basamentos que permanecen en el tiempo, que resultan inamovibles aun cuando el mundo que nos rodea sea inmoral y legitime la violencia intrafamiliar, la separación ante la más leve señal de alarma y la promiscuidad sexual.

Cito aquí lo que plantea el autor William Wuese, que resulta apropiado para nuestra reflexión:

“Yo creo que el ser uno solo, en nuestra condición de pareja, es lo que hace tan especial el matrimonio. La relación matrimonial debe ser un paralelismo que el Señor quiere con cada uno de nosotros: Una relación profunda e íntima en la que se comparten las emociones, puntos de vista, deseos y pensamientos mutuos.” (Bill Wuese. “23 minutos en el infierno”. 2006. Casa Creación. EE.UU. Pg. 52)

En Dios, con ayuda de Dios y mediante la permanencia en Dios, nuestra vida cobra sentido. Cada instante vale la pena ser vivido. Las situaciones, por difíciles que parezcan, se pueden superar. No hay razón para temer, sino para avanzar hacia la victoria sobre toda situación cotidiana que salga al paso.

Recuerde que el secreto estriba en darle a Dios el primer lugar, y el segundo paso: fundamentar nuestra familia en principios y valores.

Si no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que nuestro amado Salvador traerá cambio a su vida y a su familia…

3.- Oración familiar:

“Dios de los cielos, gracias por gobernar nuestro hogar. Si en algún momento, por negligencia, hemos olvidado que debes y estás llamado a ocupar el primer lugar en nuestra familia, te pedimos que nos ayudes a corregir y nos ayudes a retomar el sendero. Sometemos como familia este día en tus manos y te pedimos nos orientes para edificar la relación a partir de principios y valores.”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Desde hoy me fijo la meta de edificar la familia a partir de principios y valores.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1794


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | |








Los artículos más leídos

Si nos atrevemos a creer, Dios obrará Una de los principios más comunes en nuestro tiempo se fundamenta en ver para creer como fundamento para el desarrollo de su fe. Tales personas en muchas [...]
Siento que Dios no responde a mis oraciones “Desde hace varios años he clamado a Dios por mis dos hijos, los dos adolescentes. Han sido rebeldes, situación que se complica si tenemos en cuenta que [...]
¿Cómo generar cambios al interior de la familia? 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes asuman algunas pautas que deben tener en cuenta los esposos para desarrollar un buen [...]
No ruegue que le den amor, valórese Me separé hace dos meses; o mejor, mi marido se fue de casa. Tiene mil argumentos para no seguir con esta relación. Por momentos pienso que tuve la culpa. No [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar