Dios nos llama a movernos en victoria siempre

Dios nos llama a experimentar crecimiento

Base Escritural: 2 Crónicas 26:1-21

Introducción:

Dios tiene maravillosos planes para nuestras vidas. Podemos ser exitosos o fracasados. Por supuesto, si le preguntamos al Señor, nos dirá que desea nuestro máximo desarrollo en todas las áreas. No obstante, cuando nos desprendemos de Su mano poderosa, nos puede ocurrir lo que al rey Uzías quien cayó en desgracia porque le permitió a su corazón ser lleno de altivez y autosuficiencia. La decisión está en nuestras manos.

I. Buscar a Dios trae prosperidad y bendiciones (vv. 4, 5)

  1. El secreto de rey Uzías fue caminar conforme a la voluntad de Dios (v. 4)
  2. Aplicó los principios de las Escrituras a su vida y desenvolvimiento gubernamental
  3. Ser fiel a Dios le aseguró una vida llena de bendiciones
  4. El rey Uzías perseveró en la búsqueda del Señor (v. 5 a)
  5. En tanto el rey Uzías buscó al Señor, fue prosperado (v. 5 b)
II. Ser fieles a Dios nos permite superar obstáculos (vv. 6-8)
  1. El Señor le dio victoria al rey Uzías sobre sus enemigos (vv. 6, 7)
  2. Aun cuando era un reino pequeño, Dios les aseguró la victoria sobre los enemigos (v. 8)
III. Ser fieles a Dios nos abre puertas (vv.9- 15)
  1. El Señor le permitió al rey Uzías expandirse y delante de él se abrieron nuevas puertas (vv. 9, 10)
  2. Dios le permitió al rey Uzías hacerse más poderoso que muchos de los gobernantes de su generación (vv. 11-15)
IV. El comienzo del fracaso en el ser humano es dejarse arrastrar por el orgullo (vv.16-23)
  1. El comienzo de la ruina del rey Uzías fue el orgullo (v. 16)
  2. El corazón del rey Uzías se enalteció
  3. El corazón del rey Uzías le llevó a rebelarse contra Dios (vv. 16b- 18)
  4. Después de haber sido victorioso y ricamente bendecido, el rey Uzías murió fracasado y enfermo, pese a que su final pudo ser diferente (vv. 19-23)
Conclusión:

Nuestra vida fue concebida por Dios para el éxito; sin embargo, el distanciarnos de Dios y permitir que el orgullo nos embargue, inevitablemente los conduce a la derrota, el fracaso y caer en una espiral sin fondo. Lo vimos en el rey Uzías y ha ocurrido también en nuestro tiempo con infinidad de hombre y mujeres que comenzaron a prosperar, pero una vez en la cima, permitieron que el orgullo dañara su camino. No podemos desprendernos bajo ninguna circunstancia de la mano de Dios.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1119


Publicado en: Sermones

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

Si nos atrevemos a creer, Dios obrará Una de los principios más comunes en nuestro tiempo se fundamenta en ver para creer como fundamento para el desarrollo de su fe. Tales personas en muchas [...]
Siento que Dios no responde a mis oraciones “Desde hace varios años he clamado a Dios por mis dos hijos, los dos adolescentes. Han sido rebeldes, situación que se complica si tenemos en cuenta que [...]
¿Cómo generar cambios al interior de la familia? 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes asuman algunas pautas que deben tener en cuenta los esposos para desarrollar un buen [...]
No ruegue que le den amor, valórese Me separé hace dos meses; o mejor, mi marido se fue de casa. Tiene mil argumentos para no seguir con esta relación. Por momentos pienso que tuve la culpa. No [...]
padres, hijos,
Trabaje en fundamentar sus hijos en sanos principios Cuando los noticiarios y los periódicos de Pennsyilvania informaron sobre la muerte colectiva protagonizada por Alex Hribal, un chico de 16 años, en una [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar