Dios es quien nos prospera en abundancia

Las bendiciones vienen de Dios, y no en poco sino en abundancia

Base Bíblica: Salmos 37:1-5

Introducción:

En una sociedad en donde los bienes ocupan un lugar privilegiado y en donde existe el convencimiento errado de que el dinero lo resuelve todo, hay quienes buscan a Cristo el Señor y la vida cristiana, en procura de mejorar su economía. Lo más complejo del asunto es que en su afán de tener solidez han dejado de lado a Dios. ¿Qué dice la Biblia al respecto? La respuesta la encontraremos en el mensaje de Dios.

I.- La prosperidad terrenal es temporal (vv.1, 2).

1.- Nuestra vida no debe afectarse a causa de la prosperidad ajena (v. 1 a).

2.- Quien no guarda su corazón, puede dar lugar a la envidia y a la frustración (v. 1 b).

3.- La prosperidad terrenal es efímera. Nada es para siempre (v. 2).

II.- La prosperidad verdadera debe buscarse en Dios (v. 3).

1.- Nuestra confianza para provisión y salida a las crisis debe estar volcada hacia Dios (v. 3 a).

2.- Las circunstancias adversas no deben ni pueden afectar nuestra vida de rectitud (v. 3 b).

“Confía en Jehová y haz el bien”

3.- Dios bendice la fidelidad de su pueblo (v. 3c).

III.- Dios es la fuente de todo bien (vv. 4, 5).

1.- El principio para recibir bendiciones es la fidelidad a Dios (v. 4a).

“Deléitate asimismo en Jehová...”

2.- El galardón de Dios para su pueblo es responder a las peticiones (v. 4b).

3.- Es necesario someter a Dios planes y proyectos como paso a la bendición (v. 5a).

4.- Es necesario confiar en la respuesta de Dios y esperar en El (v. 5b).

Conclusión:

La verdadera prosperidad proviene de Dios. Los bienes materiales son perecederos y no están asegurados para siempre. Ahora, ¿cómo ser prosperados en Dios? De acuerdo con las Escrituras, guardándole fidelidad, sometiendo a Su voluntad planes, metas y proyectos, y abriéndonos al obrar divino. Además, cuando Dios prospera tal prosperidad es sólida y no perece con facilidad porque forma parte de los maravillosos planes que el Señor tiene para nuestra vida.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=239


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | | | |









Los artículos más leídos

Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
Los versículos clave y los pasajes paralelos (Lección 6) ¿Le ha ocurrido alguna vez que leyó un periódico, lo dejó a un lado mientras tomaba la siesta pero al abrir de nuevo el diario, encontró en una noticia [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar