Desarrollando intimidad con Dios para ser bendecidos – Día 5 –

¡Prepárese para las Bendiciones en el 2015 a nivel familiar!

Lectura Bíblica: Génesis 32:22-32; Salmos 51:1-9

Le invitamos para que medite cuidadosamente en el texto escogido para iniciar la jornada de hoy:

“Durante la noche, Jacob se levantó y tomó a sus dos esposas, a sus dos mujeres esclavas y a sus once hijos, y cruzó el río Jaboc con ellos. Después de llevarlos a la otra orilla, hizo pasar todas sus pertenencias. Entonces Jacob se quedó solo en el campamento, y llegó un hombre y luchó con él hasta el amanecer. Cuando el hombre vio que no ganaría el combate, tocó la cadera de Jacob y la dislocó. Luego el hombre le dijo: — ¡Déjame ir, pues ya amanece! — No te dejaré ir a menos que me bendigas — le dijo Jacob. — ¿Cómo te llamas? — preguntó el hombre. — Jacob — contestó él. — Tu nombre ya no será Jacob — le dijo el hombre—. De ahora en adelante, serás llamado Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.” (Génesis 32:22-28. NTV)

Un momento para reflexionar:

¿Alguna vez ha deseado desarrollar intimidad con Dios? Es un anhelo que asiste a la mayor parte de los cristianos que desean escalar a un nuevo nivel. Tenga presente que el propósito del Señor ha sido siempre que tras un encuentro con Él, experimentamos crecimiento en todas las áreas de nuestra vida (Lea Salmos 51:7-10)

Pensemos por un instante en Jacob, el patriarca. ¿Lo recuerda? Jacob era un hombre como cualquiera de nosotros, con sueños pero también con temores. Su vida estuvo marcada por momentos de satisfacción pero también por períodos críticos.

¿Cuándo llegó a un nuevo nivel? Cuando tuvo un encuentro personal con el Señor en el Peniel, como lo describe Génesis 32:22-32. Él decidió permanecer ante la Presencia del Señor hasta tener la certeza de que llegaría a un nivel mayor de crecimiento. “Y dijo (el ángel): Déjame porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices.” (Génesis 32:26. RVR 1969) Jacob no se conformó. Quiso llegar a nuevas alturas en el Señor.

La rendición a Dios nos permite vencer obstáculos, cree4r en las dimensiones personal, espiritual y familiar (2 Samuel 7:1-19). Ese tiempo de búsqueda quizá nos lleve querer hacer algo por el Reino de Dios. Eso es maravilloso. No obstante, durante el proceso aprendemos por qué debemos sujetarnos a lo que el Señor tiene planeado para nosotros.

Es un ingrediente importante cuando deseamos desarrollar intimidad con Él. Nuestros propósitos y los de nuestro Padre celestial deben coincidir. Es en ese momento cuando verdaderamente desarrollamos intimidad con Él.

Si desea volar a nuevos niveles, hoy es el día de emprender el camino. Y si por alguna razón no lo ha recibido como su Señor y Salvador, es el día para que lo haga. Le puedo asegurar que no se arrepentirá.

Puntos de Reflexión:

Tenga intimidad con Dios cuando:

a.- Reconocemos nuestra insuficiencia para cambiar y crecer (Salmos 51:1-6)

b.- Nos sometemos al trato de Dios en nuestra vida (Salmos 51:7-14)

c.- Nos sujetamos a la voluntad de Dios (Salmos 51:15-19)

d.- Caminamos con Dios siempre, recibiendo de Él sus bendiciones y aprovechándolas apropiadamente

Versículo clave:

“Ahora que te complazca bendecir la casa de tu siervo para que permanezca para siempre delante de ti. Has hablado, y cuando concedes una bendición a tu siervo, oh Señor Soberano, ¡es una bendición eterna!».” (2 Samuel 7:29. NTV)

Sermón para compartir en Comunidad:

Si usted es pastor, obrero o líder y desea compartir el Mensaje de Consagración en la comunidad de creyentes que tiene a cargo, utilice el siguiente Sermón:

Título: ¿Estás buscando a Dios? Lo encontrarás

Lectura Bíblica: 2 Crónicas 15:1-19

Introducción:

Una premisa alrededor de la cual se debe mover nuestra vida, es que Dios de deja encontrar por aquellos que le buscan. Basta que dispongamos nuestro corazón para Él. Tenemos por seguro que Él nos dará la victoria, enfrentaremos exitosamente los problemas y, aun cuando las dificultades parezcan un laberinto, encontraremos la salida segura. Es lo que Dios hace con quienes le aman y caminan en Su voluntad. ¿Desea que su vida cambie? Vuélvase a Dios. Es un paso de victoria, ahora y siempre.

  1. Dios se deja encontrar por quienes le buscan (vv. 1-7)
  2. Si deseamos que Dios acompañe nuestro caminar, debemos ser fieles a Él (v. 2 b)
  3. Si buscamos a Dios, Él se deja encontrar (v. 2 c)
  4. Apartarnos de Dios trae consecuencias (v. 2 d)
  5. Cuando disponemos el corazón para el Señor, Él se manifiesta en nuestras vidas (vv. 3, 4)
  6. Dios acompañará nuestro andar
  7. Dios demanda que seamos esforzados y valientes (vv. 5-7)
  8. Dios honra a quienes disponen su corazón para serle fieles (vv. 8-15)
  9. Es esencial “reparar el altar”, retomando nuestra adoración y servicio a Dios (v. 8)
  10. ¿Todavía guardamos pecados en nuestra vida?
  11. ¿Estamos dispuestos a cortar con toda raíz de maldad?
  12. Es esencial comprometernos a buscar y a servir a Dios de todo corazón (vv.9-13)
  13. Compromiso con Dios (vv. 14, 15)
  14. Búsqueda permanente de Dios (v. 16)

III. Es fundamental limpiar nuestra vida y territorio de toda maldad (vv. 16-19)

  1. No permitir que permanezca lo que contamina nuestra vida física y espiritual (v. 16)
  2. Permanecer en Dios (v. 17 b)
  3. Honrar a Dios con nuestros bienes (v. 18)

Conclusión:

Cuando Disponemos nuestro corazón para Dios, Él honra a los hombres y mujeres que desean caminar de Su mano en fidelidad. Es una consecuencia natural de volver nuestra mirada a Él para andar conforme a Su voluntad poderosa. Por ese es fundamental que revisemos qué guardamos aún en nuestro corazón, qué ocultamos en nuestra vida y que nos dispongamos al cambio. Podemos tener la certeza que si limpiamos nuestra vida, caminaremos siempre en victoria, de la mano de Dios. Él es quien nos asegura el éxito en todo cuanto emprendamos.

Lectura para el Mediodía: 2 Samuel 7:1-23

Lectura para la Noche: Salmos 51:1-6

Terminamos la actividad en oración:

“Amado Dios, si hay algo que nos asegura el crecimiento permanente, es caminar tomados de tu mano. Y caminar de tú mano es posible cuando desarrollamos intimidad. Hoy rindo mi vida en Tú Presencia. Si no me ayudas, me resultará imposible avanzar hacia nuevos niveles en mi vida espiritual, y yo quiero crecer e impactar a mi familia con el cambio. Oro delante de Tú trono de gracia que me acompañes en el proceso de elevarme a nuevos niveles. Con tu ayuda podré lograrlo. En tus manos quedamos. Amén ”

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2210


Publicado en: Eventos Especiales

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

Seis principios para oraciones eficaces “De la misma manera, ustedes maridos, tienen que honrar a sus esposas. Cada uno viva con su esposa y trátela con entendimiento. Ella podrá ser más débil, [...]
En Jesucristo encontramos salida a los problemas.
Enfrente las crisis con ayuda de Dios Las crisis sacan lo peor del ser humano. Afloran la intolerancia, la irracionalidad, la irascibilidad, el egoísmo; pero también, los temores, la ansiedad y [...]
Alabando a Dios en medio de las circunstancias adversas Un hecho que reafirman las Escrituras es que Dios tiene abundantes bendiciones para nuestra vida. Son bendiciones materiales y espirituales que Él desea, [...]
familia
El Dios que hace milagros en la familia La mujer me escribió desde San Antonio, Texas, visiblemente desesperada por la condición de su matrimonio. Estaba en crisis y se iba desmoronando con el paso [...]
paz, Dios, descanso
Descanse en Dios en medio de la adversidad “Sólo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi esperanza. Sólo él es mi roca y mi salvación; él es mi protector y no habré de caer. Dios es mi [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar