Decisiones que determinan una vida plena

Nuestras decisiones hoy son fundamentales para alcanzar una vida de realización personal y familiar.

Base Bíblica: Salmos 1:1-6

Introducción:

Si hay un anhelo que asiste a la mayoría de las personas, es experimentar una vida plena en todas las áreas. Ese proceso de transformación se produce cuando asumimos decisiones que imprimen cambios en la forma de pensar y actuar.

Dejar de lado una vida de maldad, volver la mirada a Dios y asumir nuevos principios y valores conforme lo enseña la Biblia, lleva a los cambios y el crecimiento personal y espiritual que deseamos y que ejercen una poderosa influencia en la familia.

Vivir conforme a lo que dispone Dios en su Palabra nos permite experimentar ricas y abundantes bendiciones; igual, permitir que la maldad gobierne nuestra vida, trae sus consecuencias.

I.- CINCO DECISIONES QUE NOS LLEVAN A EXPERIMENTAR UNA VIDA PLENA (vv. 1, 2)

1.- Tres decisiones esenciales para renunciar al pecado (v. 1)

a.- Renunciar al consejo de los malvados.

b.- Renunciar a los caminos de maldad.

c.- Renunciar a los antivalores que gobiernan a nuestra sociedad.

2.- Dos decisiones necesarias para emprender una nueva vida (v. 2)

a.- Atesorar en el corazón las enseñanzas de la Palabra de Dios.

b.- Decidirnos a vivir la Palabra de Dios.

— Meditar en la Palabra día y noche.

II.- BENDICIONES DE IMPRIMIRLE UN CAMBIO A NUESTRA VIDA PERSONAL Y FAMILIAR (vv. 3, 6 a)

1.- Experimentar una vida plena permanente (v. 3 a)

2.- Dios trae prosperidad a todo cuanto hacemos (v. 3 b)

3.- Dios es nuestra fuente de poder para experimentar esa vida plena que anhelamos.

4.- Dios guarda nuestro camino y el de nuestra familia (v. 6 a)

III.- CONSECUENCIAS DE PERMANECER EN UNA VIDA SIN DIOS (vv. 4, 5, 6 b)

1.- La vida y la generación de las personas sin Dios en su corazón, carece de sentido y propósito (vv. 4, 5)

a.- Hay vacío en el corazón.

b.- Quien vive sin Dios, anhela pero no materializa sus sueños.

2.- Una vida sin Dios lleva a la crisis y a la derrota (v. 6 b)

Conclusión:

Una vida sin Dios, gobernada por el pecado, trae consecuencias. Traza el camino para la derrota, las crisis y la frustración.

En la orilla opuesta, están las bendiciones que se derivan de vivir tomados de la mano de Dios, conforme a Su voluntad.

Se trata de una decisión personal. Dios no nos obliga a dar el paso. Lo que sí queda claro conforme lo enseña la Biblia, es que optar por el pecado o una vida con Dios, se reflejará en perdición o en bendiciones. Usted es quien decide…

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=9657


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | | |









Los artículos más leídos

familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Establezca sus propios modelos de oración (Lección 8 – Nivel 3) Usted se sorprendería si conociera la infinidad de ocasiones en la que nos escriben o abordan al final de una conferencia para pedir orientación sobre un [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
¿Cómo y por qué pedir en el Nombre del Señor Jesús? (Lección 5 – Nivel 1) Necesitaba un milagro. Que Dios le sanara de cáncer. Los médicos no le daban mayores esperanzas. Y fue lo que hizo Justine. Volvió su mirada a Jesucristo. [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar