De testimonio de Cristo con sus hechos

Bajo ninguna circunstancia podemos desaprovechar la oportunidad de evangelizar

1. Texto Bíblico: Hechos 8:37,38

2. Versículo para memorizar:

“Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es Hijo de Dios. Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó” (Hechos 8:37, 38).

3. Reflexión en la Palabra de Dios

¿Quién es evangelista? Quien predica a Jesucristo. Usted y yo estamos llamados a ser evangelistas. No es por un rato, es por siempre. Es un llamamiento a una labor permanente, comprometidos con el Reino de Dios.

Evangelista no es quien se presenta frente a una cámara de televisión a proclamar el “evangelio de la prosperidad” o cómo llegar a ser “súper-ungido”, sino quien se centra en Jesucristo. Las otras cosas vienen por añadidura: progreso físico, económico y espiritual.

Lamentablemente muchos predicadores son producto de una campaña publicitaria, bien que la hagan otros en su favor o que las propicien ellos mismos. Pocos son los que emergen como fruto de su entera consagración a Dios.

Igual nuestras vidas. Podemos ser simplemente seguidores de Cristo en secreto, o por el contrario— sin necesidad de hacer alarde de nuestra supe espiritualidad— compartir a un Cristo vivo que se evidencia en nuestra existencia a partir de lo que hacemos. Una nueva forma de pensar y de actuar (Cf. Romanos 12:2)

Recuerde que la mejor forma de evangelizar, es a través de nuestros hechos. No hay otra manera más eficaz.

No desaproveche hoy ni nunca la posibilidad de hablarle a otras personas sobre las Buenas Nuevas de Jesucristo. Incluso, mientras lee esta nota que escribí una noche casi rayando la madrugada, estamos evangelizando.

Igual puede hacerlo usted cuando comparte su testimonio, regala un tratadito o folleto, una Biblia e, incluso, un CD con música cristiana.

Hablamos mediante lo que hacemos. ¿Está dispuesto a mostrar ese Cristo vivo? Entonces llegue a casa hoy y sin hablar de Jesús, simplemente con sus acciones, bríndele amor a su cónyuge, a sus hijos, una sonrisa amable a la persona que encuentra en la calle o simplemente, un “Muchas gracias” a quien le atiende en la cafetería.

¡Es una forma eficaz de vivir a Cristo!

4. Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a. ¿Cómo anda su vida cristiana?

b. ¿Hablan sus hechos más que sus palabras?

c. ¿Considera que por no estar frente a un púlpito usted no es un evangelista?

d. ¿Cómo considera que podría mejorar su ejemplo a nivel familiar?

e. ¿Ha tomado tiempo para revisar su testimonio de vida?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=296


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | |









Los artículos más leídos

Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
¿Cómo ayudarle a su pareja cuando enfrenta conflictos de trabajo? “Alguna vez pensé que todo iba a ser distinto cuando Jairo cambiara de trabajo. Pero no ha sido así. Allí donde se encuentra ahora, aun cuando es un buen [...]
Tres pasos para romper las cadenas de opresión en su mente (Lección 9 – Nivel 3) No podía explicarse por qué todavía seguía escuchando voces en la intimidad de su ser. “No sirves para ser cristiano. Dios no te aceptará con tu [...]
navidad
Cómo realizar la Novena Cristiana de Navidad Unos están a favor de adornar la casa con motivos alusivos a la navidad, reunirse en torno al pesebre, recordar el milagro de la redención y concluir un [...]
familia
Buenos y abundantes frutos a nivel familiar Si usted desea sembrar una huerta con pepinos, ¿va a la tienda y pide semillas de “cualquier cosa”?. Por supuesto que no. Si el objetivo es obtener buenos [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar