Consejos prácticos para ahorrar y alcanzar sus metas

Dios nos concede la sabiduría necesaria para manejar las finanzas familiares

1.- Lectura Bíblica: Proverbios 21:20; 22:7

2.- Meditación familiar en la Palabra de Dios:

Andrea y Luis, recién casados, compraron un marranito de cerámica con el propósito de ahorrar y poder viajar fuera del país. Sería la primera vez que lo harían. Estaban entusiasmados. Seis meses después se quejaron: No era mucho el avance y en la alcancía habían pocas monedas y billetes. “Creo que jamás lograremos el dinero suficiente”, se lamentó la joven.

Lo aconsejable es apartar el 10% de sus ingresos familiares para guardarlos con el fin de materializar metas comunes. En el caso de Andrea y Luis, su viaje al exterior. No obstante, hay dos inconvenientes: El primero, que generalmente no somos disciplinados en esta meta, y el segundo, que no nos restringimos de algunos “gustos” que podrían lucir superfluos.

Es cierto, la mayoría de las personas piensan que su trabajo y esfuerzo deben verse compensados con adquirír lo que quieren, pero en esa dirección no avanzarán mucho.

La primera sugerencia es cambiar nuestros estilos de vida. Por ejemplo, ¿cuánto gasta en comidas fuera de casa? Es bueno, sin duda, una o dos salidas al mes; pero, ¿acaso nos excedemos en ese tope?

Con su vehículo, ¿realmente necesita movilizarse en él todo el tiempo? ¿No ahorraría más tomando algunas veces el metro, el sistema masivo de transporte o un taxi? A menos por supuesto que lo necesite para su trabajo. Eche lápiz y papel y descubrirá que allí, racionalizando el uso del auto, podría agenciarse unos pesos extras.

Restrijna la utilización de la tarjeta de crédito así como la adquisión de ropa, zapatos y otros elementos sólo hasta cuando realmente sea necesario. ¿Le ha ocurrido acaso que compró cosas que jamás utilizó o zapatos que ni siquiera se pone? A todos nos ha pasado, sin duda. Luego nos arrepentimos del dinero que invertimos en lo que termina arrumbado en el cuarto de San Alejo.

El Portal de Finanzas Personales, en Colombia, publicó una apreciación que cabe aquí:

“De acuerdo con el empresario Terrence Yang, director de Infobitt.com, existe un pensamiento muy importante que debe eliminar de su vida: el ser materialista y medir las cosas así. Esto traduce en que existe algo más allá de las posesiones y propiedades. Es bueno tener aspiraciones y querer lograr tener más cada día, pero esto, a la vez, tiene un fuerte impacto en su presupuesto. Entonces, el consejo de este empresario es no sólo cambiar en la mentalidad de querer acumular y compras más y más, sino también de empezar a reconsiderar las personas materialistas en su vida. En la misma línea, esto se enlaza con dejar de hacer cosas por el prestigio.” (Portal Finanzas Personales. Edición 15/07/2015)

Tenga presente que una cosa son las necesidades reales y otra los deseos. Sobre esa base, defina prioridades, incluso en las metas que se fija a nivel personal y familiar.

Ahorrar es una buena idea. De hecho podemos asegurar que se trata de una decisión sabia, y conforme enseñan las Escrituras: “En casa del sabio abundan las riquezas y el perfume, pero el necio (una versión dice “el tonto”) todo lo despilfarra” (Proverbios 21:20)

Dejarnos arrastrar por las deudas termina encadenándonos. Lo aconsejable es que, si necesitamos algo, ahorremos. Al respecto el rey Salomón escribió: “Los ricos son los amos de los pobres; los deudores son esclavos de sus acreedores” (Proverbios 22:7)

Y el paso que en todo momento debe asumir: pedir a Dios la orientación. Él debe ser también el Dios de sus finanzas. Con su divina ayuda dará pasos sólidos y evitará endeudarse sin necesidad. Y una vez asuma ese cambio de mentalidad, podrá ahorrar para darse gusto en los planes que ha trazado.

Si no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que tome esa decisión. Cristo morando en nuestro corazón y hogar trae transformación. Decídase hoy por la Salvación. No se arrepentirá.

3.- Oración familiar:

“Mi amado Dios y Padre celestial, gracias por tu provisión. Reconocemos que es gracias a tu misericordia que recibimos cada día aún más de lo que necesitamos. Concédenos la sabiduría para ahorrar y prospera esa meta que nos hemos fijado a nivel familiar. En tus manos quedamos. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Pediré a Dios la sabiduría necesaria para ahorrar y fijarme metas a corto, mediano y largo plazo.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6877


Publicado en: Devocionales Diarios | Escuela de Familia

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

Alabando a Dios en medio de las circunstancias adversas Un hecho que reafirman las Escrituras es que Dios tiene abundantes bendiciones para nuestra vida. Son bendiciones materiales y espirituales que Él desea, [...]
familia, padres, hijos
Siete consejos para apoyar a sus hijos en las crisis “Hace algún tiempo perdimos al hijo mayor, en un accidente de tránsito. Él era muy apegado a nuestro hijo menor, de apenas 10 años. La pérdida ha sido [...]
¿Anida todavía sentimientos de rencor en su corazón? “Por años he considerado que soy una mujer buena, pero justamente por mi condición, enfrento problemas. Hay quienes han abusado de mi buena fe. Con decirle [...]
Esposos: A recuperar el liderazgo 2.1. Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes tengan comprendan el papel protagónico del esposo en el hogar, como líder espiritual [...]
Seis principios para oraciones eficaces “De la misma manera, ustedes maridos, tienen que honrar a sus esposas. Cada uno viva con su esposa y trátela con entendimiento. Ella podrá ser más débil, [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar