Consejos para no quedar atrapados por las deudas

Cuando rendimos nuestra vida a Dios, también debemos rendirle nuestra economía.

Base Bíblica: Salmos 37:4

La Biblia advierte que endeudarse no es un buen camino. Por el contrario, nos esclaviza e impide seguir adelante en nuestro propósito de prosperar.

El rey Salomón escribió al respecto: “Así como el rico gobierna al pobre, el que pide prestado es sirviente del que presta." (Proverbios 22:7 | NTV)

Sin duda, eterno propósito de Dios es que no caigamos atrapados por las deudas. En esa dirección y con fundamento en las Escrituras, compartimos 9 consejos bíblicos que le serán muy útiles.

Si dependemos de Dios, Él nos permitirá conseguir todo aquello que anhelamos. Insisto, todo radica en depender de Él y rendirnos a Su voluntad (Salmos 37:4):

I.- INVOLUCRE A DIOS EN SU VIDA FINANCIERA

1.- Antes de hacer una compra, consulte a Dios, al cónyuge y a la familia (Deuteronomio 8:11-14)

- No se deje presionar por el vendedor

- Antes de comprar algo, formúlese las siguientes preguntas:
  • ¿Realmente necesito esto que quiero comprar?
  • ¿El precio que me piden, es razonable?
  • ¿Verdaderamente es una oferta?
  • ¿Hay otro producto más importante y necesario que aquél que deseo comprar hoy?
2.- No deposite su confianza en los bienes materiales (Lucas 12: 13- 21)

3.- Hacer tesoros en el cielo (Salmos 90:10; Proverbios 27:1; Lucas 12:32-34)

II.- PLANIFIQUE EL MANEJO DE SUS FINANZAS

1.- Trabaja en la elaboración de un presupuesto para la canasta familiar
  • Compre una vez por semana
  • Haga un listado para no comprar lo innecesario
  • Compare precios
2.- No asumir deudas que no podemos pagar (Proverbios 22: 26, 27)

3.- Pedir consejo de personas sabias en el manejo de las finanzas (Proverbios 11: 14; 24: 6)

III.- VALORE CADA CENTAVO QUE DIOS LE PROVEE

1.- Manténgase a distancia de las tarjetas de crédito y de los préstamos (Colosenses 3:5; 1 Timoteo 6:8-10)

2.- No salir por fiador de ninguna persona (Proverbios 6:1-5; 11:15)

3.- Honrar a nuestros padres (Éxodo 20:12, Efesios 6:1-3)

Conclusión:

Cuando rendimos nuestra vida a Dios, también debemos rendirle nuestras finanzas. Si no sabemos cómo manejar cada centavo, debemos pedirle orientación a Él. Podemos tener la certeza de que nos guiará por el camino apropiado.

Si no ha recibido a Jesucristo, hoy es el día para que lo haga. Es el primer paso para emprender un camino de cambio y transformación a nivel personal, espiritual y familiar. Ábrale hoy las puertas de su corazón a Jesucristo.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=9712


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | | | |








Los artículos más leídos

Alabando a Dios en medio de las circunstancias adversas Un hecho que reafirman las Escrituras es que Dios tiene abundantes bendiciones para nuestra vida. Son bendiciones materiales y espirituales que Él desea, [...]
¿Anida todavía sentimientos de rencor en su corazón? “Por años he considerado que soy una mujer buena, pero justamente por mi condición, enfrento problemas. Hay quienes han abusado de mi buena fe. Con decirle [...]
familia, padres, hijos
Siete consejos para apoyar a sus hijos en las crisis “Hace algún tiempo perdimos al hijo mayor, en un accidente de tránsito. Él era muy apegado a nuestro hijo menor, de apenas 10 años. La pérdida ha sido [...]
Esposos: A recuperar el liderazgo 2.1. Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes tengan comprendan el papel protagónico del esposo en el hogar, como líder espiritual [...]
En Jesucristo encontramos salida a los problemas.
Enfrente las crisis con ayuda de Dios Las crisis sacan lo peor del ser humano. Afloran la intolerancia, la irracionalidad, la irascibilidad, el egoísmo; pero también, los temores, la ansiedad y [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar