Comprometidos con el Reino de Dios

Dios nos transforma para ser útiles en la extensión de Su Reino

Base Bíblica: 2 Timoteo 2:19-21

Introducción:

Todos los seres humanos fuimos creados con un propósito. En el Reino de Dios, todos fuimos concebidos para ser útiles; no obstante, el Señor no nos obliga. Es una decisión personal que parte con la disposición del corazón. Ser vasos útiles está en el Plan de Dios, pero la decisión está en sus manos. Es lo que marca la diferencia entre quienes viven el cristianismo de manera intrascendente o la de quienes influyen en la vida de otras personas como parte clave del plan eterno de Dios.

I. Dios conoce nuestro corazón y la disposición que tenemos para Él (v. 19)

1. En Dios nos afirmamos y crecemos para ser útiles en Su obra

2. En Dios encontramos la cimentación y fortaleza que necesitamos para experimentar la transformación que necesitamos (Cf. Romanos 9:23, 24)

a. En la dimensión personal

b. En la dimensión espiritual

3. Si deseamos ser vasos útiles en sus manos es necesario renunciar a toda maldad (v. 19 c)

II. En el Reino de Dios cada uno de nosotros es un vaso con un propósito específico (v. 20)

1. Dios nos ha escogido para ser de Él, y servirle en Su Reino (Cf. 1 Pedro 2:9)

2. Cada uno de nosotros decide qué vaso quiere ser en el Reino de Dios

3. En propósito de Dios no solo es que seamos útiles sino especiales como vasos de Su Reino

a. Hoy podemos dejar de ser arcilla inútil

b. Hoy podemos someternos en manos de Dios para que nos moldee

III. Dios es quien nos transforma en vasos útiles (v. 21)

1. Disponer nuestro corazón para Dios nos torna en vasos útiles

2. Es necesario desechar y renunciar a toda pecaminosidad en nuestra vida

3. Si dependemos de Dios, llegaremos a ser vasos útiles siempre en Su Reino

Conclusión:

Cuando comprendemos que Dios desea que seamos vasos útiles en Sus manos, reconocemos la necesidad de imprimir cambios en nuestra vida. No es una decisión a la que estemos forzados; es personal, y parte de un corazón dispuesto para el Señor. Una vez tomamos la determinación de cambiar y crecer para servir a Dios, Él nos ayuda porque necesita de nosotros en Su Reino. ¡Hoy es el día para que tome la decisión!

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6021


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

Si nos atrevemos a creer, Dios obrará Una de los principios más comunes en nuestro tiempo se fundamenta en ver para creer como fundamento para el desarrollo de su fe. Tales personas en muchas [...]
Siento que Dios no responde a mis oraciones “Desde hace varios años he clamado a Dios por mis dos hijos, los dos adolescentes. Han sido rebeldes, situación que se complica si tenemos en cuenta que [...]
¿Cómo generar cambios al interior de la familia? 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes asuman algunas pautas que deben tener en cuenta los esposos para desarrollar un buen [...]
No ruegue que le den amor, valórese Me separé hace dos meses; o mejor, mi marido se fue de casa. Tiene mil argumentos para no seguir con esta relación. Por momentos pienso que tuve la culpa. No [...]
padres, hijos,
Trabaje en fundamentar sus hijos en sanos principios Cuando los noticiarios y los periódicos de Pennsyilvania informaron sobre la muerte colectiva protagonizada por Alex Hribal, un chico de 16 años, en una [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar