Cómo tener éxito en nuestros planes y proyectos

Debemos consultar a Dios nuestros planes.

Base Bíblica: Josué 9:1-27

Introducción:

¿Por qué incurrimos en tantos errores cuando emprendemos proyectos? La respuesta es sencilla: obramos movidos por el corazón y no por la razón. Nos gobiernan las emociones y la impulsividad. Y esos dos ingredientes, son factores determinantes para el fracaso y la frustración.

Si estamos cansados de vivir la misma experiencia, yendo de un lado a otro dando tumbos, es hora de imprimir una nueva dinámica. Radica en rendir a Dios todos nuestros planes y proyectos (Salmos 37:5). Él sabe cuándo, cómo y de qué manera debemos actuar en cada caso.

Si Josué y el pueblo de Israel hubiesen consultado la solicitud de paz de los gabaonitas, no hubiesen cometido el error en el que incurrieron.

I.- EL CRISTIANO ESTÁ LLAMADO A DESARROLLAR PRUDENCIA EN MEDIO DE UNA SOCIEDAD SIN PRINCIPIOS NI VALORES (vv. 1-6)

a.- Estamos expuestos al engaño de una sociedad sin principios ni valores.

b.- Quien utiliza el engaño, busca sacar ventaja de nuestra falta de prudencia.

II.- LA FALTA DE PRUDENCIA NOS LLEVA A ARRASTRARNOS POR LA ADULACIÓN (vv. 7-13)

a.- Los Gabanoitas hablaron de Dios, pero no creían en Dios (v. 9, 10)

b.- No podemos comprometernos sin medir el alcance (v. 11 b)

“Haced alianza con nosotros…”

c.- La mentira es una estrategia común en una sociedad sin principios ni valores (vv. 11-13)

III.- CUANDO NO CONSULTAMOS A DIOS, ESTAMOS LLAMADOS A COMETER ERRORES (vv. 14-21)

a.- Las emociones nos llevan a obrar sin prudencia, la consagración nos lleva a consultar a Dios (v. 14)

b.- Cuando no consultamos a Dios, cometemos errores de impredecibles consecuencias (v. 15)

c.- No hay nada oculto que no salga a la luz (vv. 16, 17)

d.- Cuando nos hemos comprometido, poniendo nuestra condición de creyentes de por medio, debemos honrar la palabra (v. 18-21)

IV.- DIOS NOS LLAMA A CONSULTAR TODAS NUESTRAS DECISIONES TRASCENDENTALES.

a.- Si queremos tener éxito en todo cuanto hagamos, debemos consultar la voluntad de Dios (Proverbios 16:3, 9)

b.- Cuando consultamos a Dios, nos movemos en la dimensión de lo que nos conviene (Jeremías 29:11)

c.- Dios sabe qué es lo que realmente nos conviene (Isaías 55:8, 9)

d.- Si deseamos ser prosperados, debemos movernos en el tiempo de Dios (Eclesiastés 3.1)

e.- El Señor Jesús nos enseñó a no actuar movidos por la impulsividad y las emociones (Lucas 14:28-30)

Conclusión:

Nuestra vida experimenta cambios cuando dejamos de movernos en nuestras fuerzas e incluimos a Dios en todo cuanto hacemos. El paso inicial es darle el primer lugar en nuestra vida familiar, y el segundo, consultarle los planes, proyectos y sueños.

Dios es soberano y nos enseñan las Escrituras que se glorifica cuando le permitimos obrar. Él sabe lo que nos conviene, nos guía por el camino apropiado y nos permite encontrar soluciones cuando hemos cometido errores.

Permita que Dios gobierne su ser, sus pensamientos y sus acciones. Descubrirá que su vida llega a un nuevo nivel, de cambio y crecimiento permanentes.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=9902


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | |









Los artículos más leídos

Decídase a perdonar “Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les [...]
Supere los enemigos de la relación familiar ¿Cuáles son los principales enemigos de la relación familiar? Permítanme relacionarle algunos: el trabajo, el egoísmo, las muchas ocupaciones en la [...]
No renuncie ahora, está a las puertas de vencer “Ustedes no me escogieron a mi, sino que yo los he escogido a ustedes y les he encargado que vayan y den mucho fruto, y que ese fruto permanezca” (Juan [...]
padres, hijos, familia, internet
¿Dedica más tiempo al internet que a sus hijos? Con frecuencia reñimos con mi esposo porque él argumento que paso más tiempo viendo el teléfono antes que a mis hijos. Reconozco que a veces es así, pero [...]
familia, hogar,
Permita que Dios imprima cambios en su familia 2.1 .- Que al terminar la reunión del Grupo Familiar, los participantes comprendan que, sin excepción, todos tenemos una misión y un propósito de parte de [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar