Cómo ser libres de las ataduras satánicas a las adicciones

El poder de Jesucristo nos hace libres de todas las ataduras demoníacas

Hasta hace diez años Alejandro era odontólogo en Bogotá. Hoy es drogadicto. Su adicción comenzó cuando cursaba la universidad. Llegó a un nivel alto de farmacodependencia cuando se agenciaba sus propios recursos para comprar diversas sustancias, entre ellas cocaína. Llegó al nivel de declive cuando lo despidieron del trabajo, y terminó consumiendo bazuco en las calles del Bronx. Jamás salió de allí.

Lisa comenzó a participar en las chiquitecas cuando apenas era una adolescente. Fue por curiosidad a esas fiestas de los sábados en la tarde. Acabó consumiendo drogas, vendiéndolas para financiar su propia demanda de vicio. Cuando sus padres lograron rescatarla, estaba irreconocible.

Andrés robaba en las calles, principalmente espejos de autos. Escogía los de gama alta porque las partes sustraídas eran mejor pagadas. En la calle del Bronx, las cambiaba por drogas. En las noches dormía en una de las muchas casas derruidas, que parecían el escenario de una película de terror.

Aquí vive el demonio

El Bronx lo componían varias cuadras, en pleno centro de Bogotá. A comienzos del siglo pasado se conocía como el barrio de Santa Inés, y lo habitaban familias prestantes. Progresivamente sus habitantes originales se mudaron a otros sectores de la capital colombiana, y ese conglomerado de viviendas dio lugar al  nacimiento del “Cartucho”, una serie de antros donde se negociaba con desperdicios y droga.

"Usted no se imagina, esto es degradante. Ver niñas de colegio, uniformadas, que llegan a fumar marihuana y a tomar trago. Un viernes o un sábado, son 40 o 50, bien vestidas. Niñas de su casa, aquí, metidas. Me lo imaginaba, pero verlo acá, es impresionante", contó un obrero que estuvo una semana en el lugar (Citado por el diario El Tiempo. 17/04/16. Edición impresa. Colombia)

La metamorfosis del “Cartucho” al “Bronx” se produjo en menos de veinte años.

Aquí vive el mismo demonio. Uno quiere salir de las garras del vicio, pero no puede. He estado en varios centros de rehabilitación, pero caigo en lo mismo, y véame, de nuevo intentando salir de este infierno —, le dijo a un canal de televisión Jorge Enrique C., uno de sus habitantes asiduos.

En el sector no se dormía. Día y noche había consumo de todo tipo de alucinógenos, bebidas alcohólicas y fiestas de adolescentes, a las que iban adultos pervertidos para seducirlas y acosarlas bajo la promesa de proveerles cocaína o bazuco.

Cuando en el 2016 la Alcaldía decidió intervenir y demoler el conjunto de casas desvencijadas y donde se producían hechos inverosímiles, descubrieron lugares de culto demoníaco al que asistían vendedores de drogas así como las macabras casas de tortura, en donde se descuartizaba a quienes se drogaban con la mercancía que debían comercializar.

La estrategia oculta de Satanás

¿Cómo puede explicarse que una persona termine atada a las drogas, al sexo, la pornografía, las perversiones sexuales, al robo y a tantos comportamientos que destruyen sus vidas y, de paso, causan dolor a sus familiares?

David Wilkerson, el célebre profeta de nuestro tiempo (19 de mayo de 1933-27 de abril de 2011), fundador de los Ministerios Reto Juvenil, decía que no hay otra explicación a la drogadicción e incluso el alcoholismo, que el desarrollo de una estrategia oculta de satanás.

A través de las adicciones logra que millones de personas permanezcan encadenadas. Esa convicción lo llevó a brindar apoyo por años a los procesos terapéuticos para farmecodependientes, pero también, a proclamar la libertad que hay en Jesús.

En una intervención que trasciende a nuestro tiempo, el Señor Jesús dejó claro que al conocer la verdad, damos un paso decisivo para ser libres: “Jesús le dijo a la gente que creyó en él: — Ustedes son verdaderamente mis discípulos si se mantienen fieles a mis enseñanzas; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.” (Juan 8: 31, 32 | NTV)

No es en nuestras fuerzas como podremos ser libres de alguna adicción, es bajo el poder y la fortaleza que provienen de nuestra fidelidad a Jesucristo.

Si desea romper las cadenas que lo atan, le invito a considerar cinco pasos liberadores:

1.- Libérese de la dependencia a la naturaleza carnal

El primer paso para ser libres de las adicciones, estriba en reconocer que en nuestras fuerzas jamás lo lograremos. El segundo, rendirnos a Dios y pedirle Su poder liberador.

Cuando se toma la decisión, la persona siempre encontrará fortaleza en Jesucristo para avanzar, perseverar y reintentarlo cuantas veces sea necesario.

El apóstol Pablo al escribir en el primer siglo a los cristianos de Galacia, planteó los siguientes principios que encierran mucho poder y de los cuales es necesario asirse cuando alguien está en el proceso de liberación de cualquier tipo de adicción:

“Por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa. La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es precisamente lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. Estas dos fuerzas luchan constantemente entre sí, entonces ustedes no son libres para llevar a cabo sus buenas intenciones, pero cuando el Espíritu los guía, ya no están obligados a cumplir la ley de Moisés.” (Gálatas 5:16-18 | NTV)

Le invito a tomar nota de los siguientes aspectos:
  • Tenemos la capacidad de Dios en nosotros, para dominar los instintos y deseos de la carne.
  • Dejarnos arrastrar por la carne no honra ni glorifica a Dios.
  • El Espíritu Santo cambia nuestra ruta de vida y nos guía a lo que debido.
  • Gracias al Espíritu Santo en nosotros, podemos librar batallas exitosas contra nuestra naturaleza carnal.
  • Debemos desarrollar dependencia de Dios.
Todo proceso liberador parte de una decisión: Salir de las adicciones tomados de la mano del Señor Jesucristo.

2.- Las ataduras son el fruto de nuestras decisiones

Generalmente las ataduras a las adicciones tienen origen en la curiosidad y, después, en el deseo de repetir la experiencia.

El apóstol Pablo plantea un aspecto interesante que ilustra éste asunto: “Los que viven solo para satisfacer los deseos de su propia naturaleza pecaminosa cosecharán, de esa naturaleza, destrucción y muerte; pero los que viven para agradar al Espíritu, del Espíritu, cosecharán vida eterna.” (Gálatas 6:8 | NTV)

Cada vez que se sienta tentado a caer en algún tipo de práctica, fruto de la adicción, es importante que se fortalezca en oración. Vaya a Jesucristo en clamor en procura de la fuerza necesaria para vencer. Le aseguro que lo logrará.

3.- Reciba acompañamiento de otras personas

Quien desea ser libre de las adicciones, debe reconocer la importancia de contar con la cobertura espiritual de otras personas. Una forma de recibirla, es que los allegados y amigos le tengan siempre en sus oraciones. Constituye un pilar fundamental para vencer.

El apóstol Pablo señala: “…si un hombre   está dominado por algún pecado, ustedes, que son espirituales, deberían ayudarlo a volver al camino recto con ternura y humildad. Y tengan mucho cuidado de no caer ustedes en la misma tentación. 2Ayúdense a llevar los unos las cargas de los otros, y obedezcan de esa manera la ley de Cristo.” (Gálatas 6:1, 2 | NTV)

¿Qué papel juegan las oraciones de los padres y demás familiares por un adicto? Un papel muy importante. Representan la fuerza que rompe las ataduras de satanás. No podemos dejar de orar.

4.- Rinda sus adicciones a la cruz de Cristo

Se me dificulta vencer la pornografía”, me escribió alguien desde México. Le recordé la Palabra poderosa que hallamos en Gálatas 5: 24: “Pues los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.”

Es fundamental que no luchemos en nuestras fuerzas sino que, en oración, entreguemos esa debilidad a Jesucristo. Ir a la cruz nos asegura la libertad.

Él conoce de primera mano las situaciones difíciles por las que alguien en proceso de liberación, y lo fortalece para que pueda vencer.

5.- Manténgase firme en la liberta de Cristo

Si Cristo lo hizo libre, debe permanecer asido de Su mano, para conservar la libertad.

El apóstol Pablo escribiendo a los creyentes de Galacia, explicó: “Por lo tanto, Cristo en verdad nos ha liberado. Ahora asegúrense de permanecer libres y no se esclavicen de nuevo a la ley.” (Gálatas 5:1 | NTV)

Puedo asegurarle que millares de personas en todo el mundo han roto las cadenas y hoy son libres.

Superaron las drogas, el alcohol, la pornografía, el desenfreno y cuanto comportamiento y hábito destructivo, los ataba e impedía avanzar.

Hay esperanza para su vida. Dé nuevos pasos cada día. Desarrolle dependencia de Dios. Él nos permite movernos en el camino de la libertad y la realización plena. La decisión debe tomarla usted ahora, hoy mismo.

Si no ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, es el momento de dar el paso y abrirle las puertas de su corazón. Él trae cambio y transformación en su vida personal, espiritual y familiar. Comience una nueva vida.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=9315


Publicado en: Guerra Espiritual

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

Si nos atrevemos a creer, Dios obrará Una de los principios más comunes en nuestro tiempo se fundamenta en ver para creer como fundamento para el desarrollo de su fe. Tales personas en muchas [...]
Siento que Dios no responde a mis oraciones “Desde hace varios años he clamado a Dios por mis dos hijos, los dos adolescentes. Han sido rebeldes, situación que se complica si tenemos en cuenta que [...]
¿Cómo generar cambios al interior de la familia? 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes asuman algunas pautas que deben tener en cuenta los esposos para desarrollar un buen [...]
No ruegue que le den amor, valórese Me separé hace dos meses; o mejor, mi marido se fue de casa. Tiene mil argumentos para no seguir con esta relación. Por momentos pienso que tuve la culpa. No [...]
padres, hijos,
Trabaje en fundamentar sus hijos en sanos principios Cuando los noticiarios y los periódicos de Pennsyilvania informaron sobre la muerte colectiva protagonizada por Alex Hribal, un chico de 16 años, en una [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar